Archive for the ‘Se habla de…’ Category

Se habla de: elecciones 28-N en Haiti

Mañana hay elecciones. Y no me refiero a las de Cataluña, donde espero que luego no se sorprendan en caso de una abstención considerable, visto el espectáculo en el que se ha convertido, haciendo gala de nacionalismos a la defensiva atacando a otros, con spots “calientes” e incluso con videojuegos donde podías cargarte al cabeza de turco de turno, que para el PP no es otro que el inmigrante. Hubo un día en el que me gustó la política en España. Será que soy yo el anacrónico.

Pero las elecciones que sí que me preocupan son las que se van a celebrar en Haiti. Elecciones presidenciales en el país más pobre (en términos de renta per cápita) de todo América. Se busca inquilino/a de este edificio (imagen tras el terremoto):

Palacio Presidencial en Haiti tras el terremoto de Enero del 2010

En un país en el que todo presidente electo que no fuera del agrado de Francia años atrás, y EEUU en años recientes, duraba un asalto, la figura del presidente es ciertamente de “consideración”. ¿Qué pasará si sale electo algún presidente intervencionista que ponga un poco de orden en el saqueo americano?

Por si esto ya generase poca preocupación a nivel internacional, el terremoto del pasado Enero, las incesantes lluvias recientes y la epidemia de cólera, agravan aún más la preocupación internacional.

Claramente Haiti no está ahora para elecciones. Pero se van a celebrar. A EEUU y a la ONU interesa buscar un nuevo títere. Rápido que sino las protestas podrán conmigo, pensarán, intuyo. Las protestas contra las tropas de Naciones Unidas no cesan (la MINUSTAH), sobre todo en la capital Port-au-Prince. Ya van más de 1.600 muertos por la epidemia de cólera, que ya se ha extendido a 8 de los 10 departamentos del país. Parece ser que el origen radica en las tropas nepalís, según estudios recientes. La CBC canadiense (la misma que ha vinculado ahora a Hezbollah con la muerte de Hariri) ha realizado un estudio que así lo afirma.

No digo que no sea posible (en 100 años no ha habido casos de cólera en Haiti, y además Nepal ha sufrido repetidamente de la misma, además de estar sus tropas trabajando cerca de un río que desató la ola de contagios del cólera), pero es importante reseñar que en Haiti la brujería tiene un peso de dogma de fe muy alto, por lo que a la mínima que un brujo siente cátedra, rápidamente se difunde el tema entre la población.

Una haitiana afectada por el cólera en la puerta del Hospital General de Puerto Príncipe (Fuente: http://s3.amazonaws.com)

Sobre estas líneas, una de las imágenes que más me ha impactado en mucho tiempo. Además de las más de 1.600 muertes, en los hospitales ya se han atendido 20.00 personas. Estimaciones de [expertos] indican que se puede llegar hasta los 10.000 muertos. Y eso son cifras oficiales, porque el número de personas que mueren en las calles sin haber recibido tratamiento alguno hace que debamos ser bastante escépticos ante dichos guarismos.

La ayuda no llega, ni por parte de las Naciones Unidas ni otras agencias de ayuda. La ACNUR contabiliza 44 millones de refugiados en el mundo; en Haiti ya hay 3 millones de desplazados internos. Más de un millón de esos 3 millones de personas viven en campamentos, lo que facilita aún más que el cólera campe a sus anchas. Una enfermedad de rápida curación, en Haiti es de rápido contagio, derivado de la ausencia de agua potable y condiciones sanitarias decentes.

En Port-Au-Prince, la violencia entre haitianos y la MINUSTAH se recrudece. Y la violencia se está cebando sobre todo contra la campaña del Unity Party del presidente incumbente René Preval, títere de EEUU, y de su sucesor designado Jude Celestin.

El paso miércoles un grupo de seguidores del candidato Charles Henri Baker atacó la caravana electoral de Celestin. Se acusa a Préval de haber repartido armas por todo el país a sus hombres, además de haberse forrado a costa del pueblo, incluso en las condiciones en las que está el país en la actualidad. Los haitianos ni siquiera saben dónde podrán votar (¿os imagináis no tener el colegio de toda la vida al lado de casa para ir a votar?). Muchos de ellos hacen cola para obtener un documento que los acredite como haitianos, ya que perdieron TODO tras el terremoto (¿os imagináis estar sin DNI?). El pucherazo es una posibilidad cada vez más real.

Lo que sí está claro, es que todos los orígenes de la tragedia humanitaria actual vienen de lejos. Millones de haitianos han sido abandonados durante años indefensos frente a la explotación económica y la opresión política de la dominación capitalista de EEUU. Millones de haitianos, antes incluso del terremoto (donde recordemos murieron 250.000 personas), no tenían acceso a agua limpia y sanidad adecuada. El terremoto agravó la cosa, sí: 1.500.000 personas a vivir en las calles, creando el habitat idóneo para que una enfermedad como el cólera (insisto, que en España sería de fácil tratamiento) campe a sus anchas.

De esos 1,5 millones de vagabundos que dejó el terremoto, ninguno ha sido realojado en una vivienda de manera permanente (promesa americano tras el desastre). Sabiendo  que el agua potable sólo es accesible para aquellos que viven en vivendas y que pagan por ese servicio, ¿alguien se extraña que el 44% de los haitianos beba agua no tratada? ¿alguien se extraña que sólo el 70% de los que viven en los campamentos tengan acceso a letrinas no higiénicas y siempre con colas desesperantes?

Las tasas de natalidad no paran de crecer. No sería una mala noticia en situaciones normales, pero bajo las condiciones actuales, es caldo de cultivo para aumentar las terribles estadísticas de mortalidad infantil, de mujeres, etc.

La MINUSTAH culpa a los haitianos de querer desestabilizar las elecciones “democráticas”. Permítanme que cuestione tal afirmación. Si yo fuera haitiano, ¿qué pensaría de las fuerzas de Naciones Unidas (MINUSTAH) que llegaron de la mano de los marinos de EEUU tras el golpe de estado del 2004 orquestado por EEUU para expulsar al popular Jean-Bertrand Aristide?

Fanmi Lavalas, partido político que apoya la vuelta de Aristide, además de ser el único partido con un apoyo popular suficiente y organizado (el rapero no cuenta), tiene prohibida su participación en las elecciones. Bueno, lleva prohibida desde el golpe de estado del 2004. Nada nuevo bajo el sol. 19 candidatos, incluso una mujer que pudiera llegar a ser la primera mujer presidenta de Haiti, la centrista Mirlande Manigat. Es la actual favorita en las encuestas, pero, ¿alguien confía en estas encuestas bajo la situación en la que está Haiti?

3 millones de electores están llamados a votar. De esos 3 millones, muchos aún no saben si podrán votar por falta de documentación. En Cataluña, para las elecciones de mañana 5 millones. Imagínense que de esos 5 millones, 2 millones no supieran si mañana pueden votar.

La Organización Mundial para la Salud ha pedido 164 millones a la comunidad internacional para hacer frente al cólera. Han llegado poco más de 5 millones de dólares. En este artículo que escribí poco después de la tragedia, expuse que iban a ser necesarios 10.000 millones de € para rehacer la vida en Haiti. EEUU, unilateralmente (lo cual legitima aún menos sus acciones), como es ya costumbre, se había puesto al mando de los equipos de salvamento. EEUU lideraba el ranking de donaciones (qué menos).

¿Alguien sabe dónde ha quedado ese dinero? Algunos hablan de que apenas ha llegado el 15%. De Washington, que tiene la mayor responsabilidad de sus primus inter pares en Haiti, todavía se esperan los 1.500 millones de dólares que prometió (os lo traduzco: esperará a soltarle a cuando vea a Celestin, heredero del títere Préval, en el poder).

Es por todo ello, que considero bastante legítimo el enfado de los haitianos con Naciones Unidas y EEUU. Más de 10 meses después del terremoto, poco o nada se ha hecho para reconstruir Haiti. Fíjate qué cosas, quizás si EEUU hubiera hecho bien sus deberes, el cólera nunca se hubiera expandido. Pero no los ha hecho.

En estas condiciones, el cólera no se puede detener. Y la ausencia del Principio de Responsabilidad todavía está ahí. Qué fácil es utilizar el clásico “Siempre les toca lo peor a los más pobres” y eludir responsabilidades. El olvido de la etiología, el olvido que en todo efecto hay una causa. Qué triste 😦

Sobre estas líneas, una de las imágenes que más me ha impactado en mucho tiempo. Además de las más de 1.400 muertes, en los hospitales ya se han atendido 20.00 personas. Estimaciones de [expertos] indican que se puede llegar hasta los 10.000 muertos. Y eso son cifras oficiales, porque el número de personas que mueren en las calles sin haber recibido tratamiento alguno hace que debamos ser bastante escépticos ante dichos guarismos.

Israel: potencia tecnológica (y militar) y una nación desigual

El pasado sábado  se cumplieron 154 años del nacimiento de Louis Brandeis (1856 – 1941). Es uno de esos nombres cuya relación aportaciones – popularidad es sorprendente que sea tan baja. Fue Juez Asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos de 1916 a 1939, pero sobre todo se le conoce por ser el que mayor calificación media ha registrado en la Escuela de Derecho de Harvard (Harvard Law School) y por su activismo por el bien de la sociedad.

Desarrolló el concepto de derecho a la privacidad (tan de moda en nuestros días), escribió el libro El dinero de otras personas, dónde sugería cómo frenar el poder de los grandes bancos, lo que le llevaría años más tarde a luchar contra los monopolios y el consumismo de masas.

Y, centrando el tema, era miembro activo del movimiento sionista. Con Theodor Herzl como padre fundador, este movimiento tenía como objetivo impulsar la migración judía a la Tierra Prometida, consiguiendo fundar el Estado de Israel en 1948. Era la solución al conflicto judío del antisemitismo en Europa y Rusia.

Desde que comenzase la diáspora con el asentamiento romano del Siglo II, los judíos no han parado de ser perseguidos por el mundo, allá donde se han asentado.

La escasez agudiza el ingenio dicen algunos, y quizás por ello los judíos pasarán a los anales de la historia por su brillantez intelectual. Una estadística que tanto les gusta exponer: 1400 millones de musulmanes: 7 premios Nobel – 12 millones de judíos: 169 (ahora son ya 173). Brillantes hombres de negocios (en más de un museo he leído que se les reconoce como los padres de los bancos tradicionales, dada su habilidad por gestionar eficientemente el dinero), Louis Brandeis es uno de los muchos judíos que a lo largo de la historia han dejado imprenta por su intelecto.

173 Premios Nobel judíos, aproximadamente el 29% del total de los Premios Nobel. Simplemente en economía representan el 50% de todos los premadios. Nombres como Paul Samuelson, Milton Friedman o Robert Solow son grandes economistas (por lo menos a nivel teórico, otra cosa es la aplicación de sus ideas), pero también cabe destacar a la familia Rockefeller, Baruch Spinoza, Albert Einstein, Alan Greenspan, Woody Allen, Carl Sagan, George Soros, Levi Strauss, Ralph Lauren, Calvin Klein, Steven Spielberg o Frida Khalo como exponentes de la riqueza que han dejado (aquí se puede consultar una lista más extensa).

Sin embargo, tanto linaje cultural quizás haya actuado como una espada de Damocles en la actual Israel. En la actualidad, Israel además de ser la casa que por fin han reconquistado, es hogar también de uno de los mayores atropellos a los derechos humanos en vigor (conflicto árabe-israelí) y de inventos de dudoso honor de mención. Analicemos un poco la situación socio-económica de Israel.

Analizando las estadísticas económicas de Israel, rápidamente destaca por cumplir con el 0,7% sobre el PIB de ayuda al desarrollo (eso sí, no destinado a sus vecinos árabes), por un crecimiento del PIB destacado (en plena crisis se prevé que su PIB crezca casi un 4%), por un Índice de Desarrollo Humano elevado y, sobre todo, por liderar todos los rankings del mundo en cuanto a inversión en I+D+i.

Inversión en I+D sobre el PIB en % en las principales regiones (Fuente: http://www.uis.unesco.org/template/pdf/S&T/Factsheet_No2_ST_2009_EN.pdf)

Inversión en I+D sobre el PIB en % en las principales regiones (Fuente: http://www.uis.unesco.org/template/pdf/S&T/Factsheet_No2_ST_2009_EN.pdf)

El pasado Mayo, Israel fue admitida como 32º miembro de  pleno derecho de la OCDE. ¿Qué es la OCDE? Pues algo así como las pulseras locas de España de la economía. O tienes una o no estás a la moda. Así que ingresar en la OCDE (que no deja de ser un think-tank de economías desarrolladas, excluyendo la voz de millones de seres humanos) se ve como “estar a la moda” o ser un país desarrollado. La OCDE quería premiar los progresos de Israel, ya que, como exponían, se ha convertido en una economía desarrollada, con un PIB per cápita de 28.365 dólares. El 4º más alto en Oriente Próximo, superior a la suma del PIB per cápita de todos sus vecinos. Sólo los pequeños estados del Golfo Pérsico (léase países feudales como Bahrein, Emiratos Árabes Unidos o Kuwait) superan a Israel.

Sin embargo, estas cifras macroeconómicas esconden muchas otras cosas que paso a exponer a continuación.

Israel es una de los países más polarizados del mundo. En román paladino: unos pocos ganan mucho y otros muchos ganan poco. Vamos, una distribución de Pareto elevada a infinito. En palabras de bar: que los caramelos se reparten muy mal en Israel. Me explico.

Se han realizado muchos estudios (éste casualidad que he leído hoy) que exponen que las desigualdadas económicas tienen sus orígenes en períodos de esclavitud, en tratos de desigualdad. Israel tiene esos orígenes, los judíos (compisición mayoritaria en el actual estado de Israel) han estado perseguidos a lo largo de 2000 años en muchas partes del mundo.

Gracias a la gran cantidad de judíos que llegaron a Israel de la URSS (eso dicen los estudios sociológicos), Israel cuenta actualmente con el mayor número per capita de científicos e ingenieros, publicaciones científicas y registro de patentes (que siguen siendo, en mi opinión de manera ciertamente anacrónica, los indicadores de cuán innovador es un país).

Destinando casi un 5% del PIB a I+D+i (duplicando prácticamente lo que destinan otras potencias como EEUU, Japón o la Unión Europea), uno se pregunta, ¿y qué narices desarrollan en Israel? Pues inventos (pioneros, desarrollados inicialmente en Israel) tan variopintos como:

  • The Arrow: el misil anti-misiles más avanzado del mundo
  • Drones: aviones no tripulados que masacran Afganhistan y Pakistan día sí día también
  • Empresa médica Given Imaging y su píldora con cámara para el diagnóstico
  • Escánares MRI y CAT
  • Secuenciamiento en imágenes para tratamientos dentales y médicos
  • Riego por goteo
  • Los SMS

Las empresas de las TIC más potentes del mundo (léase angelitos como Microsoft, IBM o Google) tienen filiales en Israel, así como las principales empresas aeroespaciales y de aviación. Tel Aviv y su Silicon Wadi es el particular hub tecnológico de Israel.

Todo ello se deriva de que bajo el eufemismo I+D+i, en Israel se esconde un desenfrenado gasto militar. La denominación oficial del ejército israelí es Fuerzas de Defensa Israelíes, y la OCDE acepta la definición de Israel de su gasto militar como gasto en defensa. Israel gasta más en defensa que cualquier país de la OCDE (8% del PIB vs. 1,4% media resto OCDE), esos países que decíamos son los “más desarrollados”. Sin embargo, el gasto público civil (medidas anti-pobreza, educación, sanidad, transporte, seguridad social, etc.) es del 33% en Isreal, y en el resto de países “desarrollados” del 41%.

El problema es que todo ese despegue económico ha beneficiado a muy pocos. El actual primer ministro Netanyahu, en su época de ministro de finanzas desarrolló políticas pro-mercado que favorecieron a unos pocos niños con todos los caramelos del país. En Israel, casi 6.000 personas tienen al menos 1 millón de patrimonio en activos líquidos (fácilmente convertibles a dinero).

Entre 2005 y 2007 Israel “fabricó” más millonarios per cápita que cualquier otro país. Haaretz (diario israelí) calcula que los 500 más ricos (el 0,0066667% aprox.) tienen una riqueza de 75.000 millones de dólares, algo así como 150 millones cada uno. El PIB en 2009 de Israel fue de 205.000 millones de dólares, luego estos 500 más ricos se llevan casi un tercio de los caramelos en Israel.

Las 20 familias más ricas, controlan aproximadamente el 50% de la bolsa y el 25% de las principales empresas de Israel. Estas principales empresas son medios de comunicación, instituciones financieras y compañías tecnológicas, explicando la razón del porqué estas cosas no salen a la luz. Esta concentración familiar-empresarial está prohibida en los países desarrollados. En Israel no, pero según la OCDE, es un país “desarrollado”. Ni siquiera en la Arabia Saudí feudal (donde ya ni siquiera se puede utilizar Facebook) dominada por unas pocas familias hay tanta concentración.

El país hebreo no sale bien parada de las clasificaciones de distribución de la riqueza, clasificación que se manifiesta en los siguientes datos:

  • Según la ONG Adva Center, los principales directivos ganan 523.000 dólares al mes, 500 veces el salario medio mensual de 1.440 (en EEUU, otro país con desigualdades brutales, el ratio es 80 a 1).
  • Más del 20% de la población viven en la pobreza (ganan menos del 50% de la media). Casi el 34% de los infantes viven en la  pobreza. Sólo EEUU, entre los “selectos de la OCDE” supera dichas cifras.
  • En la última década, el PIB ha subido un 30%. La parte del PIB que aportan los empresarios ha crecido del 14 al 17%, mientras que lo que aportan los trabajadores ha caído del 66 al 60%. Más para el amo, y menos para el esclavo. La economía (El PIB) crece al 5%, los salarios de los trabajadores caen al 3-4% anualmente.

Lo que encima estas cifras esconden en es la desigualdad racial. Antes decía que la desigualdad económica (según estudios de gente que sabe, no de gente como yo) es un derivado de períodos de esclavitud anterior. Pues la desigualdad racial es la derivada segunda, especialmente agudizada en el país hebreo:

  • El desempleo entre la población árabe alcanza el 27% (7,7% tasa de desempleo general en Israel).
  • La renta per cápita de la población árabe es de $6.756, frente a los $19.150 de los judíos.
  • Los árabes representan el 20% de la población, pero durante el 2009 apenas recibieron el 4% del presupuesto en educación y el 8% del presupuesto para el Estado del Bienestar (las escuelas de los judíos ortodoxos Haredi son públicamente financiadas, etnía judía con el 65% de sus miembros que no trabajan por las ayudas públicas).
  • El número de familias árabes que viven por debajo del umbral de la pobreza es 3 veces mayor que el número de familias judías. El 50% de los niños que viven en la pobreza son árabes.

Cifras que hace que EEUU parezca un país equilibrado, donde desde 2002 y 2006, 2/3 del PIB fue a parar al 1% más rico, y el 90% más pobre recibió un mero 12% de la riqueza.

Y sí, me he olvidado del conflicto árabe-israelí, pero es que quería tener una mañana  sin tener que enfadarme. Por cierto, acabo de leer que Israel ha descubierto importantes reservas de gas. Apaga y vámonos.

Se habla de: legislativas EEUU 2010, “posibles” consecuencias económicas

Ya conocemos los resultados de las elecciones legislativas en EEUU. Como se veía venir por los resultados de las encuestas, duro varapalo para el Partido Demócrata del presidente Obama. En EEUU, las legislativas son un buen termómetro para las posteriores elecciones presidenciales, así que el mensaje para el presidente Obama es claro: tendrá que emprender un proyecto renovado.

En estas elecciones, se ponían a escrutinio del pueblo americano toda la House of Representatives (el Congreso o cámara baja, los 437 escaños del mismo), 37 asientos del Senado (la camara alta, de un total de 100 asientos) y 37 governadores.

Eso en términos generales para todos los estados, porque por ejemplo en el estado que estoy ahora (Massachussets), también votaban al sheriff, fiscal general, comptroller (polémico por cierto, ya que al parecer la vencedora había defraudado al fisco anteriormente), etc. También votaban algunas enmiendas, como por ejemplo subir los impuestos al consumo (un pseudo-IVA que cada estado aplica como quiere) y otras medidas. Entre ellas, una que me ha llevado a tener una gran conversación durante la comida de hoy, ya que votaban para que el gobernador, representando al estado, en caso de visitar Israel deberá hacerles saber a las autoridades hebreas que Massachussets no está a favor de su política con Palestina.

La economía ha pesado y mucho en estas votaciones (en general), basta repasar los principales resultados (provisionales) de las elecciones:

  • El Partido Demócrata conserva por la mínima la mayoría en el Senado. 51 asientos para los demócratas, 47 para los republicanos y 2 para los independientes. Son resultados provisionales, de ahí que todavía no sumen los 100 escaños totales. Quizás lo más preocupante en esta cámara es que el Tea Party, ese movimiento ultraconservador del que tanto se ha oído hablar, ha colado a Marco Rubio por Florida y Rand Paul por Kentucky.
  • El Partido Demócrata pierde más de 60 escaños en el Congreso, el mayor vuelco electoral desde la época Clinton. El partido republicano tendrá la mayoría ahora en este cámara. 243 escaños para los republicanos, 189 para los demócratas.  haya colado hasta 30 representantes en esta cámara.

Otros Tea Party’s como Paladino (el que realizó esas horrorosas declaraciones sobre los homosexuales recientemente), por suerte (más bien, por lógica), no han conseguido salir elegidos (en este caso, Cuomo será el nuevo gobernador en el estado de New York).

Por cierto, hoy aquí en EEUU nadie apenas habla de ello, pero finalmente parece que la marihuana no será legalizada en California (resultados provisionales también).

Al grano. ¿Cómo de importantes son los resultados de estas elecciones legislativos?  Muy relevantes, al fin y al cabo, ambas cámaras son las que validan las leyes en EEUU, país que suele generar portadas de periódicas con muchas de las polémicas que promulga.

El Senado es la cámara más importante de las 2. Al haber menos senadores que congresistas (100 vs. 435), tener una duración mayor sus cargos (6 años vs. 2), la estabilidad es mayor, siendo menos partidistas y menos influenciado por la opinión pública que el Congreso. Además, el Senado tiene varios poderes exclusivos, como por ejemplo que el Presidente no puede ratificar tratados internacionales o realizar designaciones importantes de autoridades (embajadores, miembros de la Corte Suprema, miembros del Gabinete, etc.) sin el consentimiento del Senado.

Es por ello, que si los demócratas hubieran perdido también el Senado el futuro hubiera cambiado aún más.

A lo largo de la historia, los mayores vuelcos electorales han tenido gran transfondo político. Aquí expongo algunos, para sacar a colación lo que puede cambiar a partir de ahora en EEUU, y por ende, en el resto del mundo (ya sabéis eso de que si EEUU estornuda, el resto del mundo se resfría):

  • 1938, fin del New Deal: los republicanos ganaron 81 asientos del Congreso, y juntándose a los demócratas conservadores, pusieron fin a la política expansiva del New Deal de Franklin Delano Roosevelt (el por muchos considerado como el mejor presidente de la historia de EEUU).
  • 1946, cansados de la guerra: un año después de la muerte de FDR y el fin de la II Guerra Mundial, un pueblo americano harto de la guerra y de la economía, hizo que los republicanos ganasen 55 escaños del Congreso y 13 en el Senado.
  • 1966, bloqueo a Johnson: el populismo de la Great Society (eliminar la discriminación racial y la pobreza), Medicare (cobertura médica para los mayores de 65 años) y la Voting Rights Act (eliminar discrimnaciones raciales en los votos, dando entrada a los afroamericanos) se vio eclipsada por la inflación, la sombra de Vietnam y las revueltas raciales, lo que hizo que los republicanos ganasen 47 asientos del Congreso.
  • 1974, tras el Watergate: tras la dimisión de Nixon por el escándalo Watergate (espionaje al Partido Demócrata, permitido e instigado por el propio presidente Nixon, el que también abolió el patrón oro y la estabilidad de  la política monetaria que hoy en día muchos añoran con la Guerra de Divisas), los demócratas ganaron 49 escaños en el Congreso y 4 en el Senado.
  • 1978, era pre-Reagan: la economía y los tratados de cesión de la soberanía del canal de Panamá a Panamá (¡qué menos!), hicieron que el demócrata Carter lo pagase con la pérdida de 15 escaños en el Congreso y 3 en el Senado a manos republicanas.
  • 1982, Reagan vs demócratas: la campaña demócrata contra las medidas ecónomicas del actor, uy, perdón, presidente Reagan (las llamadas Reaganomics), provocaron que los demócratas lograsen 26 escaños para el Congreso.
  • 1994, el GOP alcanza la mayoría: los republicanos lograron 54 escaños del Congreso y 8 del Senado, para alcanzar la mayoría en ambas cámaras (en el Congreso por primera vez en 40 años). La falta de liderazgo de Clinton ayudó a ello.
  • 2006, profecía de las elecciones del 2008: la guerra de Iraq, la dejadez de Bush con la tragedia en New Orleans tras el huracán Katrina, los esfuerzos por privatizar la Seguridad Social, etc. provocó al resurgimiento de los demócratas, recuperando la mayoría en ambas cámaras (tras la pérdida de ambas en 1994), tras ganar 31 asientos en el Congreso y 6 en el Senado.

¿Y este nuevo giro a la derecha, este giro a los republicanos, en qué afecta a la economía? Si han ganado los republicanos, ha sido básicamente porque veían un futuro económico poco halagüeño con Obama, ¿qué podemos esperar ahora? Algunas reflexiones que hago en caliente, y que hacen que yo personalmente no confíe en que los republicanos puedan aportar lo que EEUU necesita:

  • Obama necesita definirse. Recuerdo que cuando viví las elecciones presidenciales en 2008, preguntaba mucho eso de, ¿por qué votas a Obama? (cabe recordar que en EEUU se vota a la persona, no al partido) Muchos me decían que porque recogía lo que él/ella quería. Me resultaba curioso, ya que era gente muy dispar. Esa ambigüedad le sirvió para ganar, pero ahora debe definirse. Sobre todo en términos económicos. Los programas fiscales expansivos han servido para arreglar agujeros que había que arreglar, ha seguido una política monetaria más por convección que por convinción. Ahora tiene que posicionarse como ese socialista (más impulso aún de los servicios sociales) al que muchos califican, o como un liberal conservador (quizás el perfil más ambicioso al que un progresista puede aspirar en unas instituciones políticas tan burocráticas en EEUU, con lobbys, financiaciones de partidos ilimitadas y apersonales, etc.) que a otros muchos gustaría que fuera.
  • El problema de EEUU no sólo es la tasa de desempleo actual, sino también su futuro incierto. La burbuja de deuda en la que viven es un problema, pero lo es más aún la incertidumbre del modelo productivo americano. ¿Tecnología? ¿Se centrarán en diseño y marketing externalizando finalmente todo? ¿Biotecnología? ¿Energías renovables? En todos esos campos ahora hay muchos competidores, y en casi todos, con líderes sólidos fuera de EEUU. Futuro incierto.
  • La última vez que las cámaras legislativas eran dominadas por republicanos (aunque esta vez el Senado se salva por los pelos) y la presidencia por los demócratas fue durante los años 1995 a 2000. Lo gente lo recuerda como una época de creación de puestos de trabajo y auge. Una falta de etiología total, desconexión de la causa-efecto. En aquel entonces el boom venía de la burbuja tecnológica que luego explotaría en 2001. El partido demócrata y el republicano trabajaron codo con codo por el bien de la nación. No creo que nadie espere lo mismo ahora. Los republicanos no harán concesiones, el Tea Party saltaría al cuello.
  • La economía no es la de 1995. En 1995, la economía tenía una mejor salud. La deuda no era la actual, el boom tecnológico venía acompañado de inversiones importantes. La política monetaria se centraba en enfríar el recalentamiento de la economía (subir tipos de interés) para luchar contra la inflación. La FED podía hacerlo por ella misma, sin necesitar nada de los políticos. Ahora la situación es la contraria: se teme la deflación. La FED no puede bajar aún más los tipos, necesita a los políticos, políticos que no se pondrán de acuerdo por mucho que la economía de sus ciudadanos lo necesiten. Los republicanos lucharán por recortar el déficit y la política expansiva; los demócratas verían sus programas (que van en la línea justo opuesta) frenados.
  • Más inversión, menos gasto: EEUU tiene que recortar gastos improductivos y aumentar la inversión productiva. Muchas subvenciones a los mal llamados biocombustibles (que en realidad no son más que agrocombustibles), deducciones fiscales que vienen de la era pre-Bush que no hacen más que favorecer a las clases más pudientes, etc. deberían ser revisadas. En su lugar, apostar por la investigación y la creación de empresas y sus inversiones correspondientes con deducciones fiscales más fuertes (no sólo las actuales para PYMEs), inversión en educación y dejar de privatizarla, apostar por la integración social de los hispanos y afroamericanos (que a día de hoy siguen igual de mitificados para muchas profesiones donde pudieran aportar muchas cosas interesantes), etc.
  • La economía americana depende en gran medida (aproximadamente 2/3) del consumo interno. El consumo no acaba a arrancar (como muestra que el PIB sólo haya crecido un 2%), y el hecho de que la deuda haya caído por un aumento del ahorro personal (ha pasado del 5,5 al 5,9%) se debe en gran medida a la suspensión de pagos en tarjetas de crédito o a las polémicas ejecuciones hipotecarias. ¿Cómo reflotar el consumo interno sin dañar a las tan adoradas instituciones financieras (40% del PIB en EEUU)?

Pequeñas reflexiones desde la Bentley University en Boston. Seguiremos informando.

España imitará a Alemania

Decía recientemente José Luis Rodríguez Zapatero en los medios españoles que estaba adoptando las duras medidas de ajuste presupuestario en la línea de las que tomó en su día el ex-canciller Gerhard Schröder en Alemania durante su estancia al mando del ejecutivo alemán (1998-2005).

No es la primera vez que España mira a Alemania como su hermano mayor del que aprender o como el primo carnal con el cuál compararse. En Enero del 2007, cuando España crecía al 4%, Zapatero expuso que para el 2010 la renta per cápita de España superaría la alemana y la italiana.

En dicho Enero, además de que pasamos mejores Navidades que estas últimas, había un superávit del 1,6% sobre el PIB y había previsiones que la deuda se reduciría hasta el 30%. Se hablaba de rebajas de impuestos y la construcción seguiría subiendo sin parar (y eso que el precio de la vivienda ya se había estancado).

Han pasado 4 años, y ya vemos el hermano mayor sigue siendo el mayor. Sí que se han rebajado los impuestos, pero sólo a los ricos, ya que a la clase media (que en España somos casi todos) se le han subido los impuestos. Además, ahora no se habla de rentas per cápita superiores, sino de moderación salarial (sino se dicen cosas aún peores), ya que es la válvula de escape para que no se pierda competitividad y se pueda exportar.

Es la moda, hablar en el café o en el médico que nos tenemos que bajar los sueldos. Estaría muy bien pensar en que quizás por consenso nacional (¿consenso qué?) todos debamos apretarnos el cinturón, pero aquí hay una obviedad que muchos están ignorando. Si nos bajamos el sueldo, ¿también bajarán los precios no? Quiero decir, ¿si yo como persona me bajo el sueldo las empresas harán lo mismo y bajarán los precios no?

¡Y un jamón! El viernes pasado publicaba El País como la brecha entre salarios y precios era cada vez mayor. En román paladino: que el pan y la leche me cuesta más y yo cada día gano menos. En concreto, el incremento salarial pactado en los 2.031 convenios colectivos firmados de enero a septiembre del 2010 asciende hasta el 1,31%, mientras que el IPC (ese indicador que refleja de algún modo cuánto sube el coste de la vida) adelantado de septiembre del 2010 apunta que la inflación escaló hasta el 2%. Casi siete décimas de diferencia.

En Diciembre del 2009, patronal y sindicatos, en el acuerdo interconfederal de negociación colectiva (ANC) del 2010-2012, firmaron la contención salarial para poder mantener el empleo. La patronal (esa entidad que representa a los patronos capitalistas, cuyos intereses distan mucho de los de los trabajadores), parece (otorgo el beneficio de la duda) no haber respetado ni una cosa ni otra: en Septiembre más parados de nuevo, y encima las empresas no moderan los precios para no mermar la capacidad adquisitiva de los españoles.

Esto que a cualquiera de nosotros nos parece una falta de respeto a la dignidad humana (no sólo por el hecho de que luego en España nos quedamos de que no hay demanda privada y que así será difícil salir de la crisis), parece una praxis semi-histórica. Como señala este artículo del siempre genial Vincenc Navarro, entre 1999 y 2008, las mayores empresas españolas vieron aumentar sus beneficios netos un 73% (casi el doble de la media de la UE-15), mientras que los costes laborales aumentaron durante el mismo periodo un 3,7% (casi cinco veces menos que en la UE-15). De nuevo en román paladino: las empresas españolas cada vez ganan más, pero los trabajadores no ven dicho incrementado reflejado en sus nóminas.

Lo más indignante de analizar todo esto es leer luego en un artículo MUY tendencioso de The Economist que los problemas de España se resumen en la rigidez del sistema laboral-salarial, mentando como en 2009 los salarios medios subieron un 3% a pesar de la débil economía. ¡¡FALTABA MÁS POR DIOS!!

Y un siempre ingenuo yo, se pregunta que si el sistema laboral es tan rígido no se entiende cómo se han podido destruir 2 millones de empleos desde el inicio de la crisis. Quizás el problema radique en la alta tasa de temporalidad, que distan mucho de ser contratos rígidos. De hecho, tal y como sí bien señala el artículo previamente enlazado, aproximadamente el 25% de los empleos son temporales en España, sólo superados por Polonia:

% contratos temporales respecto al total de empleos

% contratos temporales respecto al total de empleos (Fuente: http://www.economist.com)

El panorama en España no tiene que ser muy esperanzador si 1 de cada 4 contratos tienen una duración predeterminada. Poca estabilidad en la producción de empresas, es decir, poca confianza del mercado. Menos mal que se sacó adelante la Reforma Laboral para arreglar todos los males y evitar tanta temporalidad en los contratos. El problema es que su eficacia dista mucho de ser la deseada: el 93,4% de los nuevos contratos realizados en Agosto del 2010 fueron temporales. Y encima ahora el despido es más barato, tócate los pies…

Quizás uno empiece a entender porqué Zapatero quiere imitar Alemania al leer que el otro día el ministro de economía alemán pedía (no tiene la potestad de exigir, ya que como en España, eso queda en manos de las negociaciones colectivas entre patronal y sindicatos), pedía subidas salariales acordes a la velocidad de la locomotora alemana. Lógico, todo el mundo pidiendo que Alemania aumente su demanda interna para equilibrar su economía y así depender menos de las exportaciones, ¿pues habrá que subir los salarios de los alemanes no?

¿Es esto lo que va a imitar Zapatero del modelo alemán? No, Zapatero quiere ir más atrás en el tiempo, a la citada época de Schröder.  Lo que quizás debiera saber Zapatero es que esas medidas de austeridad emprendidas por su colega alemán fueron el principio del fin para la socialdemocracia (la supuesta aureola política del PSOE) alemana.

El programa de Schröder incluyó congelación de las pensiones (Zapatero acometió esta reforma en Mayo del 2010), aumento de la edad de jubilación de 65 a 67 años (todo pinta a que sea la próxima reforma de recorte social que haga el ejecutivo del leonés), reformas fiscales regresivas (en España en 2008 se eliminó el Impuesto sobre el Patrimonio, impuesto que pagaban los ricos, los que tienen patrimonio vamos) y reestructuración de la negociación colectiva (recién aprobada Reforma Laboral, que debilita la posición de la negociación colectiva frente a problemas “objetivos” que tuviera la empresa).

Vamos, que Zapatero no miente, está siguiendo el modelo alemán. En Alemania, estas reformas fueron complementadas con la reducción de salarios de los trabajadores y aumento de las ganancias empresariales (¿os suena a algo de lo que os he contado antes de España?), y por ende, a la banca alemana, dinero que luego se ha prestado a los países de burbujas inmobiliarias.

El problema de todo esto es que Alemania (ese espejo en el que siempre pensamos debemos mirarnos los europeos) sufre una polarización social manifiesta ahora mismo. Hay pocos que tienen mucho, y muchos que tienen poco, que se puede resumir en los siguientes puntos:

  • Alemania ha pasado a ser el país de la UE-15 en el que las desigualdades sociales y la pobreza crecieron más rápidamente: el número de salarios por debajo del promedio salarial de Alemania subió de manera muy notable.
  • Las cifras concretas que recientemente el Socialist Equality Party anunciaba en una manifestación contra una obra ferroviaria son las siguientes:
    • Los recortes presupuestarios federales, estatales (los länder, lo que en España serían las Comunidades Autónomas) y municipales están afectando a la construcción de escuelas, centros públicos e infraestructuras, mientras el gobierno salva a la élite bancaria del desastre.
    • 7 millones de personas viven por las prestaciones del Estado del Bienestar, mientras 8 millones sobreviven con trabajos precarios.
    • Mientras, el número de familias millonarias alemanas ha crecido un 23% hasta las 430.000.
    • El gobierno alemán, que estudia quitar el servicio militar para reducir gastos, mantiene a sus tropas en Afganhistan, a pesar de que nunca se ha propuesto debatir tal decisión en referendum (dado que la población alemana votaría masivamente al No).
    • El ejecutivo alemán ha alargado la vida útil de las centrales nucleares, pese a que algunos reactores están en entre dicho en cuanto a seguridad.
    • El gobierno de la que hasta hace poco era la mujer más influyente del mundo, Angela Merkel, ha anunciado reformas en el sector sanitario que claramente benefician al lobby farmacéutico.

Todos los puntos previamente listados tienen su transposición en España también. Realmente, lo tiene fácil Zapatero para imitar el modelo alemán de Schröder, pero también lo tiene fácil para que caiga el modelo socialdemócrata en España y hundir al PSOE.

Por cierto, ¿para cuando una Ley de Hierro de ganancia de las empresas?

Cooperativas alternativas que funcionan

Ya he hablado en más de una ocasión de mi apuesta por la cooperativas como modelo organizativo (si queréis llamadlo forma jurídica) del Siglo XXI (por decirlo de manera bonita). En una cooperativa la figura central es la persona. En una cooperativa juntamos el capital y el trabajo en la misma persona. En una cooperativa, la comunicación es horizontal, de tú a tú. En una cooperativa no existe la figura del jefe. Todos son jefes y empleados.

Incluso la propia definición que da el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio me gusta: “Sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y baja voluntaria, para realizar actividades empresariales, encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democrático.

Es bien sabido que Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) es la mayor cooperativa del mundo. La tenemos aquí en el País Vasco: 103.000 empleados, 84.000 de los cuales son cooperativistas. Y ya veis como el buscador de los buscadores devuelve una gran amplitud de resultados buscando por las mayores cooperativas del mundo. Vamos, que parece que es una apuesta que han realizado muchos a lo largo del mundo.

Muchos todavía conviven con el cliché preconcebido que las cooperativas acaban convirtiéndose en sociedades capitalistas. Las comparaciones son odiosas, pero dado que tras la Gran Depresión, se dio esta reconversión de cooperativas a sociedades capitalistas (¿os suena eso del capitalismo no?), pues de un caso particular, proceso deductivo realizado.

No estoy de acuerdo. Y por ello, hoy vengo a exponer casos de éxito, en sectores menos conocidos, de cooperativas que triunfan. No hay que irse a EEUU para hablar de casos de éxito, pero hoy os presento algunos de allá que aquí se conocerán menos:

1. Cooperativas en el sector sanitario en EEUU

Como comenté en el artículo sobre la reforma sanitaria de Obama, en EEUU, el tema de la sanidad es uno de esos temas que mejor no toques. Una sanidad pública irrita a los conservadores (republicanos y el ala más tradicional de los demócratas).

Es por ello, que la alternativa de las cooperativas está empezando a florecer en el debate público. Existen casos de éxito en varios lugares de EEUU, y todos se asientan en los mismos principios: conseguir una mayor cobertura con un menor coste para los miembros. Los beneficios que se obtienen son reinvertidos en los pacientes y los costes asociados.

Claramente son una alternativa de reducción de costes (que es el segundo objetivo prioritario de la reforma, además de dar cobertura a esos 46 millones de ciudadanos que no gozan de la misma), y lo que es más importante, como decía al principio, una cooperativa se asienta sobre la política de libre adhesión y baja voluntaria, por lo que solventaría el problema que sufren ahora muchos americanos que ven como las aseguradores les niegan la entrada.

2. Cooperativas en las cocinas de EEUU

El titular de esta noticia lo dice todo: ahorrar tiempo y stress con las cooperativas. Y es que hoy en día la cocina ha dejado de ser un sitio donde las familias pasan un rato de descanso y relax, ya que ahora ambos miembros de la familia se han incorporado al mundo laboral. Ya no hay tiempo para cocinar. La vida es puro stress, no sólo en EEUU, sino en la mayoría de las economías occidentales.

La historia que expone la noticia cuenta la historia de una familia de Brooklyn que ha pasado a formar parte de una cooperativa, y ahora tiene la oportunidad de comer variado y todo casero, y por si no fuera poco, sólo una fracción de todo lo que comen es cocinado por la propia familia.

¿Cómo se consigue esto? Pues con el carácter solidario y colaborador de toda sociedad cooperativa. En la cocina, éstas se basan en acuerdos de 2 ó 3 individuos o familias para preparar comidas para todos, formando familias más grandes con todos los miembros de la cooperativa. Todo ello, bajo una detallada programación, de forma que se posibilita reducir tiempo en la cocina mientras se amplia la calidad y la variedad de la comida que se degusta.

Una vez a la semana, cada familia cocina en ingentes cantidades para nutrir con una ración de un plato determinado bajo una planificación previa (así hay variedad nutricional) a todos los miembros adultos (los niños son “tasados” con medias raciones). Lo cocinado se empaqueta en contenedores reciclables, añadiendo instrucciones  y/o comentarios si es preciso algún detalle.

Posteriormente, las diferentes familias se reúnen para distribuirse lo cocinado. Incluso, de esta forma, se consigue distribuir a otros lo que a una familia hubiera podido sobrar de la comida anterior (esto me parece un campo importante que se debiera trabajar, dado que en EEUU, y supongo que en otras economías desarolladas la proporción será similar, el 25% de la comida es desperdiciada, el equivalente a 350 millones de barriles de petróleo o 2% del total de consumo energético del segundo país más contaminante del mundo, y sobre un 15% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza).

Además, ¿el beneficio económico de no tener que almacenar comida en el refrigerador o el congelador? ¿el beneficio de no tener que acudir tantas veces al supermercado? ¿el beneficio de no tener que poner el lavavajillas después de todas las comidas? ¿el beneficio de poder invertir (el tiempo es nuestro mayor activo) el tiempo de ir al supermercado en otras tareas más productivas? Espero haberos convencido, y sino, quizás lo hagan los 75 dólares semanales que se ahorra la familia que cita el artículo.

Se me ocurre, al hilo de este tipo de cooperativas, que España podría montar algo parecido para el plan de distribución gratuita de alimentos a las personas más necesitas. Con los 75 millones de € que destina ahora mismo, podría montar una red para recoger la comida que sobra y tiramos a diario a la basura. ¿Os imagináis la posibilidad de montar una empresa que se encargase de recoger esta comida y luego darla a los más necesitados? Lo he pensado 1000 veces.. ¡así que ánimo jóvenes emprendedores! (qué viejo estoy…)

3. Cooperativas en el sector residencial

CHF international fue fundada en 1952 como una corporación, pero con el tiempo se dio cuenta que era mejor cooperar, dando entrada a nuevos miembros, y así poder crecer en ayudar a las familias con bajos ingresos en mejorar sus condiciones de vida a través de la construcción de sus propias casas. Es decir, juntémonos, y construyamos entre varios nuestro propio entorno familiar.

Una vez cooperativa, CHF hoy en día, además de microfinanciación para viviendas, también ofrece dichos servicios en áreas de desastre, gestión medioambiental, rehabilitación de estructuras, desarrollo económico, respuesta a conflictos, etc.

Esta alternativa de cooperativa sí que sea quizás lo que más conozcamos por estos lares, ya que son bastante comunes las cooperativas que se juntan para la construcción de viviendas de protección oficial, o personas que comparten una preocupación medioambiental y se deciden a emprender un proyecto común amparado en la instalación de placas fotovoltaicas, etc.

4. Cooperativas en el sector de la distribución

También conocido esto de las cooperativas en la distribución en nuestro mundo occidental (Eroski en España es buena prueba de ello), pero expongo un ejemplo a nivel más de barrio. ¿Os imagináis una tienda de barrio de toda la vida que sea una cooperativa en la que todos trabajamos y compramos a la vez? Pues algo así está triunfando en EEUU.

Buen ejemplo de ello es Park Slope Food Coop, que no sólo funciona de modo cooperativo, sino que además con productos orgánicos y con bolsas recicables (que tanta falta hacen en un mundo cuyas emisiones de CO2 son aportadas en un 60% por la agricultura intensiva derivada de los fertilizantes, insecticidas, transgénicos, etc.).

Como cuenta este artículo, fácil modus operandi: los propietarios y los consumidores son la misma persona. Con una facturación de casi 40 millones de dólares el último año fiscal, exige a todos los miembros de la cooperativa trabajar en ella (por amor al arte claro) y sólo los miembros de la cooperativa pueden comprar. Los únicos requisitos para ser miembro es depositar 100 dólares a fondo perdido, más 25 dólares de fianza.

Cuenta con 15.100 miembros (es un barrio grande sí), 65 de ellos trabajando a tiempo completo, y el resto dedican 2 horas y 45 minutos cada cuatro semanas en trabajos como cortar el queso que compran al por mayor para ahorrar gastos, cuidado de los hijos de otros miembros de la cooperativa mientras sirven a los clientes-miembro que vienen, etc.

Mientras que en otras cooperativas de este estilo existen diferentes formas de asociarse (básicamente pagar más para no tener que trabajar), en esta todo es igualitario, todos somos iguales ante la ley y la cooperativa 🙂

Los ahorros de costes en una cooperativa de este estilo son inmediatos, dado que en una tienda habitual los dos costes con mayor carga son la mano de obra (“gratis” en este caso) y el coste de los productos de venta (se compran al por mayor, y se distribuyen en menores raciones por los propios miembros). Según los propios cooperativistas, PSFC les permite ahorrar hasta un 20-40% de la factura que antes tenían todos los meses. ¿Por qué? Porque aquí no interesa lucrarse, así que los márgenes de la cooperativa son los justos para mantenerla a flote.

Actualmente existen ya 200 cooperativas de este estilo en EEUU.

 

Cooperemos, seamos solidarios y democráticos, y dejemos de buscar el bien individual como medio de regulación del mercado, que diría Adam Smith. Más altruismo, menos hedonismo individualista.

La unificación alemana y su repercusión en las hipotecas en España

Esta mañana leía un artículo en el que el autor decía como él estuvo pagando intereses al 18% cuando en el año 1982 se metió en un préstamo hipotecario. El otro día mantuve una conversación parecida con mi ama, en la que me dijo que ahora podemos hacer frente a los préstamos hipotecarios con mayor facilidad que cuando ella pagaba un 12-14% por un préstamo en los años 80 (allá por cuando nací). Y me parece un tema interesante a tratar, ya que en clase me dí cuenta como la gente presupone que los tipos de interés han estado siempre al nivel actual, y que los récords del Euribor (referencia para la mayoría de los préstamos hipotecarios) del 2008 fueron un techo poco menos que histórico. Hagamos un poco de historia para explicar qué pasaba por los 80.

En un artículo que escribí hace unas semanas, hablé sobre como Alemania es una economía que exporta muchísimo con poco consumo a nivel interno, hecho que favorecía su competividad y provocaba divergencias y desigualdades en el seno de sus 26 vecinos de la Unión Europea. Y vuelvo a exponer en el artículo de hoy otra de las repercusiones que trajo la reunificación alemana y la integración de dos sociedades con nivel de vida diferente (bajos salarios y mucho paro en el este, frente a salarios altos y poco paro en el oeste).

En Marzo de 1989, entró en vigor el Sistema Monetario Europeo (SME) como sistema que estabilizase la política monetaria (sobre todo para conseguir a largo plazo de la integración monetaria europea, que luego resultó en el €) en la Unión Europea, una vez que Nixon había decidido unilateralmente abolir el Sistema de Bretton Woods por la imposibilidad de financiar los crecientes gastos que le reportaba a EEUU la Guerra de Vietnam.

El SME se articulaba en torno al mecanismo de tipos de cambio (o MTC), un sistema voluntario de tipos de cambio semi-fijos, que estaba centrado en el ECU, la divisa antecesora del euro. En un sistema de tipo de cambio fijos como el SME (aunque en realidad era un sistema que permitía unas bandas de fluctuación), ningún país podía alterar su tipo de interés si el resto de los países no alteraban el suyo. Un sistema monetario cooperativo y solidario (aunque veremos dentro de poco que no lo era tanto, y había un “mandón“).

El 16 de Septiembre de 1992 (sólo 3 años después de la implantación del sistema), hubo un miércoles negro: la peseta, devaluada (se devaluó dos veces más en los meses siguientes y una cuarta, la última de la historia, en 1995); la libra esterlina (previo ataque especulativo del amigo George Soros por medio, saltando a la fama por ganar 1.000 millones de dólares un mismo día.) y la lira italiana, fuera del Sistema Monetario Europeo (SME), y muchos empezaron a dudar de la estabilidad de este sistema de tipos de cambio fijo. Es lo que muchos llaman ahora como la primera gran crisis del € (aunque todavía no existía).

Y como pasa en la historia más reciente con la formación de las burbujas europeas, todo tiene su origen en Alemania, en los altos tipos de interés del marco. El proceso de reunificación de Alemania había disparado el gasto público, aumentó el déficit presupuestario y la inflación, por lo que el Bundesbank (banco central de Alemania) elevó los tipos de interés como contramedida.

Antes he dicho que la divisa de referencia era el ECU, pero como ocurre ahora con el €, los dictámenes venían de Alemania. En la práctica, el marco era la referencia, dado que Alemania era la economía más fuerte y su política económica la que más confianza transmitía a los mercados (ya sabéis, los financieros, que los de melones o lechugas ya no existen).

Bajo el SME ningún país podía unilateralmente alterar sus tipos de interés, salvo que todos al unísono lo hicieran. ¿Cómo cambiaban entonces los tipos de interés? Dos posibilidades:

  1. Que todos los países miembros coordinasen las variaciones de sus tipos de interés.
  2. Que uno de ellos fuera el líder y tirase del carro.

Esta segunda posibilidad era la que se daba. Alemania asumió el papel de líder. Si el marco se apreciaba, iban detrás la libra, la lira y la peseta. Sin embargo, estas subidas eran menos creíbles en el mercado, de modo que empezaron a cundir las sospechas de devaluaciones y, con ellas, las fugas de las monedas débiles (lira o peseta) al marco. También la reducción de los tipos de interés de los dólares desvió inversión al marco. Los inversores se iban al marco.

El problema vino con la reunificación. El Bundesbank tuvo que frenar con altos tipos de interés un posible recalentamiento de la economía (como está haciendo la India ahora, por ejemplo), ya que las transferencias de capital a la Alemania Oriental y una mayor inversión provocaron un gran aumento de la demanda.

Posiblemente fue una decisión acertada para la nueva Alemania unida. Pero no para sus vecinos europeos. La demanda no aumentó en el resto de países, pero para seguir en el SME, se hubo de aceptar esos tipos de interés tan altos. El tipo de cambio ya no era sostenible para los socios europeos. De hecho en los países periféricos, cayó la demanda y la producción. Quizás ahora se entienda mejor la grave crisis económica de España del año 1993, con un paro que llegó al 24%.

Estamos relacionando los tipos de interés, la inflación y sus consecuencias (desempleo). ¿Parecen variables importantes no? Sí, y mucho, ya que son las variables que definen el entorno macroeconómico de cualquier país, y éste, a su vez, en la decisión de consumir (inflación alta, tipos de interés bajos) o ahorrar (inflación baja, tipos de interés altos).

¿Y cómo era el entorno macroeconómico a comienzos de los 90 en Alemania y España (y así poder explicarle a mi ama porqué pagaba tanto de hipoteca)? Como sigue:

País Tipos de interés nominales (%) Inflación (%) Tipos de interés reales (%) Crecimiento del PIB (%)
1990 1991 1992 1990 1991 1992 1990 1991 1992 1990 1991 1992
Alemania 8,5 9,2 9,5 2,7 3,7 4,7 5,7 5,5 4,8 5,7 4,5 2,1
España 15,2 13,2 13,3 6,7 5,9 5,9 8,5 7,3 7,4 3,7 2,3 0,7

Para los no-economistas (como yo), decir que el tipo de interés nominal es igual a la suma entre la inflación y el tipo de interés real. Es decir, y simplificando mucho, que realmente el tipo de interés que alguien paga por una hipoteca por ejemplo será lo que el banco le cobre como interés (tipo de interés nominal) menos la inflación (la pérdida de valor del dinero) de ese año.

Los tipo de interés nominales (lo que el banco me cobraría por un prétamo) fueron notoriamente superiores en España que en Alemania durante esos 3 años, y así España poder mantener la paridad entre el marco y la peseta. ¿Por qué pasaba ésto? Los mercados financieros (esos mercados que en los 90 y ahora dominan el mundo), no se creían que España pudiera mantener esta paridad (se rumoreaba que España tendría que devaluar la peseta, como así pasó luego), por lo que exigían a los bonos españoles una rentabilidad superior a la alemana. ¿Os suena la película no? Algo parecido a lo que está pasando ahora.

La consecuencia en España fueron unos tipos reales disparados con los que hacer frente a la inflación, lo que acabó ahogando la economía española, y como se indica en la última columna, un retroceso en el crecimiento del PIB considerable. El desempleo medio en Europa en 1992 era del 10,3%. España (para variar) batía récords, con el 24% citado anteriormente para Noviembre de 1993.

A partir de esta crisis, los tipos de interés han sido bajos para lo que se ha visto hubo a comienzos de los 90 en España (no era raro una hipoteca al 12-14% como la de mi ama).

Ante rentabilidades tan bajas, los ciudadanos han preferido endeudarse a ahorrar (entorno económico propicio para consumir, como se citaba anteriormente), que junto a buenas perspectivas (España supera a Italia y haría lo propio con Francia) y buena tasa de empleo (antes de la crisis, claro) ha causado que en muchos hogares no se haya ahorrado. Todos compraban un piso en Torrevieja o Benidorm (simplificación extrema de lo que es consumir).

¿Cambiará con la actual crisis la tendencia que ha seguido España los últimos años? Veremos, primero salgamos de esta :-S

Se habla de: South Corea vs. North Corea

Una de las peculiaridades que más recuerdo de los surcoreanos de mi estancia en EEUU es el rechazo que hacían a sus vecinos del norte. Recuerdo que los primeros días, cuando nos teníamos que presentar, siempre añadían: “Soy de Corea, pero de la buena.” Y se quedaban tan panchos, presuponiendo que todo el mundo conocía cuál era la buena y cuál la mala. También recuerdo el rechazo hacia lo japonés. De hecho, nos decían que no escribiéramos “Korea”, sino “Corea”, porque la K les había sido impuesta por los japoneses durante la última ocupación (1905-1945, aunque durante la historia han existido otras).

El detalle de “soy de Corea la buena” en realidad me fastidia un poco. No voy a entrar a debatir quién es la buena y quién la mala, pero sí que me gustaría exponer en este artículo porqué una parece el EEUU de Asia (Corea del Sur) y porqué la otra un país hermético, cerrado y con poca intención de abrirse al mundo (Corea del Norte).

La península de Corea está dividida entre la República de Corea (Corea del Sur) y la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte). Tras la capitulación japonesa que puso fin a la Segunda Guerra Mundial en 1945, la Unión Soviética entró por Manchuria en Corea del Norte. En los inicios de la Guerra Fría, EEUU vio este movimiento como una amenaza (por el posible auge del comunismo), así que apoyó el nacionalismo del Sur de Syngman Rhee como medida de freno a dicha expansión.

Dos ideologías (comunismo en el Norte, capitalismo auspiciado por EEUU en el sur) muy diferentes, así que la división era de esperar. En 1948, y tras unas elecciones en el sur, se redactó una nueva constitución que estableció la República de Corea en el sur (el famoso paralelo 38º). Mientras, el norte se convirtió en la República Popular Democrática de Corea bajo el mandato de Kim Il Sung (el adorado, que sale por todos los lados en Corea del Norte).

La confrontación ideológica era tal, que en 1950 incluso se produjo una guerra que duró tres años, luego de que Corea del Norte sobrepasase el citado paralelo 38º con intenciones de conquistar la vecina del sur. En dicha guerra quedó marcado el devenir de las décadas posteriores: Corea del Norte contó con apoyo de la URSS de un decadente Stalin, mientras que Corea del Sur contó con el apoyo de la EEUU de Truman. Comunismo vs capitalismo. Economía de estado vs economía de mercado.

Oficialmente, la guerra, aunque han pasado más de 50 años, no ha terminado (no se firmó ningún tratado de paz, simplemente un alto el fuego), ya que el alto el fuego del 17 de Julio de 1953 estableció una Zona Desmilitarizada alrededor del paralelo 38, que hoy en día sigue siendo defendida por las tropas de Corea del Norte por un lado y por las tropas de Corea del Sur (y Estados Unidos de paso) por el otro.

Desde 1990, los gobiernos de los dos estados han tomado una postura de cordialidad, con el fin de acabar con las hostilidades históricas de los coreanos a ambos lados de la frontera e incluso poder reunificarse. Pero las diferencias políticas, económicas y sociales (hasta por legados literarios discuten fuertemente) son enormes, como ha quedado demostrado recientemente con el ataque al barco surcoreano Cheonan. Comparemos ambos países.

Corea del Sur es un país prospero. Cuenta con muchos indicadores que demuestran su recuperación frente a la crisis mundial. Mucho se habla de China, pero fijaros por ejemplo en el siguiente gráfico, que muestra como el PIB per cápita de Corea del Sur ha crecido de manera espectacular igualmente en los últimos años:

Crecimiento PIB per cápita Corea del Sur vs. China vs. India

Crecimiento PIB per cápita Corea del Sur vs. China vs. India

Entre los 30 primeros países en PIB per cápita, 15ª economía del mundo, crece a un ritmo del 6% anual (frente al 0,1% de EEUU, por ejemplo), una riqueza bastante bien distribuida (como expone su color en este mapa, una riqueza distribuida como en muchos países europeos desarrollados como España), también en el top 30 en base al Índice de Desarrollo Humano, uno de los países con mejores redes de banda ancha (para el 2013 se prevé ofrecerá 1 Gbps en las principales ciudades), es un país miembro del think-thank de Paris OCDE, etc. Cuenta con una economía fuertemente dependiente de sus exportaciones (más de un 50%), tal y como queda manifiesto en la siguiente figura:

Exportaciones sobre el PIB en Corea del Sur, China y Japón

Exportaciones sobre el PIB en Corea del Sur, China y Japón

¿Y cómo ha conseguido estos espectaculares números Corea del Sur tras una debastadora guerra y partiendo del mismo punto de partida que su empobrecida vecina del Norte? Básicamente, la inversión extranjera directa de EEUU, que vio como mediante esta inversión podría tener un estado títere en Asia, ante el auge del comunismo en la URSS, China y varios países del sur de Asia.

Al comienzo de los años 1960, las condiciones políticas, económicas y sociales en Corea del Sur eran similares a las actuales en África. Era un país del tercer mundo. En 1961 el PIB per cápita era de 62 dólares (en la actualidad roza los 30.000). El sector de la producción representaba un 14% (frente al 28% sobre el PIB actual), la agricultura representaba el 37% (frente al 3,5% sobre el PIB actual). Pero todo cambió en la década de los 60. El gobierno puso todas las facilidades (repito, con la importantísima ayuda de EEUU) para el desarrollo del sector privado, a la par que realizaba importantes inversiones públicas. Dos factores fueron claves en el desarrollo surcoerano:

  • Los economistas de Corea del Sur citan dos factores como clave: la importancia que le dio el gobierno a las políticas económicas y la facilidad que dio al emprendizaje, economía libre de intervención y la maximización de las facilidades para los negocios.
  • Los economistas extranjeros citan la transferencia de tecnología y fondos económicos de EEUU como el factor fundamental. Y, además, EEUU abrió su mercado por completo (eliminación de aranceles y subvenciones) a Corea del Sur (muy similar a lo que hizo con Taiwan, otra de las regiones fuertes de la zona).

La conjunción de estos factores propició la aparición de los Chaebol (equivalente a los Zaibatsu japoneses), buque insignia de la actual economía de dicho país. Se trata de modelos organizativos que conforman conglomerados que basan su actividad en varios sectores (industria, tecnología, construcción, etc.). Chaebol en coreano significa “negocio de familia”. Esta fue la idea con la que nacieron, pero actualmente se han convertido en pseudo-monopolios. Samsung, Hyundai o LG, entre muchos otros, son ejemplo de ello.

Luego de la crisis asiática de 1997, muchos de estos Chaebol sufrieron mucho, dado que exportaban mucho a las economías que sufrieron fuertemente la misma. Incluso Daewoo se declaró en bancarrota en 1999. Sin embargo, se recuperaron rápidamente, y actualmente Corea del Sur es considerado uno de los 4 tigres asiáticos.

En los últimos días los Chaebol son noticia, sobre todo, debido a que al mayor de ellos (Samsung). El libro Think Samsung ha provocado una fuerte polémica en los últimos meses, ya que un ex-trabajador de Samsung ha escrito sobre la corrupción y falta de gobierno ético del mayor conglomerado de Corea del Sur.

Sin embargo, los números de este Chaebol gigante son un buen reflejo de las consecuencias de las políticas económicas que ha llevado a cabo Corea del Sur en los últimos años: aporta el 20% del PIB de Corea del Sur, emplea a 270.000 personas por todo el mundo, controla 64 firmas bajo el nombre Samsung, es la mayor empresa tecnológica del mundo (el 40% de las memorias flash son Samsung, 1 de cada 5 móviles Samsung, 1 de cada 6 televisiones Samsung, incluso hace pantallas para las televisiones de Sony), su división de construcción terminó recientemente el Borj Dubai, etc. La siguiente imagen recoge un resumen de la cuota de mercado que tiene Samsung en varios sectores:

Cuota de mercado de Samsung Electronics en varios sectores en el 2008

Cuota de mercado de Samsung Electronics en varios sectores en el 2008 (Fuente: The Economist)

Mientras, en Corea del Norte la situación es cada vez más preocupante. No es fácil hablar de este país, ya que tras haber visto varios documentales o leído varios artículos, lo que siempre se destaca es que los propios norcoreanos se irritan bastante cuando son preguntados por la situación política, económica o social que viven. Incluso recientemente el entrenador de la selección de Corea del Norte que está participando en el mundial, se irritó cuando un periodista le preguntó por la victoria de su vecina del sur ante Grecia o por la situación decadente de la economía de su país.

Niegan la ausencia de electricidad a las noches con la que mantienen a oscuras a sus ciudadanos (esta imagen delata bastante sobre la situación), el icono de su capital es un hotel que se encuentra abandonado (aunque ahora parece que se reiniciará su habilitación), tras la caída de la Unión Soviética hubo de pasar a confiar en China (del que actualmente depende el 80% de sus importaciones), apenas exporta nada dada su política de autarquía propia de regímenes decimonónicos, las películas y telenovelas de Corea del Sur están prohibidas, habiéndose incluso llegado a ejecutar personas por comerciar con ellas, ser descendiente de un traidor (incluso descendiente de 3ª ó 4ª generación) es motivo de pena de muerte, cuando a alguien se le aplica una pena de muerte los próximos al mismo son sometidos a la misma pena, etc. Suena a película, pero esta es la presunta realidad de este hermético país.

Qué queréis que os diga… pero la conclusión que me queda es que es increíble lo que puede llegar a influir tener un aliado como EEUU en el devenir de un país.