Archive for the ‘Sanidad’ Category

Dogmatismo barato, sensibilidad cara: la situación de los homosexuales

Dicen los que saben de esto (no yo, vamos), que la ciencia de la psicología es la ciencia del ser y sentirse ser humano. En ocasiones resulta difícil sentirse humano (o por lo menos a mí me costaría). Y más en épocas de crisis económicas, cuando el ser humano saca lo peor de sí mismo, y tiende a buscar un culpable de la situación. Pasó durante el período entreguerras y el nacimiento del nazismo, que luego persiguieron a media Europa en aras de lograr una Europa limpia. Y parece que está volviendo ahora con otra grave crisis económico-financiera.

Y si en su día fueron los judíos los cabeza de turco, ahora toca gitanos, magrebíes, árabes o Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales. La cosa es buscar algún culpable, la paja en el ojo ajeno, yo nunca tengo la culpa.

La realidad actual es jodida, por decirlo mal y pronto. El simple hecho de que sea noticia o genere una interpretación diferente cuando alguien te dice “soy homosexual” ya es indicativo que la sociedad aún no lo considera un hecho ordinario. ¿Por qué si uno/a te dice “Soy homosexual” genera comentarios y cuando uno te dice “Mira qué chico/a más guapo/a no”?

Estoy realmente preocupado por la ola de suicidios que se está produciendo entre los jóvenes Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales. Es un tema difícil de analizar (las causas que pueden llevar al suicidio). Ya puedes haber sido un genio en algo (Michelangelo, Oscar Wilde, Andy Warhol, da Vinci, Hans Christian Anderson o Caravaggio están entre los homosexuales más conocidos, entre muchos/as otros/as), que la condición sexual siempre ha servido para reforzar la posición de supuesta superioridad de otras personas.

Según algunos estudios en la materia, el suicidio es una estrategia de adaptación que es probable adoptar por el ser humano cuando hay condiciones sociales, ecológicas o biológicas que afectan a la evolución. Es decir, es una decisión que se toma como respuesta a la adaptación al medio. Sobrevivir, eso por lo que lucha continuamente nuestro cerebro. Inconsciente vs. razonamiento. Un poco raro suena que para adaptarse haya que suicidare. Es decir, que eso de que la evolución pasa por la supervivencia y la reproducción entra en conflicto. Pero ahí entra la genética: sacrificar la vida de uno para la supuesta solidaridad con generaciones futuras.

¿Cómo puede una persona llegar a pensar que está amenazando a sus descendientes? Pues por fenómenos de ocultación de la realidad, de crear realidades lejanas, hacer creer a la víctima que ella es la débil, que está haciendo algo extraño, que lo normal es otra cosa, que ella tiene el problema. ¿Y estos fenómenos de ocultación de la realidad real (perdón por el epíteto) dónde se producen? Por desgracia, a lo largo y ancho de todo el plantea. La situación es realmente alarmante.

  • EEUU: el país que genera 1 de cada 4 euros de riqueza mundial, es responsable del 50% del comercio mundial (suma entre exportaciones e importaciones) y que la sociedad y los ámbitos educativos consideran a menudo como la referencia en los campos del saber, es quizás el paradigma de discriminación homosexual irresponsable (a pesar de que en el mapa de naciones desarrolladas, ni tan mal). Desde candidatos a representantes de ciudadanos (políticos vamos) que públicamente exponen su ira contra los homosexuales, pasando por la ola de suicidios entre adolescentes gays que se está produciendo, hasta llegar al reciente debate en el Congreso y Senado que ha aprobado finalmente que un sirviente en el ejército pueda decir abiertamente que le gustan las personas de su mismo sexo.
    EEUU mantenía como prohibición que los homosexuales sirvieran en el ejército desde 1916. Durante la Guerra de Vietnam, incluso sirvió como precepto para no tener que servir en una guerra muy impopular que dio lugar a movimientos alternativos. Fue en 1993 cuando Clinton introdujo la recién abolida “Don’t ask, don’t tell” (algo así como si eres homosexual, no abras la boca). Hasta entonces era un “Do ask, must tell”, es decir, una lucha de buscar a los homosexuales y evitar su incorporación al ejército. Ahora podrán servir sin restricción alguna, ¿todo un récord verdad? El macho dominante que dirían por aquí… 😦
  • España:  las leyes, van muy por delante de la Sociedad, así que por mucha legalidad matrimonial que haya y la supuesta legitimidad y credibilidad que debiéramos dar al progreso social en esta materia, se siguen produciendo actos homófobos repudiantes, a las pruebas me remito). Es cierto que en España se ha estado peor, ya que durante la dictadura homófoba franquista, eran encerrados en campos de corrección. Eran sometidos a shocks eléctricos como método de reorientación sexual, además de obligarles a ver películas pornográficas heterosexuales (por aquel entonces prohíbidas a la sociedad española), para que vieran lo que era realmente natural para el ser humano (en opinión de los franquistas claro, dogmatismo puro).
Homosexuales en los campos de corrección (Fuente: http://www.cristianosgays.com/)

Homosexuales en los campos de corrección (Fuente: http://www.cristianosgays.com/)

  • Los homosexuales eran una amenaza para la supremacia del macho español. Cuando en 1976 se decretó la amnistía para los presos políticos, los homosexuales no entraron en el paquete, y tuvieron que cumplir sus penas íntegras.
    Es por todo ello, que en España ya se están ofreciendo ayudas sociales a los torturados o perseguidos por su condición sexual (Franco prohibía que trabajasen, luego sin cotización, no hay pensión). Y sobre todo, desde 2005, pueden contraer matrimonio como todo ser humano en España. ¡Ya era hora!
  • Europa: mientras que en América Latina ya hay varios gobiernos que quieren secundar a Argentina (que recientemente se ha convertido en el 10º país en legalizar el matrimonio homosexual), en Europa nos las damos de ejemplo “social” (por eso del paradigma del Estado del Bienestar) cuando aquí  también se estigmatiza la figura de un homosexual.
    Podemos movernos a Lituania, que como miembro de la Unión Europea desde 2004, su tradición homófoba está provocando que Europa se rasgue las vestiduras ante muchas de sus medidas legislativas. Un Eurobarómetro realizado en 2006, señalaba como el 85% de los lituanos consideraba la homosexualidad una enfermedad. En el último año, la promoción pública de la homesexualidad es sancionable económicamente (Código Civil), lo que queda en casi un lujo a sabiendas que en 1993 la homesexualidad era delito (Código Penal).
    O si preferís, el etnocentrismo y patriotismo serbio que ve a los homesexuales como cabezas de turco ante los que mostrar su malestar general desde el desmembramiento de la ex-Yugoslavia. Seguidores del Estrella Roja, equipo del carnicero de Srbrenica, tratando de boycottear una marcha del Orgullo Gay gritando “Muerte a los homosexuales”. La Unión Europea espera a Serbia como nuevo miembro.
    O ese candidato que Bruselas ve como el puente necesario para estrechar vínculos con el mundo musulmán, Turquía, que no sólo discrimina a los homosexuales dentro del ejército, sino que los humilla. La ministra de asuntos familias y de las mujeres, señaló en Marzo que la homosexualidad es una enfermedad que necesita tratamiento.
  • La condición de género para saber luchar: ¿te hace más fuerte ser heterosexual? ¿te hace más valiente ser heterosexual? ¿te hace más valiosos ser heterosexual? Pese al repudio que os puedan producir la obviedad de las respuestas a las preguntas anteriores, parece que para algunos países, la fuerza es el efecto de la causa de género. La mayoría de los 28 miembros de la OTAN permite a los homosexuales servir libremente, salvo EEUU y Turquía. EEUU hasta hace poco mantenía el “Don’t ask, don’t tell”, algo así como no preguntes ni hables del tema. Pero la de iure secular pero de facto islámica Turquía, mantiene el “Do ask, must tell“, algo así como, perseguir al homosexual para librarse de su enfermedad en el campo de batalla.
    Actualmente los homosexuales pueden también demostrar sus habilidades para luchar abiertamente en Rusia, Ucrania, Canadá, Sudáfrica, El Salvador, Argentina, Brazil, Chile, Colombia, Perú, Uruguay, Israel, Nepal, Japón, Taiwan, Filipinas, Thailandia, Australia, Nueva Zelanda, así como la práctica totalidad de Europa, incluyendo los Balcanes, pero salvando los enemigos Grecia y Turquía (que para una cosa que están de acuerdo ya podría ser en otra).
  • Proyecto It Gets Better: proyecto nacido en EEUU que animaba a los homosexuales (sobre todo para aquellos que hubieran padecido acoso escolar cuando eran jóvenes) a manifestar abiertamente su condición homosexual subiendo vídeos a YouTube, describiendo cómo es posible mejorar la vida manifestando abiertamente sus gustos, en lugar de encerrarse en su secreto. Ojalá consiga librarnos en las escuelas de todos esos bullies que tornan en ocasiones las escuelas en medievales.
    Por desgracia, en pleno Siglo XXI (esa banalidad que dice que hemos progresado mucho desde la edad media), la condición sexual sigue siendo objeto de discriminación. Los adolescentes del colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, según un reciente estudio por investigadores de la Yale University (miembro de la Ivy League), tienen un 40% más de papeletas (por decirlo de algún modo) de sufrir castigos por parte de las autoridades que los de condición heterosexual.
  • Mediatización: el cuarto poder es un claro ejemplo de cómo mediatizar la sociedad por la condición sexual del género. Desde que siempre añadan la coletilla a la primera mujer primer ministra que es homosexual, hasta que se abran debates sobre si legalmente pudiera ejercer un jefe de estado o de gobierno homosexual. ¿Por qué siempre hay que añadir esos datos? ¿Acaso cada vez que se habla de Zapatero se dice “el primer ministro Zapatero heterosexual”? Hasta que no se eliminen esas coletillas, de nuevo, estaremos ante un no-avance social.
  • Sociedades “más tolerantes”: si tomamos como referencia la garantía de plenos derechos matrimoniales, los homosexuales son uno más de la sociedad (tristemente, tendremos que resumirlo a efectos legales) en Argentina, Países Bajos, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Dinamarca, Suecia e Islandia. 10 estados, de entre los más de 200 que hay por el mundo. Un 5% del total, ¿estamos en el Siglo XXI realmente? Sí, ya sé que financieramente sí, pero, ¿y socialmente?

    Matrimonio homosexual legal (azul oscuro) y con ciertas permisividades (Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/File:World_homosexuality_laws.svg)

    Matrimonio homosexual legal (azul oscuro) y con ciertas permisividades (Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/File:World_homosexuality_laws.svg)

  • Pero, también las hay poco tolerantes, a saber:
    • Uganda: la homosexualidad es un crimen. Se emplean los medios de comunicación para difundir listas con datos privados de personas homosexuales con rótulos como “que los cuelguen”:
Portada revista Rolling Stone (Fuente: www.periodismohumano.com)

Portada revista Rolling Stone (Fuente: http://www.periodismohumano.com)

    • Nigeria: los homosexuales son perseguidos.
    • Malasia: los homosexuales pueden tener que llegar penas de hasta 20 años en prisión.
    • Iran: se resume en declaraciones del propio Ahmadinejad: “En Iran no tenemos homosexuales como en otros países” (en tono de superioridad moral).
    • Arabia Saudi: pena de muerte mediante latigación.
    • Jamaica: discriminación por ley y por la vía social.
    • Senegal: Dakar ha pasado de ser considerada la capital homosexual de África a la discriminación y brutalidad que sufren en la actualidad.
    • Lituania: ya descrita su discriminación y persecución legal previamente.
    • Camerún: el Código Penal impone penas de hasta 5 años en prisión.
    • Honduras: desde 2005 el matrimonio homoseual es ilegal.

Hoy en día el dogmatismo está muy barato, y las convicciones éticas, la sensibilidad social, las preocupaciones democráticas o la hermandad entre todos muy caras. La crítica se basa en dogmas, se aprovecha la ignorancia para abusar de ella. El relativismo cada día más marginado, el absolutimo vuelve a escena. La esencia es el dogma que tratan de imponer por la fuerza unos pocos, el existencialismo no existe (valga la redundancia).

Anuncios

Desinformación: Dow Chemical

Hoy no traigo algo novedoso. Bueno, realmente no sé si lo traigo alguna vez. Pero lo que sí traigo es algo que por mucho que se repita, siempre será poco: el abuso de la desinformación que hacen las grandes multinacionales.

En mi reciente visita a Boston tuve la oportunidad de asistir a una conferencia sobre Dow Chemical. Y no, no era para explicar algo sobre el vertido de Bhopal o algún nuevo agente químico que ha sacado al mercado, sino para hablar de ética empresarial. Tócate los pies. Empecemos.

A algunos angelitos del ecosistema como Asia Pulp & Paper (parece que no es una creencia mía tenerles un poco de manía) les da por desarrollar un portal web tope molón y hasta con sonidos de pajaritos. Asia Pulp & Paper es una de las empresas con más denuncias internacional por destrucción del medio ambiente y tala indiscriminada.

Otros están más de moda, como BP, que con su contribución a la Cuenta de Resultados voraz, ha dejado el Golfo de México en un estado lamentable (así como muchas pensiones de los británicos). Eso sí, su logo verde y su página web, parece digna de una ONG.

Como cuentan en Implícate, es una estrategia que utilizan los angelitos del medio ambiente para limpiar la mala imagen que tienen sus actividades. Iberdrola y su nueva imagen verde, Fertiberia que todavía está en proceso de investigación por contaminar lo equivalente a 1.200 campos de fútbol en Huelva o Ence, que con su fabricación de celulosa, contribuye a la causa con una de las actividades más contaminantes. En esta entrada del siempre interesante blog de Periodismo Humano podéis recoger mayor detalle sobre este marketing verde.

Pues a los de Dow Chemical les da por las conferencias y por la Responsabilidad Social Corporativa Demagógica. Dow Chemical es una empresa química (sector de mayor consumo de recursos fósiles, vamos, los que más contaminan) que consume 150.000 barriles de petróleo al día. Casi lo mismo que países como Nueva Zelanda y Ecuador.

Con el cartel que os expongo en la siguiente imagen, así como con algunas frases que apunté dijo Andew N. Liveris, el presidente y CEO de Dow Chemical Company, os resumo un poco la conferencia:

Conferencia Dow Chemical at Bentley University: Ethics as a Business Strategy (Fuente: mi cámara de 3.2 pixeles del móvil :-)

Conferencia Dow Chemical at Bentley University: Ethics as a Business Strategy (Fuente: mi cámara de 3.2 pixeles del móvil 🙂

Apostamos por la triple bottom-line (beneficio neto de la empresa): económico, medioambiental y social

Desde 1980 integramos esta apuesta por atriple bottom-line a nuestra estrategia de negocio

Nuestra Responsabilidad Social Corporativa: sociedad, sanidad y medio ambiente

No es lo que podríamos hacer, sino lo que tenemos que hacer

Son conscientes de los efectos de la crisis: al año mueren 1.500.000 personas por la escasez de agua o por beber agua contaminada, así como los 16.000 niños que mueren de hambre al día

Colaboran con múltiples entidades (ONGs, gobiernos, etc.) para de manera colaborativa minimizar el impacto medioambiental. Ello lo consiguen empleando 170 elementos químicos para reducir el CO2

Tienen hasta 15 comités éticos internos

Bueno, uno lee todo eso, y no sabe si ha hablado Gandhi, Martin Luther King o Nelson Manela. Pero no, es el presidente de Dow Chemical. Por cierto, no va mucho al hilo, pero durante la conferencia citó varias veces a George W. Bush, en lo relativo a su “Capitalism with conciensm” (no es broma).

También trató de inspirarnos a la audiencia con elocuentes “Soñad, que yo tuve un sueño un día…” (en plan MLK), etc. Vamos, un crack el hombre. También soltó la perla deLa libertad democrática y el capitalismo es todavía el modelo válido“, lo cual me indica que no debe leer mucho la prensa (o por lo menos, no la que debiera).

Pero lo mejor vino en la ronda de preguntas, especialmente en un par de preguntas. Una chica le preguntó que le sonaba haber leído algo sobre sus hazañas en Centroamérica (que enseguida os cuento), y el presidente la respondió algo así como “No nos has googleado bien“. Es decir, le vino a decir que no había buscado la correcta información sobre su querida empresa. Toma castaña.

Sin embargo, hubo un alumno, que intuyo es pakistaní, que sí que le puso en aprietos, ya que incluso tardó en contestarlo. El alumno le preguntó a ver porqué había dejado Dow de suministrar las vacunas contra el polio tras las terribles inundaciones de este verano. El presidente fue claro: “We are working on that issue.” Os lo traduzco: “No nos salía rentable“.

Y toda esta palabrería (qué mejor herramienta para la elocuencia que la palabra), cuando Dow Chemical es la responsable (directa o indirectamente) de algunas historias dignas de película de miedo:

  • Desastre de Bhopal en 1984: a falta de 26 días para que yo naciera, en la noche del 2 al 3 de Diciembre de 1984, se produjo una fuga de entre 30 y 40 toneladas de gases letales en la fábrica de pesticidas de Union Carbide Corporation en Bhopal, la India. El sistema de prevención de fugas no funcionó, y los gases se expandieron rápidamente por la ciudad, quemando los ojos y las vías respiratorias de los pobres ciudadanos. Murieron de inmediato 8.000 personas, además de envenenar a otros 20.000. Aún a día de hoy sigue habiendo miles de afectados (se calcula que mueren mensualmente de 10 a 15 personas).
    Pues bien, en 1999, Dow Chemical compraba por la friolera de 9.500 millones de dólares Union Carbide, convirtiéndose así en la compañía química más grande del mundo. Adquirió la empresa y sus obligaciones, incluyendo las morales (obvio), que a día de hoy siguen esquivando a pesar de que la facturación anual es aproximadamente de 50.000 millones de dólares.
    Bueno, miento, sí que ha hecho frente a exiguas penas. En 1989, pagó 470 millones de dólares (unos 450 dólares por persona y que el pasado 7 de junio, un tribunal indio condenó a ocho directivos de la empresa a dos años de prisión y a abonar lo equivalente a 10.600 dólares. De risa. Bueno, de tomadura de pelo.
Desastre de Bhopal. Muchos/as la llaman la peor tragedia industrial de la historia (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/)

Desastre de Bhopal. Muchos/as la llaman la peor tragedia industrial de la historia (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/)

  • El agente naranja: la joya de la corona de Dow, el también conocido como  napalm. El agente naranja, mezcla de dos herbicidas, que era utilizado inicialmente como desfoliante en los bosques y los arrozales por el ejército norteamericano en la guerra de Vietnam. Lo que pasa, que a alguien, dado que cerebro pensante en estas cosas sólo lo tenemos los humanos, se le ocurrió fabricarlo de manera deficiente, presentando elevadas cantidades de una dioxina cancerígena. Y luego se utilizó contra la población vietnamita. Afectó a más de 3 millones de vietnamitas e incluso a muchos soldados estadounidenses a quienes no se les informó debidamente sobre lo que arrojaban desde los aviones y sobre lo que recibían los que estaban abajo (algo parecido a lo que se hizco con las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki).
    En 1984, 90 veteranos de guerra obtuvieron 180 millones de dólares en concepto de daños a su salud. El grupo de vietnamitas que iniciaron el juicio, aún siguen esperando. Dow esgrime que la responsabilidad es del Gobierno (¿alguien dijo riesgo moral?).
  • Experimentaciones a lo Tuskegee o Guatemala: en este artículo ya hablé sobre la afición que tenía el gobierno de EEUU por realizar experimentos con seres humanos. Dow Chemical no iba a ser menos. Dow Chemical, en colaboración con Johnson & Johnson y los funcionarios de la cárcel estatal de Pensilvania expusieron a los internos a químicos, entre ellos dioxinas y sus efectos dañinos al ser humano (de las más dañinas que se conocen, ya que además de cangerígenas, son muchísimo más tóxicas que el cianuro), para probar sus efectos (todo sea en virtud del progreso, claro). Resultado: muertos o daños irreparables.
    Para los ensayos con dioxinas utilizaron a 70 reclusos de la prisión de Holmesburg, en Filadelfia, cuyos resultados se utilizaron luego a gran escala (como decía anteriormente) contra la población civil vietnamita.
  • Vertidos contaminantes en EEUU: entre 1970 y 1971, la planta de la Dow Chemical en Midland, Michigan, arrojó más de 17.000 millones de litros de aguas residuales. Además, como se habían quedado ya olvidadas estas hazañas, en 1980, un grupo de investigadores descubrió que 25 trabajadores de la factoría de la empresa en Freeport, Texas, tenían tumores cerebrales, 24 de los cuales resultaron mortales. Esto por citar 2 casos, pero hay muchos más.
  • Pesticidas en Nicaragua: el pesticida Nemagón, un producto que elimina las plagas pero también nos hace daño a los humanos, ha acabado con la vida de 849 personas en los últimos años. Dow Chemical figura entre las compañías demandadas por los agricultores nicaragüenses.

Podéis consultar más información de las “noticias” anteriores aquí y aquí. Además, vienen otras cuantas atrocidades, pero en la misma línea: me importa tres vaínas la persona, pero sí, y mucho, mi Cuenta de Resultados.

La cosa con Dow Chemical es tan abusiva que incluso he encontrado esta página donde recogen las atrocidades de Dow Chemical y sus actos en pro del progreso por el mundo. La verdad sobre Dow, que dice la cabecera del sitio web.

Hasta en mi pueblo, Leioa, Vizcaya, tenemos “cariño” a Dow Chemical. A pesar de que cerró su fábrica en 2009, los que jugábamos a fútbol en el gran Txantxarrene, seguro que nos acordaremos de Dow para toda la vida, porque el campo de fútbol estaba al lado de su fábrica de poliestireno extruido, y me acuerdo que había días en los que era prácticamente imposible correr porque te ahogabas del perfume que echaba la fábrica. Espero no tener que acordarme algún día de haber corrido todas las tardes por ese campo y respirando ese aire fresco.

Por cierto, he visto ahora que Dow no quiso irse sin dejar su clásica huella de buena imagen, ya que trató de meter un pelotazo hasta última hora

En fin, la ética en la estrategia del negocio, como rezaba el cartel, claro. Por cierto, tengo en el despacho una copia del Código de Conducta en los Negocios de Dow Chemical, por si alguien está interesado, que seguro seréis muchos.

Fulares portabebés Storchenwiege

Lo que aprende uno un domingo tranquilo por la mañana. Fijaros en un regalo para amatxus que me acaban de sugerir:

 

Fulares portabebés Storchenwiege (Fuente: www.mowgli.es)

Fulares portabebés Storchenwiege (Fuente: http://www.mowgli.es)

 

Podéis consultar más informacióna aquí. Resulta que los que saben de esto dicen que el fular portabebés es mejor que el carrito porque cuando los infantes nacen están con la corbatura de la tripa y que así es como se colocan de normal. Además de estar en constante contacto con la progenitora (sobre todo los primeros meses). En otras palabras, que los carritos molones de toda la vida no permite al recién nacido estar en su posición natural.

Ciertamente es un mundo sí, lo que me queda por aprender todavía…

EEUU: ese país que establece códigos de conducta

Se suele hablar de doble rasero cuando una misma autoridad (aquella que tiene potestad por ordenar algo) debe sancionar pero aplica diferentes criterios en función de a quién se lo debe aplicar. La construcción de argumentos ad hominem que diría alguno.

Entre el 25 de Octubre de 1946 y el 20 de Agosto de 1947 se llevaron a cabo los conocidos como Doctors’ Trial o Juicio a los Doctores. Era el primero de los 12 juicios por crímenes de guerra que las autoridades de EEUU llevarían a cabo en su zona de ocupación en Nuremberg, Alemania, tras la capitulación del régimen nazi en 1945. 20 de los 23 acusados eran doctores que supuestamente habían sido responsables de llevar a cabo experimentos médicos con seres humanos en los campos de concentración. Entre los experimentadores, destacaba Josef Mengele, el Ángel de la Muerte, el cual sin embargo, consiguió escapar.

La mayoría de las víctimas de dichos experimentos fueron judíos, polacos, gitanos y rusos. 16 de esos doctores fueron declarados culpables, siendo sentenciados a la muerte en la horca 7 de ellos. Los juicios se realizaron ante las cortes militares de EEUU, no frente a un Tribunal Militar Internacional. Relación no-causa-efecto que diría alguno.

Como resultado de dichos juicios, se desarrolló un código internacional de ética en las prácticas médicas, bautizado como el Código de Nuremberg. Quedaron establecidos en dicho código unos principios orientativos de la experimentación médica en seres humanos, dado que la alegalidad reinante previa fue la excusa puesta por los acusados durante los juicios.

Mientras, a varios miles de kilómetros de Nuremberg, EEUU aplicaba su doble rasero. Más bien, no aplicaba nada. El Servicio de Salud Pública de EEUU (en adelante PHS de sus siglas en inglés, el equivalente el Sistema Sanitario Público de España), cuyo presidente por aquel entonces era  Harry S. Truman, estudiaba el desarrollo de varias enfermedades en periodos prolongados de tiempo, sin ofrecer tratamiento alguno a los infectados.

Los investigadores del PHS estaban dirigidos por John Charles Cutler, un angelito que tenía una idea clara: si los experimentos eran llevados a cabo sobre enfermos mentales, todo sería más fácil, no se quejrá de nada, ya que un enfermo mental confía en que una institución tan honorable y buena como el Servicio de Salud Pública sólo le aportaría cosas buenas.

El Doctor Cutler veía clave llevar a cabo experimentos médicos en humanos. Necesitaba encontrar a sus víctimas. Y esto se lo aportó la administración Truman. Durante estos años, el gobierno de EEUU trataba de desestabilizar el regimen guatemalteco del presidente Juan José Arévalo, régimen que la administración americana acusaba de comunista. El gobierno de Arévalo había conseguido echar del poder la brutal dictadura de Jorge Ubico, que mandó en Guatemala con verdadera severidad gracias al apoyo de EEUU entre 1931 y 1944.

EEUU logró su objetivo de desestabilización en 1954, cuando la CIA consiguió derrocar al sucesor de Arévalo, Jacobo Arbenz, difundiendo a través de los medios que suponía una amenaza comunista para la integridad de la zona (que os traduzco en que intentó aplicar una ley a favor de la expropiación de las grandes propiedades para repartirlas en pequeñas propiedades, lo que afectaría los negocios bananeros de EEUU).

A pesar de tener un mandatario populista como el de Arévalo, Guatemala estaba virtualmente dirigida por la United Fruit Company. Esta multinacional americana, producía frutas tropicales en Centro América y luego las vendía en EEUU y Europa. En Guatemala, construyó una red ferroviaria para llevar a cabo dicho fin, por lo que el enclave guatemalteco era clave para el negocio de la UFC. Esta red fue transformada en un monopolio con autorización del gobierno guatemalteco, así que el apoyo gubernamental era clave.

Con una gran multinacional con sus tentáculos pseudo dominando Guatemala, a EEUU sólo le faltaba un pretexto para encontrar sus víctimas: resulta que en el país centroamericano la enfermedad del syphilis (una de las cuales se quería experimentar) era menos común que en el resto de América Latina. Por si no fuera poco, también se argumentó que la enfermedad atacaba con mayor gravedad a los guatemaltecos que a otros indios mayas, por lo que sería un muy buen caldo de cultivo para sacar conclusiones.

El resultado de todas esas condiciones es el que ha salido a la luz en los últimos días: el US Public Health Service llevó a cabo experimentos secretos en Guatemala con prisioneros, soldados y enfermos mentales. Un total de 696 personas fueron intencionadamente infectados con gonorrea y syphilis, sin que los afectados tuvieran conocimiento de ello o lo hubieran aceptado (uno de los puntos clave declarado como principio en el Código de Nuremberg).

Para lograr el objetivo, los investigadores americanos los proporcionaron prostitutas a los guatemaltecos, las cuales ya habían sido sistemáticamente infectadas previamente. Si ni aún así se lograba el objetivo, exponían directamente a las víctimas a gérmenes de la enfermedad venérea a través de abrasiones de sus genitales y su piel, así como por inoculaciones. Una vez contraída la enfermedad, las víctimas eran tratadas con penicilina.

La infección de personas tenía como objetivo estudiar el desarrollo de las enfermedades de transmisión sexual en periodos prolongados de tiempo. Todo ello, dentro de un proyecto para estudiar la evolución de dichas enfermedades y los efectos de la recién descubierta penicilina en su prevención, más que en la curación de la enfermedad.

No se ofreció tratamiento alguno a los afectados, y los resultados del estudio nunca fueron publicados. 71 personas murieron durante los experimentos. Es imposible saber los que morirían después. Lo que sí se sabe es que 400 niños entre 6 y 16 años tomaron parte.

Según el informe presentaba por Reverby, la aparición de la penicilina y otros antibióticos y su precoz efectividad, preocupaba a los investigadores americanos, ya que el syphilis y otras enfermedades infecciosas podrían ser erradicadas antes de que hubieran sido profusamente estudiadas.

Este atroz experimento en Guatemala era la extensión de otro similar en el que unos voluntarios (ya me gustaría conocer cómo de voluntarios fueron) de la prisión de Terre Haute (la que alberga el corredor de la muerte del estado de Indiana) habían sido infectados con gonorrea.

Luego dicen de la propaganda nazi de Goebbels (Fuente: Wikipedia)

Luego dicen de la propaganda nazi de Goebbels (Fuente: Wikipedia)

Lo peor aún de toda esta historia es que este estudio secreto ha sido descubierto mientras se llegaba a cabo otra investigación por parte de la profesora Susan Reverby de la Wellesley University. La investigación original buscaba sacar a la luz pública en qué consistieron los experimentos realizados sobre casi 400 aparceros afroamericanos. Los aparceros eran trabajadores que se habían quedado en el Sur de EEUU tras la Guerra Civil por no disponer de medios para buscar una vida mejor. Trabajaban a cambio de que se les fuera entregada una pequeña parte de la cosecha (de ahí su nombre sharecropper del inglés), que en la mayoría de las ocasiones no les daba ni siquiera para vivir.

De nuevo, como en el caso de los pobres guatemaltecos, objeto fácil para experimentos inhumanos. Se seleccionaron 400 aparceros de Tuskegee, Alabama a comienzos de 1931, pero mientras que los de Guatemala tuvieron una breve duración, estos de Tuskegee se alargaron hasta 1972.

Examining Tuskegee (Fuente: www.amazon.com)

Examining Tuskegee (Fuente: http://www.amazon.com)

Los aparceros nunca fueron informados que habían sido infectados con la enfermedad venérea (el syphilis), ni que habían sido tratados para experimentar con los descubrimientos de la ciencia recientes (penicilina). Infectaron a sus mujeres, tuvieron hijos, que nacían con la enfermedad congénita del syphilis.

La única diferencia entre los horrendos experimentos de Tuskegee y Guatemala, es que los afroaméricanos de Alabama ya habían contraído la enfermedad de transmisión sexual, por lo que no hizo falta infectarles con ella, como a los guatemaltecos.

En total, tres experimentos (Terre Haute, Guatemala y Tuskegee) llevados a cabo por el angelito John Cutler. No es el primero, ni será el último que se descubra o se realice:

  • Desde los experimentos para la limpieza cerebral (enfermos psíquicos que eran mantenidos en estado de shock y aíslados durante días tras haberlos suministrado electroshocks, LSD, alucinógenocs PCP, etc. para “llevar” a los enfermos a estados preverbales/infantiles) que financió la CIA a un doctor en Montreal de la Universidad McGill (descubierto a finales de los 70 gracias a la Freedom of Information Act). En plena Guerra Fría “limpiar cerebros” era muy atractivo…
  • a los vuelos de la CIA actuales, los abusos en Abu Ghraib en Iraq, la prisión en ocupación cubana de Guantanamo o lo que se pueda estar realizándose en la prisión secreta de la Isla Diego García que Reino Unido amablemente vendió a EEUU en 1968 para sus “experimentos” (echando de paso a todos los habitantes del islote del índico)…
  • pasando por la dispersión de bacterías en San Francisco o las redes de metro de New York y Chicago realizadas desde 1950, así como la infección con hepatitis a jóvenes enfermos mentales realizados entre 1950 y 1972, la exposición a ciudadanos americanos a iodo, plutonio y otros elementos radioactivos, etc.

Hace escasos días, la secretaria de Estado Hillary Clinton, se disculpó con Guatemala en un comunicado junto a la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius por las prácticas antiéticas llevadas a cabo. Esta violación total a la dignidad humana EEUU se sigue realizando a día de hoy, por lo que esas disculpas no hacen más que, en mi opinión, enfatizar el cinismo en las palabras de perdón ofrecidas al presidente Álvaro Colom y a Guatemala en general.

¿Servirá esta investigación de la profesora Susan Reverby para algo? Dejenme que lo dude. La industria farmacéutica realiza estas prácticas con asiduidad. Las grandes farmacéuticas llevan a cabo pruebas en países como Nigeria y Sudáfrica, ya que la alegalidad de dichos países lo permite. En EEUU son ilegales. Según un estudio realizado por el Tufts Center for Drug Development, desde 1997 a 2007, los ensayos clínicos realizados fuera de EEUU y Europa Occidental han pasado del 5 al 29%.

Un ejemplo. En 2008, en Argentina 12 niños murieron tras haber sido objeto de un estudio de un nuevo fármaco contra la gripe de la multinacional británica GlaxoSmithKline. Los padres de los niños ni siquiera tenían conocimiento de en qué estaban participando sus hijos. El estudio fue conducido sobre niños malnutridos y pobres de Latinoamérica. Ninguna de las pruebas fue realizada en EEUU o Europa, ya que ahí resultarían o caras o ilegales.

 

PD: Me voy a EEUU en 15 días, quizás debiera publicar esto una vez que haya vuelto 🙂

Yo también he consumido drogas, ¿y qué?

Sí, yo también he consumido drogas. Tengo 25 años y un trabajo del que disfruto enormemente. Vivo en una burbuja de felicidad, rara vez no estoy alegre y disfruto enormemente con mi día a día. Pero sí, he consumido drogas, ¿y qué pasa? ¿ahora resulta que por haberlo dicho soy un delincuente? Seguro que más de uno me estigmatizaría ahora mismo. Pero lo peor, es que seguramente (y perdóname en caso contrario), tú también hayas consumido drogas, porque drogas hay muchas.

Ahora aparece una nueva oleada de escritos respecto a los beneficios de la posible legalización de las mismas. Siempre que sale este tema, empiezo planteando una historia similar, que no es otra que la Ley Seca. En 1919, y bajo la enmienda XVIII a la Constitución de los EEUU, se instauró la prohibición de producir, vender, transportar, importar o exportar alcohol en EEUU.

Luego de una fuerte oleada de inmigración durante la segunda mitad del siglo XIX(básicamente irlandesa, italiana y alemana), en EEUU, se instauró la costumbre importada de beber alcohol (parece ser que a los europeos siempre nos ha gustado mucho esto). Existía un poderoso lobby que causalizó el atraso y pobreza de EEUU por el alcohol, así que en 1919, se prohibió.

La Ley Seca no arregló nada en los años 1920 en EEUU. Antes de la Ley Seca de 1919, había 4.000 reclusos en EEUU. En 1932 había 26.859 presidiarios. Y planteo la primera pregunta, ¿realmente el castigo o la prohibición es eficiente para perseguir y frenar el consumo de una adicción?

Os cuento otro ejemplo. En algunos municipios de Alaska, la Ley Seca sigue vigente, ya que se cree que es una medida eficiente para luchar con la alta tasa de suicidios que hay en el estado que apenas tiene carga fiscal para sus ciudadanos. Resultado de esa política de prohibición: una de las mayores tasas de suicidios en el mundo, ya no sólo dentro de EEUU.

¿No se habrán parado a pensar en Alaska que los 4º grados de temeperatura media anual o las pocas horas de luz (fijaros dónde están localizados los países con mayor tasa de suicidios) durante el invierno tienen más influencia que el propio alcohol? Y planteo la segunda (pero misma) pregunta, ¿realmente el castigo o la prohibición es eficiente para perseguir y frenar el consumo de una adicción?

Volvamos a las drogas, y centrémonos en España. En España, el Código Penal no es duro, es durísimo. La sabiduría popular española lo ve como la herramienta que todo lo arregla, que educa a todo el mundo para no volver a cometer sus pecados, pero su ineficiencia es clara. En este artículo lo explico con números y argumentos. España, en términos proporcionales a la población, tiene el mayor número de presos de la Unión Europea, y una de las más altas del mundo desarrollado. Buena noticia es entonces que el Ministerio del Interior anuncie que las infracciones penales y las detenciones se han reducido, por poco que sea.

Y entre todo esto, aparece ahora la discusión de si legalizar las drogas, y voy a plantear su análisis tanto desde el punto de vista social como económico. Me gustaría no tener que realizar este último análisis numérico, porque los guarismos al final quedan subordinados al factor social, pero creo que su impacto es digno de mención.

Es difícil determinar qué sucedería de legalizar las drogas. El determinismo no sé hasta qué punto es aplicable en este caso. El causa-efecto es muy complejo en el mundo de las drogas. Por lo tanto voy a exponer mi opinión, no me las voy a dar de Nostra Damus. Mi opinión es que la descriminilización de las drogas sería muy beneficiosa.

Algo tiene que cambiar, está claro que ahora mismo el modelo no funciona. Las dos tipologías delictivas con mayor número de penados en España son las que más relación guardan con el mundo de las drogas: contra el patrimonio y el orden socio-económico y contra la salud pública, ambos delitos que se cometen dentro del mundo del narcotráfico. La tasa de eficacia policial se sigue midiendo por tasas como la de esclarecimiento o la de detenidos por infracciones penales conocidas. Es decir, tasas que poco o nada consideran medidas de reinserción o de educación.

El primer delito de los citados aportaba en 2009 23.280 reclusos, y el segundo 16.220, un 67% del total de 58.400 reclusos. Seguro que dentro de dichos delitos hay muchos no relacionados con el mundo del narcotráfico, pero los datos avalan que el narcotráfico aporta muchos presos.

En España el límite entre lo legal y lo ilegal en materia de drogas es un tanto, difuso digamos. El consumo está sancionado normativamente, pero no penalmente. Es decir, se pone una multa y se confisca la droga (que de vez en cuando acaba donde no debería). Penalmente lo que se consuma no es delito, pero la entrega a otros, o facilitar la entrega a otros, sí que es delito. Se puede consumir mucho y entregar muy poco, que ya has incurrido en delito.

¿Qué pasa cuando a alguien se le incauta una cantidad de droga? ¿Consumo propio o narcotráfico? Para ayudar a decidir, se fija una cantidad límite estipulada para cada droga, pero se obvian factores como la propensión al consumo del individuo, ni la situación de cada incautación (casos en los que se hace acopio de grandes cantidades para consumo propio por aprovechar oportunidades como visitas a Marruecos, etc.), ni la calidad de la droga para considerar si pudiera ser para consumo o tráfico, etc.

Por todo ello, habría que considerar caso por caso. Eso significa mucho trabajo, así que en España, mejor lavarse las manos, y considerar el delito. ¿Cuál es el objetivo del Código Penal? ¿Es buena una política del castigo? ¿No deberíamos centrarnos en educar y cambiar los hábitos sociales en lugar de penalizarlos?

Código Penal muy severo, arbitrariedad en considerar lo que es un delito en el mundo de las drogas. Algo hay que cambiar en España. Miremos lo que hay por los alrededores. Muchos tenemos la idea de considerar los Países Bajos (mal llamado Holanda, que no es más que una provincia) como el paraíso liberal de las drogas. Pese a los famosos coffee-shops, los Países Bajos nunca han legalizado el cannabis, sino que simplemente no castigan lo que se haga dentro de ellos.

El país más liberal en cuanto a legislación sobre drogas es Portugal. En el 2001 Portugal fue el primer país europeo que abolió castigos penales para la posesión personal de drogas, incluidas marihuana, coca, heroína y pastillas. ¿Resultados? Tomados de este artículo:

  • Del 2001 al 2006, el consumo de marihuana entre adolescentes bajó del 14.1% al 10.6% y el consumo de heroina del 2,5% al 1,8% entre jóvenes de 16 a 18 años.
  • Entre 1999 y 2003, los índices de infección de SIDA por compartir agujas cayeron un 17%.
  • Las muertes relacionadas por heroína y drogas similares, cayó un 50%.
  • La cantidad de gente buscando tratamiento contra la adicción a las drogas se ha duplicado.

El programa llevado a cabo por Portugal incluyó la sustitución de penas de cárcel por terapias (donde participan psicólogos, trabajadores sociales y consejeros legales). Es decir, descriminalizar y en su lugar curar con servicios sanitarios.

Si se comparan las cifras portuguesas con las de la Unión Europea, éstas hablan por sí solas. Portugal tiene ahora mismo el menor porcentaje de consumo de marihuana en jóvenes mayores de 15 años, con un mero 10%. Esta comparación todavía es más llamativa al realizarla con EEUU: el consumo de marihuana es del 40%, e incluso más americanos han consumido cocaína que portugueses marihuana.

Las políticas públicas basadas en la prohibición no se focalizan en la solución al problema. Parece que descriminalizar las drogas, es decir, legalizarlas, podría tener algunos beneficios, ¿no?

  • Reducción del gasto sanitario por atención a los adictos consumidores. Mejor dicho, reorientación del gasto sanitario. Mejor prevenir que lamentar dicen algunos.
  • El respeto al derecho ajeno dicen que trae la paz. En otras palabras, que quien lo consuma pueda hacerlo siempre y cuando respete la libertad de otros a no ser afectado por su consumo, podría pacificar mucho la guerra del narcotráfico.
  • ¿El tabaco y el alcohol no son otro tipo de drogas? Pues yo puedo fumar tabaco y beber cada vez que quiero. Incluso hay estudios que generan mayor adicción que muchas otras de las que estigmatizamos como drogas. ¿Y por qué éstas sí son legales?
  • Reducción de gastos en defensa y militares. Por ejemplo, desde el 2006, en la guerra al narcotráfico que inició Felipe Calderón en México, han muerto 26.000 personas. ¿Por qué tener esta guerra? Ninguna guerra está justificada, ninguna.
  • A pesar de que hay mucho escepticismo acerca de cómo funcionaría un mercado regulado, controles efectivos sobre la disponibilidad, precio y su comercialización creo reducirían los daños, el (mal)uso que se les da y sobre todo, muchos costes sociales.
  • Reorientar el gasto en penas (las cárceles no son gratuitas) y en la lucha militar y policial a programas de salud, prevención, educación, terapias, etc.
  • Las muertes relacionadas por drogas en mal estado o adulteradas se podría reducir por estar las drogas bajo prescripción o a precios notoriamente inferiores (bajaría la criminalidad, sobre todo entre los jóvenes, que buscan dinero para comprar esa droga que tanto necesitan). La guerra al narcotráfico, por la ley de oferta y demanda corrompida por cárteles, sube el precio de la droga, que encima acaba en manos de oligarcas de la droga que se dedican a matar con tal de ganar más dinero.
  • Clasificar las drogas duras y blandas para aplicar diferentes políticas a ambas y programas efectivos.
  • Con drogas reguladas y legales las dosis serían suministradas en condiciones más higiénicas, lo que reduciría enfermedades como el SIDA.

Es decir, menos pena y más educación. ¿Por qué no considerar en aumentar el gasto en educación como medida de lucha? Ah, se me olvidaba, que España ocupa el 70º lugar del mundo en este campo, ingenuo de mí…

Conditional Cash Transfers

No me esperaba otra cosa, pero de nuevo, una interesante noticia sobre el desarrollo social en América del Sur ha pasado bastante desapercibida por España. Hace un par de días, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), reunida en Buenos Aires, logró acuerdos para acometer inversiones privadas (entre las que destaca una inversión de 520 millones de dólares del BBVA, entre otros) en varios programas educativos en los 23 países que conforman el foro hasta 2021.

Todo ello bajo un objetivo común y claro: llegar al 5,5% sobre el PIB de inversión (nunca digáis gasto por favor) en educación, sobrepasando el 5,1% actual, dentro del programa Metas Educativas 2021. Para que se hagan una idea de lo ambicioso que es el plan, la inversión media en educación sobre el PIB en los países de la OCDE es del 5,3%, el de la UE-27 el 5,05%, y el de España, el 4,3% (datos del Ministerio de Educación de España en el 2006).

El plan Atención a la Primera Infancia, el plan más importante dentro de estas Metas Educativas 2021, estará dotado de 40.000 millones de dólares, que se destinarán básicamente a concienciar a la sociedad (sobre todo a las familias) de la vital importancia de preservar los derechos de los niños, erradicando una de las grandes lacras de estos 23 países: el trabajo infantil.

Según datos de UNICEF, sobre 346 millones de niños/as sufren explotación infantil en el mundo, y hasta el 75% de dicha cifra lo hacen condiciones de peligro.

Uno de los programas a escala global más interesantes en esta línea son las Conditional Cash Transfers o transferencias de dinero condicionadas. Latinoamérica puede presumir de ser el padre de estos programas sociales. Se caracterizan, variando de uno a otro, en otorgar a las madres (por desgracia, en América Latina todavía el concepto patriarcal es fuerte, y la madre sigue viéndose como la responsable directa de los niños) una cantidad que varía entre 5 y 33 dólares por niño, a cambio de llevar a la escuela y al médico regularmente a los infantes. 110 millones de personas se benefician de estos programas en la actualidad. Su efectividad en términos de reducir la pobreza e igualar la distribución de la renta resulta barata, ya que los programas de inversión resultan en un 0,5% sobre el PIB en los países que lo han adoptado.

Uno de los clichés más extendidos en la sociedad sobre las donaciones y programas de cooperación a nivel mundial es que el dinero en muchas ocasiones acaba en manos de los que menos lo necesitan: los oligarcas de los países en vías de desarrollo, las cúpulas políticas corruptas, etc. Por ello, muchos países han elaborado estos programas condicionados para asegurarse que el dinero sólo lo reciben aquellas personas que cumplen con una serie de derechos humanos y sociales mínimos.

Estos derechos mínimos que las familias deben cumplir para recibir las cuantías de dinero son los que a muchos en Occidente nos parecen obvios, pero en otros lados del mundo son auténticos privilegios: que los niños acudan al colegio, que reciban atención sanitaria, vacunas (la forma más barata de reducir la muerte por enfermedades es la prevención), etc.

Se establece lo que muchos han llamado contratos sociales: dinero a cambio del desarrollo social mínimo de nuestros niños. En la entrada de la Wikipedia se citan varios ejemplos:

El más conocido a escala global sea el programa Bolsa Familia de Brasil. Es un programa muy admirado y emulado dentro de todos los planes que luchan contra la pobreza en el mundo. Incluso el citado New York City Opportunity se basa en el modelo brasileño.

Fijaros cómo el programa ha conseguido en los últimos reducir el número de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza considerado en Brasil (1,25 dólares al día):

% de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza ($1,25 diarios)

% de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza ($1,25 diarios)

Tanto en el ámbito rural de Brasil como en el urbano (cabe recordar que el concepto de urbe en Brasil no es como en otros lados del mundo, ya que la existencia de las favelas es abrumadora en muchas las principales ciudades), el porcentaje no ha parado de reducirse. No sorprenderá, entonces, que Lula vaya a dejar su presidencia con un récord de apoyo popular del 83%.

El número de brasileños por debajo de $440 dólares al mes ha bajado también a un ritmo del 8% anualmente desde el 2003. El índice Gini que mide la desigualdad de distribución de la riqueza en un país (del que ya hablé hace unos meses), se ha reducido del 0,58 al 0,54 actual (cuanto más cercano a 0, mejor distribuida está la riqueza en un país, es decir, más gente tiene caramelos).

El programa Bolsa Familia tiene 2 pilares básicos:

  • Una beca familiar concedida por el gobierno dentro del programa Bolsa Familia. En concreto, 12 dólares al mes por niño (puede parecer baja, pero recordemos que Brasil), con un máximo de 110 dólares al mes por familia (aunque Brasil tiene una tasa de fertilidad “baja” de 1.9, las familias beneficiarias de estos programas suelen tener entre 4 ó 5 niños).
  • A cambio, la madre tiene que garantizar que sus hijos/as acuden a la escuela y reciben revisiones médicas regulares.

El programa permite que los niños/as se ausenten, como mucho, el 15% de las clases. Si se detecta un absentismo mayor, automáticamente la beca queda cancelada para toda la familia. Es decir, que parte de la cooperación familiar y la solidaridad para la concesión de las ayudas: todos los hermanos/as tienen que cooperar para que la familia reciba la ayuda. Un concepto similar al que utiliza los micropréstamos que concede el Grameen Bank en el sudeste de Asia.

De los aproximadamente 195 millones de brasileños, 12 millones y medio participan actualmente en el programa. El 3 de Octubre se celebran elecciones presidenciales, y uno de las promesas electorales que llevan los candidatos (la favorita Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores de Lula y José Serra de la oposición Partido de la Social Democracia Brasileña) es aumentar dicho programa, tanto económicamente (actualmente representa un 0,5% sobre el PIB) como en número de participantes.

Sin embargo, el programa también tiene sus críticas: los resultados son mejores en el Brasil rural que el Brasil urbano. Mientras que el 41% de las familias rurales tenían acceso al programa, sólo el 17% de las urbanas lo hacían. En Rio de Janeiro y Sao Paulo, menos del 10% de las familias disfrutaban de sus beneficios.

Y, como decía anteriormente, mientras en otros países la vida en las ciudades es generalmente mejor, en Brasil existen amplias extensiones de favelas. Seguro que hemos visto alguna vez todos las terribles imágenes de favelas arrasadas por tragedias naturales. Incluso se recibe más educación en los entornos rurales que los urbanos, como muestra la siguiente gráfica:

% de niños/as recibiendo educación en el Brasil rural y en el urbano (Fuente: The Economist)

% de niños/as recibiendo educación en el Brasil rural y en el urbano (Fuente: The Economist)

Encima, Brasil es un país donde el éxodo rural ha sido masivo, la mayoría viven ya en ciudades. Ello ha provocado una sobrepoblación, con las consecuencias que ello suele traer. Entre ellas, una de las lacras anteriormente citadas, la explotación infantil, que hace que muchos niños trabajen en condiciones infrahumanas, pero dado que ganan más dinero de esa forma que recibiendo las ayudas de un programa Bolsa Familia, sus familias prefieren que sigan en dichas condiciones.

Todo ello, se agrava aún más por el hecho de que en Brasil 45 de cada 1.000 mujeres son madres entre los 15 y 19 años (uno de los ratios más altos del mundo), por lo que la dependencia hacia la matriarca se hace aún mayor, ya que estos niños tienen que vivir bajo el amparo de las ayudas que reciben sus abuelas

Resumiendo: hay problemas sociales, pero los países están trabajando para tratar de mitigarlos. Bolsa Familia es un ambicioso programa, pero todavía tiene varios problemas que arreglar, sobre todo en el Brasil de las ciudades. ¿Conseguirán estos programas luchar contra lo que se conoce como la nueva pobreza (drogas, violencia y rupturas familiares)?

Comentario del artículo ¿Y qué pasa con los biocombustibles?

Hace pocos días recibí un comentario de este artículo que escribí hace un par de meses sobre los biocombustibles. Es de un amigo, Germán, que está actualmente en Brasil, y comentaba una serie de cuestiones muy interesantes sobre el tema de los biocombustibles. A continuación copio-pego directamente su comentario, ya que me parece interesante compartirlo con todos vosotros:

Buenas Alex, me gusta mucho tu blog, pero en este caso soy bastante contrario a lo que expones. Voy a intentar explicarme punto por punto, porque con lo que no estoy de acuerdo es con la idea de fondo, no con los hechos que expones.

Primero, el aumento del coste de los alimentos en 2007 y 2008 se debe a un buen número de cosas de mayor impacto que la producción de biocombustibles, principalmente a la especulación en los mercados de materias primas. Creo que el problema de la desnutrición a escala mundial no responde a un número escaso de alimentos, sino a un mal mercado del mismo. Este es un mercado efectivamente de gran volatilidad, pero sobre todo por la especulación que sufre, más desde la crisis ya que se ha convertido en un refugio. Lo que debería hacerse es minimizar las actividades de especulación en este tipo de mercados.

Adicionalmente, se dieron otros factores que también contribuyeron al aumento de precios de los alimentos (aparte de la producción de biocombustibles):

– La inflación, históricamente impulsada por el precio del petróleo y el gas, y
– El propio precio de petróleo y gas que aumenta el precio de fertilizantes (en gran parte derivativos del petróleo) y de la energía para la producción mecanizada de alimentos y su transporte.
– Aumento de población en países en vías de desarrollo (sobre todo China) unido al incremento de su renta
– Cambio de dieta en los países ricos que prefieren una mayor cantidad de carne y aumentan el consumo de productos agrícolas indirectos (forraje de los animales).
– Disminución de las reservas globales de comida. En el pasado la mayoría de los países tendían a acumular reservas, pero debido al ritmo en que se podían producir (alimentos transgénicos) e importar (eliminación de barreras en las rondas de la OMC) se decidió disminuirlas.
– Pérdida de zonas de cultivo debido a la erosión de la tierra, el agotamiento del agua, la excesiva urbanización o desastres climatológicos.

De este modo, creo que se observar que el aumento del precio de los alimentos fue coyuntural y se debió a una mala organización de su mercado, a una mala previsión, y no a un problema de fondo. En el mundo los alimentos no escasean, nunca ha ocurrido, el problema siempre ha sido el desigual reparto del mismo. De hecho los precios descendieron drásticamente a lo largo del 2009, siguiendo la senda de otras de materias primas que nada tienen q ver con los alimentos como el petróleo, el gas, el carbón, el aluminio o el acero.

En otro orden de cosas, la producción de alimentos va en línea con lo que un agricultor vaya a ganar con ello. De este modo, en los años anteriores a la crisis, el mundo vivió un exceso de producción que tiró los precios a la baja. En respuesta a ese movimiento de los precios los agricultores decidieron disminuir cierto porcentaje de esa producción de alimentos para destinarlo a otros fines (entre los que se encuentran los biocombustibles), pero volvemos a ver es un mal funcionamiento del mercado. En mi opinión en este punto lo que más daño hace son las enormes subvenciones que EEUU y Europa (la famosa PAC) dan a sus agricultores, que son los que crean esos excesos de oferta de una manera no competitiva, y de paso hunden a los países más pobres. La solución pasaría por una disminución o eliminación de estos subsidios, pero ya sabemos cómo se pone Francia o España con la PAC y tampoco me quiero imaginar las facilidades que encontraría Obama para abrir al libre mercado todos los campos agrícola del ultraconservador centro de los EEUU. Curiosamente es EEUU el mayor productor de biocombustibles a partir de materias aptas para el consumo (trigo, maíz), también tendrán que ver las ayudas que reciben estos productores, sin ellas estaríamos en un mercado más justo donde no compensaría tanto producir biocombustibles (como ocurre en España donde la producción es muy baja y no se vende nada porque todo se importa a EEUU y Argentina, que también subvenciona la colza, lo que no se entiende es por qué España si quiso impulsar la producción de biocombustibles no subvencionó el girasol, que había para dar y tomar y se dejó de cultivar por no ser rentable).

Segundo, no todos los biocombustibles provienen de materias aptas para el consumo humano (sólo se menciona azúcar –que por cierto no ha tenido ningún problema de precio y en Brasil se viene usando como combustible desde hace muchísimos años por buscar una salida a su exceso de oferta-, maíz, soja y almidón), de hecho si se quitasen las subvenciones los más rentables (quizá los únicos) se producen con plantas/frutos no comestibles o con aceites reciclados (lo que se recoge en el McDonalds y demás grasas animales etc.). En España mayoritariamente se producen con aceite de palma y aceite usado, éste último ha sido el único eficiente en los últimos años por el precio desorbitado del aceite (aquí sí que influye directamente la producción de biocombustibles), a no ser que el productor sea también el aceitero. A su vez, el precio de este aceite reciclado también es inferior al de la soja y la colza, los otros productos aptos para la alimentación que se emplean en España.

En cuanto al aceite de frutos no comestibles yo no conozco mucho, pero sé que en países como Brasil se están usando un par de plantas, conozco la jatofra que es una planta que se puede encontrar en la zona de mato de Bahía o en la zona preAmazónica de Mato Grosso (más grande en extensión que Francia y España juntas). Los frutos de esta planta no se comen, de hecho no se usan para nada, pero mezclándolo con etanol y gasóleo el coche anda. Si todavía estos productos no son muy conocidos es porque aún no se ha conseguido una producción masiva de los mismos, pero ya empiezan a ser rentables y en unos años se extenderán. De este modo, subvenciones aparte, son los materiales no comestibles los que resultarían y resultarán más rentables en la elaboración de los biocombustibles.

Tercero y último, los biocombustibles, tienen muchas ventajas medioambientales. En este punto no me voy a explayar, y más después de la chapa que estoy metiendo, pero todo lo que sea disminuir la dependencia de combustibles fósiles suma. Si a esto le sumas que en muchos casos hablamos de sacar energía de plantas que contribuyen a expulsar oxígeno pues más que mejor.

Concluyendo, abogo radicalmente por el uso de biocombustibles, si bien su producción no debe estar sustentada en subvenciones (porque coincide que en este caso no están siendo positivas, no porque me niegue al uso de las mismas), debe ser tenida en cuenta para ajustar la oferta de alimentos, y sobre todo, tiene que estar acompañada por una regulación de los mercados de alimentos (como todo el sistema financiero en general, pero esa es otra historia).

Un abrazo Alex.