Archive for the ‘Pobreza’ Category

Tomaduras de pelo: Ernst & Young “audita” Lehman Brothers

Con la oleada de noticias de impacto que estamos teniendo últimamente, suena más o menos normal que se haya pasado por alto (en términos generales) una de esas tomaduras de pelo a gran escala que suelen ocurrir al otro lado del Atlántico. Hace poco hablé de las prácticas de Google para evadir impuestos y así evitar pagar lo que como buena empresa ciudadana le correspondería pagar.

Pongámonos en situación. Un auditor (¿qué es esto? Básicamente una empresa que certifica que las cuentas económico-financiero reflejan la imagen fiel del patrimonio de la empresa): Ernst & Young (auditora de Google, Coca-Cola, et. al). Una firma que necesite que sus cuentas económico-financieras sean auditadas: Lehman Brothers (sí, la del epicentro de la crisis). Ernst & Young fue el auditor externo de Lehman desde 2001 hasta que Lehman presentó su bancarrota en Septiembre 2008.

Todo normal, si no fuera porque Ernst & Young no hizo bien su trabajo. Acaba de ser demandada por la fiscalía de Nueva York (con Andre Cuomo a la cabeza, el que será a partir de Enero gobernador del estado de New York). ¿Motivo? Ocultar los riesgos financieros de Lehman Brothers antes del colapso de uno de los principales bancos de inversión del mundo.

Veamos el meollo de la cuestión. Se le acusa a Ernst & Young de un fraude civil (no criminal, lo que llevará a que se produzca sin mayor pudor de nuevo) por 150 millones de dólares, en concepto de las comisiones que recibió por su trabajo de asegurar a clientes y accionistas que Lehman contabilizada su patrimonio de manera fiel (objetivo primordial de la contabilidad).

¿Y qué es lo que Ernst & Young ayudó a ocultar? Pues una de las prácticas habituales en el casino de Wall Street, que no es otra que ocultar millones y millones de deuda. ¿Y cómo se consigue esto? Mediante contratos de recompra de deuda o Repurchase Agreements o Repos. Es uno de los juguetes del casino de Wall Street preferidos, de los más útiles para engañar y confundir. Este vídeo lo explica muy bien:

Y para los no iniciados, una breve explicación con un sencillo y simplificado esquema:

Operación de venta Repo o Repurchase Agreement

Operación de venta Repo o Repurchase Agreement

Básicamente lo siguiente:

  1. Una empresa necesita liquidez y tiene muchas deudas. Esta empresa es la que en el esquema es el vendedor. En nuestro ejemplo, Lehman Brothers. Debe mucho dinero, pero no tiene dinero en caja para devolver las deudas.
  2. ¿Qué puede hacer para hacer dinero en caja? En el casino de Wall Street es habitual vender estas deudas.
  3. ¿Pero en los mercados financieros (eufemismo del supragobierno mundial) también se vende deuda? ¡Yo pensaba que se vendían acciones y poco más, como en un mercado de fruta se venden manzanas y poco más! Yo también lo pensaba, pero así es el casino, siempre éncontrarás un juevo nuevo.
  4. Al grano. Lehman Brothers vende sus deudas, y otra empresa a la que le sobra liquidez, le compra esas deudas.
  5. ¿Y por qué esta empresa iba a querer comprarle estas deudas (que llamamos prestatario de liquidez) a Lehman Brothers? Pues porque a fecha de venta de las deudas, Lehman percibirá una cantidad de dinero X (tiene problemas de dinero en caja, así que le viene bien), pero a fecha de fin del contrato de venta de deuda, Lehman Brothers deberá pagar ese X más unos intereses.

Estas transacciones conocidas como Repo 105. Transacciones que permitían a Lehman ocultar miles de millones en obligaciones de pago antes de que se desemoranara todo el castillo de naipes. Pan para hoy, hambre para mañana. Por cierto, que los prestadores de liquidez eran bancos europeos.

Lehman estaba muy endeudada en 2007. El CEO, Richard S. Fuld (al que llamaban Gorila en Wall Street por su agresividad y competitividad, y por cierto sigue campando a sus anchas por Wall Street, pese a que durante el 2007 percibiese 22 millones de dólares por sus brillantes ideas) dijo que tenían que reducir esa deuda, fuera como fuera, los medios no importaban. Vender acciones en bolsa sería un suicidio: el inversor percibiría fragilidad. Además, con la legislación americana sería totalemente ilegal su práctica, así que lo canalizó vía su división en Londres. Movió el dinero de EEUU a Europa (luego nos preguntamos porqué nos ha salpicado todo esto, ya sabéis porqué Reino Unido no quiere entrar en el €, muy rígido para su laxitud).

En los 2 trimestres previos a presentar bancarrota, Lehman intensificó el uso de los Repos 105. Lehman llegó a quitarse de una noche para la mañana siguiente (overnight lending) 39.000 millones de dólares en el último cuatrimestre de 2007, 49.000 en el primer del 2008 y hasta 50.000 en el segundo del 2008. En lugar de reconocer como deuda en el Balance de Situaciónlas obligaciones de pago, eran contabilizadas como una operación de venta de activos financieros, generando cash flow en la Cuenta de Resultados (vamos, dinero líquido para “salir adelante”) que se empleaba para cancelar deuda a corto plazo, y así publicar un Balance más saneado que luego Ernst & Young (auditora) aprobada.

Una vez presentados a inversores y clientes estos resultados con poca deuda, se recompraban los contratos Repos, volviendo Lehman a estar muy endeudada. Pero el público ya había visto que Lehman no estaba endeudada. ¿Fácil y bonito no? Pues a mí me parece una tomadura de pelo íntegra.

Y para mí, lo más grave es el trabajo de Ernst & Young, ya que en el juego de un casino, el más pillo es el que gana (partamos de la base que los mercados financieros de hoy en día han dejado de ser mercados y ahora son juegos), pero lo grave es que el arbitro no enjuicie a los jugadores que se saltan las normas. Algo así como si Florentino Pérez o Joan Laporta fuesen el árbitro de un Barsa-Madrid.

Según la Fiscalía de New York, Ernst&Young conocía estas transacciones. También “avisó” repetidas veces a Lehman Brothers sobre su situación de deuda. La FED de New York, a todo esto, estos días tenía un gobernador (el arbitro externo de todo esto) a un tal Timothy Geithner, actual secretario del Tesoro (algo así como Ministro de Economía y Hacienda en España) del gabinete Obama.

Citigroup y el Deutsche Bank (auditados por KPMG) y Bank of America (auditada por PwC) también usaron transacciones Repo 105, aún en menor cuantía que Lehman. Las auditoras cobraban sus comisiones, firmaban y a por el siguiente. Siempre estará ahí Uncle Sam para rescatar. El dilema moral de los rescates, son “too big too fail”.

Más problemas: la excesiva concentración del sector de la auditoría. La concentración se puede medir a través del Índice Herfindahl-Hirschman (HHI). Sencillo cálculo: elevar al cuadrado las cuotas de mercado de las empresas que participan en él. A menor número de empresas, mayor HHI. De esto ya se habló cuando cayó Artur Andersen en 2001 por el escándalo Enron. Quedaron las cuatro grandes actuales: PwC, Ernst&Young, KPMG y Deloitte. Suponiendo una cuota del 30-30-20-20 (un ejemplo), quedaría un HHI de: 302 + 302 + 202 + 202 = 2600, cuando por encima de 1.800 ya se considera un sector muy concentrado (poco competitivo, muy dado a monopolios, lo que permitirá que las auditoras sigan haciendo igual de bien su trabajo).

La caída de Artur Andersen incrementó el índice en 455 puntos. La caída de Ernst&Young (he leído alguna columna de opinión al respecto, a mí me parece excesiva, aunque en su día Artur Andersen tuvo algo parecido) traería algo parecido. Lo que faltaba a un sector en horas tan bajas como el de la auditoría.

La esperanza de vida de las empresas es de unos 30 años. Practican el carpe diem 100%, obviando el pasado en muchas ocasiones. Contribuye a todo ello mucho las regulaciones sobre la contabilidad a corto plazo, esto es, el trabajo de las auditorías. ¿El futuro? Nada importante, lo urgente es sacar las cuentas, ignorando toda empatía con la sociedad de la que obtienen sus clientes. En la actualidad, y desde la privatización del sector en todos los países (en España se vivió con aglutinar en Argentaria todas en los años 90, y luego vendérsela a BBV), las entidades bancarias son muy grandes y ejercen un poder excesivo.

En España también hay arbitros pésimos (no hablo de fútbol, aunque bien podría trasladarse la afirmación al fútbol también). Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Gobernador del Banco de España (sí, ese que habla de la necesidad de recortar los derechos laborales y sociales), estuvo de vacaciones en Benidorm cuando la burbuja inmobiliaria crecía sin control alguno, a pesar de ser el máximo supervisor de las finanzas en España, y a pesar de que se estuvieran concediendo préstamos hipotecarios por el 120% del valor de tasación). Incluso se permitió el lujo de sentar cátedra al decir en el informe anual de 2006 que no había burbuja inmobiliaria ni riesgo de que la hubiera. Con estos arbitros el Athletic volvería a ganar ligas 🙂

Vivimos en un estado global que deja liso el camino para el beneficio de unas entidades no humanas con unos objetivos no humanos. En España lo estamos viviendo ahora con el caso de José Luis Burgos, un discapacitado físico al que ejecutaron su hipoteca por razones difícilmente justificables (además que previamente había perdido su trabajo de forma injusta).

Los humanos individuales somos manipulados por estas entidades, a menos que te conviertas en el director o ejecutivo de una de ellas, traiciones tus supuestos valores y decidas romper el contrato social de Rousseau. Sed buenos.

Ejemplos de “progreso”: India

Hoy en día hablar de la India parece que es estar hablando de una super potencia democrática, un ejemplo social que todo país que haya vivido en plena pobreza durante muchos años (como la India) debiera seguir. Tengo un colega de Bangladesh que me suele hablar de esto, ya que creo que vivimos un tanto mediatizados por titulares de la India.

Sí, es cierto que es una de las principales potencias mundiales en cuanto a crecimiento de PIB ahora mismo:

Países con mayores y menores crecimientos de PIB previsto para 2010 (Fuente: www.economist.com)

Países con mayores y menores crecimientos de PIB previsto para 2010 (Fuente: http://www.economist.com)

También es cierto que desde que liberalizó su economía en 1990 (una vez que rompió con la “cinta roja” que regularizaba un amplio espectro de los negocios), ha crecido en términos macroeconómicos a ritmos agigantados. Actualmente su PIB crece en cifras que rondan las 2 cifras (entre el 8 y el 10%), pero, ¿está toda la India creciendo por igual? ¿o hay unos pocos que están llevándose la mayoría de los caramelos?

Ciertamente, la India está camino de convertirse en otra economía capitalista de recrecimiento galopante donde unos pocos oligarcas están amasando grandes fortunas frente a una mayoría que aún vive en la pobreza. En el caso de la India, está siguiendo lo que yo suelo llamar un oligarquismo de la Rusia post-URSS cuando el amigo Yeltsin privatizó a su antojo.

La India tiene un PIB muy parecido al de España, aproximadamente 1 billón de euros. Un 1, seguido de 12 ceros. Vamos, que euros hay, pero lo que están es mal repartidos. En la actualidad, en la India hay 66 personas (permítanme la metonimia de billonario) cuya riqueza conjunta es de 244.000 millones de dólares. En otras palabras, el 20% de la riqueza total de la India.

No sería un dato tan preocupante si no fuera porque simultáneamente 800 millones de indios (de un total de 1.300.000) viven con menos de 2 dólares al día.

¿Y cómo se producen estas situciones? Pues igual que como pasó con la Rusia de Yeltsin: corrupción, licencias a dedo y privatizaciones selectivas. Es decir, una vez que una economía de estado comienza a privatizar sus negocios (la riqueza del pueblo, de todos los indios), que el gobierno asigne a dedo a quienes concederá los siempre lucrativos negocios de la minería, telecomunicaciones, construcción, energía, etc.

¿No me creeis? ¡Preséntame las pruebas que diría aquel! Último escándalo (entre otros muchos que podéis consultar por Internet). Año 2008. El ministro de telecomunicaciones, Andimuthu Raja (un Dalit, ex-intocable), subasta licencias para el espectro de telecomunicaciones. Redes 2G, en el 2º mayor mercado de telecomunicaciones del mundo, con 700 millones de líneas suscritas. Vamos, perita en dulce total.

Un negocio que según la consultora Gartner generará 20.000 millones de dólares este año. Un negocio donde las Telefónicas son Reliance, Airtel, Tata e Idea Cellular (todas indias) y la británica Vodafone (no preguntéis nunca a un bangladesí el significado de esta marca en bengalí). Es decir, que si subastas este espectro a los mayores actores, la mayoría indios, podrás crear esos oligarcas rusos en la india.

Y eso es lo que hizo el amigo ministro, subastar a dedo a sus “amigos”. Una trama Gürtel a gran escala, un total de 40.000 millones de dólares que el gobierno indio (es decir, los 1.300.000.000 indios, incluyendo los 800.000.000 que viven con menos de 2 dólares al día) dejaron de ingresar por deseo del recién dimitido ministro de telecomunicaciones. Vendió las licencias del 2008 a precios del 2001. El mayor escándalo de corrupción desde la independencia del imperio británico.

Estos actos indignantes todavía me enervan más porque lo peor es que esos 800.000.000 indios ni se enterarán. En la India hay muchos dispositivos móviles, pero apenas ordenadores. No hay Internet. Sólo el 6% de indios tiene acceso a la principal fuente de información. Es decir, que ni se enterarán de la corrupción que ha provocado que el gobierno deje de ingresar 40.000 millones de dólares, 6 veces lo que se gasta anualmente en la educación de su joven población, el mayor activo de la India.

Variación de indios en edad de trabajar entre 2010 y 2030  (Fuente: UN)

Variación de indios en edad de trabajar entre 2010 y 2030 (Fuente: UN)

Mientras la mayoría de economías occidentales tiene un futuro un tanto preocupante por el envejecimiento de su población, en la India ocurre precisamente lo contrario. Al no tener una ley de hijo único como en China, su población no para de crecer (en mi opinión de una manera un tanto insostenible). Es realmente impactante el dato de que el 40% de su población sean jóvenes. En la India seguro que no están discutiendo cómo financiar las pensiones.

¿Soluciones para todo esto? Difícil. La oposición es el PP de aquí (ese PP que ahora dice que España está como está por haber abandonadno las políticas pro-mercado), el Bharatiya Janata Party (BJP), que ya tuvo que dejar el gobierno en 2004 por prácticas similares. De hecho, el equivalente a nuestro lehendakari del estado de Karnataka, del BJP, está sumido en otro escándalo de corrupción importante en el negocio inmobiliario.

El problema de la India parece ser algo crónico y transversal. Incluso el propio primer ministro Singh (de la minoría religiosa sikh) parece haber tratado de tapar este escándalo.

Cabe recordar, además, que Singh fue ministro de finanzas a comienzos de los 90, por lo tanto, responsable de la liberalización que puso fin al amplio sector público indio que optó por la vía capitalista o pro-mercado. Sí, medidas que convirtieron a la India en una nueva colonia para la inversión extranjera que encumbró a unos pocos a la riqueza capitalista, pero que a la vez tiene sumidos a muchos indios en una pobreza extrema y de desigualdad social.

El mismo Singh que llegó al poder sin ganar ninguna elección popular, sino tras la dimisión de Sonia Gandhi. El mismo Singh que permitió que se pudriera este verano comida en almacenes del gobierno antes que repartirlo entre esos 800.000.000 indios que apenas tienen 2 dólares al día para alimentarse.

Difícil solución cuando incluso un ex-dalit como el ministro Raja participa en escándalos de corrupción. Cabe recordar que a pesar de estar ya prohibido desde 1947 el sistema de castas, sigue existiendo de facto. La población Dalit sigue sufriendo injusticias sociales y discriminación.

Incluso las propias ONGs que trabajan en el país son objeto de dudas. Hay más de 3 millones de ONGs registradas, recaudando cada año entre 8.000 y 16.000 millones de dólares. De ello, aproximadamente 2.150 millones vienen del exterior, de los cuales el 50% se pierde el rastro anualmente. Gastos administrativos, ese eufemismo que en Occidente utilizan los bancos para cobrarnos comisiones de manera indiscriminada.

Esto que comentaba para las ONGs, tanto de lo mismo para los programas públicos del gobierno. En algunos estados, como el de Andhra Pradesh (un estado con un PIB per cápita similar el de Zimbabwe, 76 millones de personas), se ha establecido ahora un sistema de auditorías que los propios beneficiarios de los fondos (las clases más desfavorecidas) ejecutarán. Algo así como evaluar que realmente los fondos para los más necesitados les llegan.

Un sistema de auditorías sociales que ha tenido que establecerse como medida para hacer frente a la rampante corrupción de las corporaciones locales que amasan los fondos para los más necesitados en esta nueva pseudo-casta de oligarcas. El anterior primer ministro Rajiv Gandhi, estimó que apenas el 15% de los fondos públicos (que totalizan 250.000 millones de dólares en los próximos 5 años) de programas para los más necesitados eran efectivamente invertidos. El resto, pa’a la saca. Aquí se pueden consultar los resultados de estas auditorías sociales.

Por si saquear los fondos públicos para pobres, que las ONGs se queden con el dinero o que unos pocos se repartan el pastel a su antojo fuera poco, la desigualdad de género en la India es otro punto crítico. El sistema patriarcal no sólo sigue vigente (incluyendo las bodas diseñadas por los padres), sino que incluso las mujeres tiene prohibido heredar. Este hecho, impide su progreso e integración social, dejando a la mujer india desprovista de capital físico y humano que pudiera permitirla aprovecharse del inmenso pastel que hay por repartir en la India.

Pues esto es un resumen de lo que es la India. Un país que sin buenos gestores, seguirá siendo un país propenso a incrementar más y más la desigualdad.

Desinformación: Dow Chemical

Hoy no traigo algo novedoso. Bueno, realmente no sé si lo traigo alguna vez. Pero lo que sí traigo es algo que por mucho que se repita, siempre será poco: el abuso de la desinformación que hacen las grandes multinacionales.

En mi reciente visita a Boston tuve la oportunidad de asistir a una conferencia sobre Dow Chemical. Y no, no era para explicar algo sobre el vertido de Bhopal o algún nuevo agente químico que ha sacado al mercado, sino para hablar de ética empresarial. Tócate los pies. Empecemos.

A algunos angelitos del ecosistema como Asia Pulp & Paper (parece que no es una creencia mía tenerles un poco de manía) les da por desarrollar un portal web tope molón y hasta con sonidos de pajaritos. Asia Pulp & Paper es una de las empresas con más denuncias internacional por destrucción del medio ambiente y tala indiscriminada.

Otros están más de moda, como BP, que con su contribución a la Cuenta de Resultados voraz, ha dejado el Golfo de México en un estado lamentable (así como muchas pensiones de los británicos). Eso sí, su logo verde y su página web, parece digna de una ONG.

Como cuentan en Implícate, es una estrategia que utilizan los angelitos del medio ambiente para limpiar la mala imagen que tienen sus actividades. Iberdrola y su nueva imagen verde, Fertiberia que todavía está en proceso de investigación por contaminar lo equivalente a 1.200 campos de fútbol en Huelva o Ence, que con su fabricación de celulosa, contribuye a la causa con una de las actividades más contaminantes. En esta entrada del siempre interesante blog de Periodismo Humano podéis recoger mayor detalle sobre este marketing verde.

Pues a los de Dow Chemical les da por las conferencias y por la Responsabilidad Social Corporativa Demagógica. Dow Chemical es una empresa química (sector de mayor consumo de recursos fósiles, vamos, los que más contaminan) que consume 150.000 barriles de petróleo al día. Casi lo mismo que países como Nueva Zelanda y Ecuador.

Con el cartel que os expongo en la siguiente imagen, así como con algunas frases que apunté dijo Andew N. Liveris, el presidente y CEO de Dow Chemical Company, os resumo un poco la conferencia:

Conferencia Dow Chemical at Bentley University: Ethics as a Business Strategy (Fuente: mi cámara de 3.2 pixeles del móvil :-)

Conferencia Dow Chemical at Bentley University: Ethics as a Business Strategy (Fuente: mi cámara de 3.2 pixeles del móvil 🙂

Apostamos por la triple bottom-line (beneficio neto de la empresa): económico, medioambiental y social

Desde 1980 integramos esta apuesta por atriple bottom-line a nuestra estrategia de negocio

Nuestra Responsabilidad Social Corporativa: sociedad, sanidad y medio ambiente

No es lo que podríamos hacer, sino lo que tenemos que hacer

Son conscientes de los efectos de la crisis: al año mueren 1.500.000 personas por la escasez de agua o por beber agua contaminada, así como los 16.000 niños que mueren de hambre al día

Colaboran con múltiples entidades (ONGs, gobiernos, etc.) para de manera colaborativa minimizar el impacto medioambiental. Ello lo consiguen empleando 170 elementos químicos para reducir el CO2

Tienen hasta 15 comités éticos internos

Bueno, uno lee todo eso, y no sabe si ha hablado Gandhi, Martin Luther King o Nelson Manela. Pero no, es el presidente de Dow Chemical. Por cierto, no va mucho al hilo, pero durante la conferencia citó varias veces a George W. Bush, en lo relativo a su “Capitalism with conciensm” (no es broma).

También trató de inspirarnos a la audiencia con elocuentes “Soñad, que yo tuve un sueño un día…” (en plan MLK), etc. Vamos, un crack el hombre. También soltó la perla deLa libertad democrática y el capitalismo es todavía el modelo válido“, lo cual me indica que no debe leer mucho la prensa (o por lo menos, no la que debiera).

Pero lo mejor vino en la ronda de preguntas, especialmente en un par de preguntas. Una chica le preguntó que le sonaba haber leído algo sobre sus hazañas en Centroamérica (que enseguida os cuento), y el presidente la respondió algo así como “No nos has googleado bien“. Es decir, le vino a decir que no había buscado la correcta información sobre su querida empresa. Toma castaña.

Sin embargo, hubo un alumno, que intuyo es pakistaní, que sí que le puso en aprietos, ya que incluso tardó en contestarlo. El alumno le preguntó a ver porqué había dejado Dow de suministrar las vacunas contra el polio tras las terribles inundaciones de este verano. El presidente fue claro: “We are working on that issue.” Os lo traduzco: “No nos salía rentable“.

Y toda esta palabrería (qué mejor herramienta para la elocuencia que la palabra), cuando Dow Chemical es la responsable (directa o indirectamente) de algunas historias dignas de película de miedo:

  • Desastre de Bhopal en 1984: a falta de 26 días para que yo naciera, en la noche del 2 al 3 de Diciembre de 1984, se produjo una fuga de entre 30 y 40 toneladas de gases letales en la fábrica de pesticidas de Union Carbide Corporation en Bhopal, la India. El sistema de prevención de fugas no funcionó, y los gases se expandieron rápidamente por la ciudad, quemando los ojos y las vías respiratorias de los pobres ciudadanos. Murieron de inmediato 8.000 personas, además de envenenar a otros 20.000. Aún a día de hoy sigue habiendo miles de afectados (se calcula que mueren mensualmente de 10 a 15 personas).
    Pues bien, en 1999, Dow Chemical compraba por la friolera de 9.500 millones de dólares Union Carbide, convirtiéndose así en la compañía química más grande del mundo. Adquirió la empresa y sus obligaciones, incluyendo las morales (obvio), que a día de hoy siguen esquivando a pesar de que la facturación anual es aproximadamente de 50.000 millones de dólares.
    Bueno, miento, sí que ha hecho frente a exiguas penas. En 1989, pagó 470 millones de dólares (unos 450 dólares por persona y que el pasado 7 de junio, un tribunal indio condenó a ocho directivos de la empresa a dos años de prisión y a abonar lo equivalente a 10.600 dólares. De risa. Bueno, de tomadura de pelo.
Desastre de Bhopal. Muchos/as la llaman la peor tragedia industrial de la historia (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/)

Desastre de Bhopal. Muchos/as la llaman la peor tragedia industrial de la historia (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/)

  • El agente naranja: la joya de la corona de Dow, el también conocido como  napalm. El agente naranja, mezcla de dos herbicidas, que era utilizado inicialmente como desfoliante en los bosques y los arrozales por el ejército norteamericano en la guerra de Vietnam. Lo que pasa, que a alguien, dado que cerebro pensante en estas cosas sólo lo tenemos los humanos, se le ocurrió fabricarlo de manera deficiente, presentando elevadas cantidades de una dioxina cancerígena. Y luego se utilizó contra la población vietnamita. Afectó a más de 3 millones de vietnamitas e incluso a muchos soldados estadounidenses a quienes no se les informó debidamente sobre lo que arrojaban desde los aviones y sobre lo que recibían los que estaban abajo (algo parecido a lo que se hizco con las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki).
    En 1984, 90 veteranos de guerra obtuvieron 180 millones de dólares en concepto de daños a su salud. El grupo de vietnamitas que iniciaron el juicio, aún siguen esperando. Dow esgrime que la responsabilidad es del Gobierno (¿alguien dijo riesgo moral?).
  • Experimentaciones a lo Tuskegee o Guatemala: en este artículo ya hablé sobre la afición que tenía el gobierno de EEUU por realizar experimentos con seres humanos. Dow Chemical no iba a ser menos. Dow Chemical, en colaboración con Johnson & Johnson y los funcionarios de la cárcel estatal de Pensilvania expusieron a los internos a químicos, entre ellos dioxinas y sus efectos dañinos al ser humano (de las más dañinas que se conocen, ya que además de cangerígenas, son muchísimo más tóxicas que el cianuro), para probar sus efectos (todo sea en virtud del progreso, claro). Resultado: muertos o daños irreparables.
    Para los ensayos con dioxinas utilizaron a 70 reclusos de la prisión de Holmesburg, en Filadelfia, cuyos resultados se utilizaron luego a gran escala (como decía anteriormente) contra la población civil vietnamita.
  • Vertidos contaminantes en EEUU: entre 1970 y 1971, la planta de la Dow Chemical en Midland, Michigan, arrojó más de 17.000 millones de litros de aguas residuales. Además, como se habían quedado ya olvidadas estas hazañas, en 1980, un grupo de investigadores descubrió que 25 trabajadores de la factoría de la empresa en Freeport, Texas, tenían tumores cerebrales, 24 de los cuales resultaron mortales. Esto por citar 2 casos, pero hay muchos más.
  • Pesticidas en Nicaragua: el pesticida Nemagón, un producto que elimina las plagas pero también nos hace daño a los humanos, ha acabado con la vida de 849 personas en los últimos años. Dow Chemical figura entre las compañías demandadas por los agricultores nicaragüenses.

Podéis consultar más información de las “noticias” anteriores aquí y aquí. Además, vienen otras cuantas atrocidades, pero en la misma línea: me importa tres vaínas la persona, pero sí, y mucho, mi Cuenta de Resultados.

La cosa con Dow Chemical es tan abusiva que incluso he encontrado esta página donde recogen las atrocidades de Dow Chemical y sus actos en pro del progreso por el mundo. La verdad sobre Dow, que dice la cabecera del sitio web.

Hasta en mi pueblo, Leioa, Vizcaya, tenemos “cariño” a Dow Chemical. A pesar de que cerró su fábrica en 2009, los que jugábamos a fútbol en el gran Txantxarrene, seguro que nos acordaremos de Dow para toda la vida, porque el campo de fútbol estaba al lado de su fábrica de poliestireno extruido, y me acuerdo que había días en los que era prácticamente imposible correr porque te ahogabas del perfume que echaba la fábrica. Espero no tener que acordarme algún día de haber corrido todas las tardes por ese campo y respirando ese aire fresco.

Por cierto, he visto ahora que Dow no quiso irse sin dejar su clásica huella de buena imagen, ya que trató de meter un pelotazo hasta última hora

En fin, la ética en la estrategia del negocio, como rezaba el cartel, claro. Por cierto, tengo en el despacho una copia del Código de Conducta en los Negocios de Dow Chemical, por si alguien está interesado, que seguro seréis muchos.

Se habla de: elecciones 28-N en Haiti

Mañana hay elecciones. Y no me refiero a las de Cataluña, donde espero que luego no se sorprendan en caso de una abstención considerable, visto el espectáculo en el que se ha convertido, haciendo gala de nacionalismos a la defensiva atacando a otros, con spots “calientes” e incluso con videojuegos donde podías cargarte al cabeza de turco de turno, que para el PP no es otro que el inmigrante. Hubo un día en el que me gustó la política en España. Será que soy yo el anacrónico.

Pero las elecciones que sí que me preocupan son las que se van a celebrar en Haiti. Elecciones presidenciales en el país más pobre (en términos de renta per cápita) de todo América. Se busca inquilino/a de este edificio (imagen tras el terremoto):

Palacio Presidencial en Haiti tras el terremoto de Enero del 2010

En un país en el que todo presidente electo que no fuera del agrado de Francia años atrás, y EEUU en años recientes, duraba un asalto, la figura del presidente es ciertamente de “consideración”. ¿Qué pasará si sale electo algún presidente intervencionista que ponga un poco de orden en el saqueo americano?

Por si esto ya generase poca preocupación a nivel internacional, el terremoto del pasado Enero, las incesantes lluvias recientes y la epidemia de cólera, agravan aún más la preocupación internacional.

Claramente Haiti no está ahora para elecciones. Pero se van a celebrar. A EEUU y a la ONU interesa buscar un nuevo títere. Rápido que sino las protestas podrán conmigo, pensarán, intuyo. Las protestas contra las tropas de Naciones Unidas no cesan (la MINUSTAH), sobre todo en la capital Port-au-Prince. Ya van más de 1.600 muertos por la epidemia de cólera, que ya se ha extendido a 8 de los 10 departamentos del país. Parece ser que el origen radica en las tropas nepalís, según estudios recientes. La CBC canadiense (la misma que ha vinculado ahora a Hezbollah con la muerte de Hariri) ha realizado un estudio que así lo afirma.

No digo que no sea posible (en 100 años no ha habido casos de cólera en Haiti, y además Nepal ha sufrido repetidamente de la misma, además de estar sus tropas trabajando cerca de un río que desató la ola de contagios del cólera), pero es importante reseñar que en Haiti la brujería tiene un peso de dogma de fe muy alto, por lo que a la mínima que un brujo siente cátedra, rápidamente se difunde el tema entre la población.

Una haitiana afectada por el cólera en la puerta del Hospital General de Puerto Príncipe (Fuente: http://s3.amazonaws.com)

Sobre estas líneas, una de las imágenes que más me ha impactado en mucho tiempo. Además de las más de 1.600 muertes, en los hospitales ya se han atendido 20.00 personas. Estimaciones de [expertos] indican que se puede llegar hasta los 10.000 muertos. Y eso son cifras oficiales, porque el número de personas que mueren en las calles sin haber recibido tratamiento alguno hace que debamos ser bastante escépticos ante dichos guarismos.

La ayuda no llega, ni por parte de las Naciones Unidas ni otras agencias de ayuda. La ACNUR contabiliza 44 millones de refugiados en el mundo; en Haiti ya hay 3 millones de desplazados internos. Más de un millón de esos 3 millones de personas viven en campamentos, lo que facilita aún más que el cólera campe a sus anchas. Una enfermedad de rápida curación, en Haiti es de rápido contagio, derivado de la ausencia de agua potable y condiciones sanitarias decentes.

En Port-Au-Prince, la violencia entre haitianos y la MINUSTAH se recrudece. Y la violencia se está cebando sobre todo contra la campaña del Unity Party del presidente incumbente René Preval, títere de EEUU, y de su sucesor designado Jude Celestin.

El paso miércoles un grupo de seguidores del candidato Charles Henri Baker atacó la caravana electoral de Celestin. Se acusa a Préval de haber repartido armas por todo el país a sus hombres, además de haberse forrado a costa del pueblo, incluso en las condiciones en las que está el país en la actualidad. Los haitianos ni siquiera saben dónde podrán votar (¿os imagináis no tener el colegio de toda la vida al lado de casa para ir a votar?). Muchos de ellos hacen cola para obtener un documento que los acredite como haitianos, ya que perdieron TODO tras el terremoto (¿os imagináis estar sin DNI?). El pucherazo es una posibilidad cada vez más real.

Lo que sí está claro, es que todos los orígenes de la tragedia humanitaria actual vienen de lejos. Millones de haitianos han sido abandonados durante años indefensos frente a la explotación económica y la opresión política de la dominación capitalista de EEUU. Millones de haitianos, antes incluso del terremoto (donde recordemos murieron 250.000 personas), no tenían acceso a agua limpia y sanidad adecuada. El terremoto agravó la cosa, sí: 1.500.000 personas a vivir en las calles, creando el habitat idóneo para que una enfermedad como el cólera (insisto, que en España sería de fácil tratamiento) campe a sus anchas.

De esos 1,5 millones de vagabundos que dejó el terremoto, ninguno ha sido realojado en una vivienda de manera permanente (promesa americano tras el desastre). Sabiendo  que el agua potable sólo es accesible para aquellos que viven en vivendas y que pagan por ese servicio, ¿alguien se extraña que el 44% de los haitianos beba agua no tratada? ¿alguien se extraña que sólo el 70% de los que viven en los campamentos tengan acceso a letrinas no higiénicas y siempre con colas desesperantes?

Las tasas de natalidad no paran de crecer. No sería una mala noticia en situaciones normales, pero bajo las condiciones actuales, es caldo de cultivo para aumentar las terribles estadísticas de mortalidad infantil, de mujeres, etc.

La MINUSTAH culpa a los haitianos de querer desestabilizar las elecciones “democráticas”. Permítanme que cuestione tal afirmación. Si yo fuera haitiano, ¿qué pensaría de las fuerzas de Naciones Unidas (MINUSTAH) que llegaron de la mano de los marinos de EEUU tras el golpe de estado del 2004 orquestado por EEUU para expulsar al popular Jean-Bertrand Aristide?

Fanmi Lavalas, partido político que apoya la vuelta de Aristide, además de ser el único partido con un apoyo popular suficiente y organizado (el rapero no cuenta), tiene prohibida su participación en las elecciones. Bueno, lleva prohibida desde el golpe de estado del 2004. Nada nuevo bajo el sol. 19 candidatos, incluso una mujer que pudiera llegar a ser la primera mujer presidenta de Haiti, la centrista Mirlande Manigat. Es la actual favorita en las encuestas, pero, ¿alguien confía en estas encuestas bajo la situación en la que está Haiti?

3 millones de electores están llamados a votar. De esos 3 millones, muchos aún no saben si podrán votar por falta de documentación. En Cataluña, para las elecciones de mañana 5 millones. Imagínense que de esos 5 millones, 2 millones no supieran si mañana pueden votar.

La Organización Mundial para la Salud ha pedido 164 millones a la comunidad internacional para hacer frente al cólera. Han llegado poco más de 5 millones de dólares. En este artículo que escribí poco después de la tragedia, expuse que iban a ser necesarios 10.000 millones de € para rehacer la vida en Haiti. EEUU, unilateralmente (lo cual legitima aún menos sus acciones), como es ya costumbre, se había puesto al mando de los equipos de salvamento. EEUU lideraba el ranking de donaciones (qué menos).

¿Alguien sabe dónde ha quedado ese dinero? Algunos hablan de que apenas ha llegado el 15%. De Washington, que tiene la mayor responsabilidad de sus primus inter pares en Haiti, todavía se esperan los 1.500 millones de dólares que prometió (os lo traduzco: esperará a soltarle a cuando vea a Celestin, heredero del títere Préval, en el poder).

Es por todo ello, que considero bastante legítimo el enfado de los haitianos con Naciones Unidas y EEUU. Más de 10 meses después del terremoto, poco o nada se ha hecho para reconstruir Haiti. Fíjate qué cosas, quizás si EEUU hubiera hecho bien sus deberes, el cólera nunca se hubiera expandido. Pero no los ha hecho.

En estas condiciones, el cólera no se puede detener. Y la ausencia del Principio de Responsabilidad todavía está ahí. Qué fácil es utilizar el clásico “Siempre les toca lo peor a los más pobres” y eludir responsabilidades. El olvido de la etiología, el olvido que en todo efecto hay una causa. Qué triste 😦

Sobre estas líneas, una de las imágenes que más me ha impactado en mucho tiempo. Además de las más de 1.400 muertes, en los hospitales ya se han atendido 20.00 personas. Estimaciones de [expertos] indican que se puede llegar hasta los 10.000 muertos. Y eso son cifras oficiales, porque el número de personas que mueren en las calles sin haber recibido tratamiento alguno hace que debamos ser bastante escépticos ante dichos guarismos.

Cooperativas alternativas que funcionan

Ya he hablado en más de una ocasión de mi apuesta por la cooperativas como modelo organizativo (si queréis llamadlo forma jurídica) del Siglo XXI (por decirlo de manera bonita). En una cooperativa la figura central es la persona. En una cooperativa juntamos el capital y el trabajo en la misma persona. En una cooperativa, la comunicación es horizontal, de tú a tú. En una cooperativa no existe la figura del jefe. Todos son jefes y empleados.

Incluso la propia definición que da el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio me gusta: “Sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y baja voluntaria, para realizar actividades empresariales, encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democrático.

Es bien sabido que Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) es la mayor cooperativa del mundo. La tenemos aquí en el País Vasco: 103.000 empleados, 84.000 de los cuales son cooperativistas. Y ya veis como el buscador de los buscadores devuelve una gran amplitud de resultados buscando por las mayores cooperativas del mundo. Vamos, que parece que es una apuesta que han realizado muchos a lo largo del mundo.

Muchos todavía conviven con el cliché preconcebido que las cooperativas acaban convirtiéndose en sociedades capitalistas. Las comparaciones son odiosas, pero dado que tras la Gran Depresión, se dio esta reconversión de cooperativas a sociedades capitalistas (¿os suena eso del capitalismo no?), pues de un caso particular, proceso deductivo realizado.

No estoy de acuerdo. Y por ello, hoy vengo a exponer casos de éxito, en sectores menos conocidos, de cooperativas que triunfan. No hay que irse a EEUU para hablar de casos de éxito, pero hoy os presento algunos de allá que aquí se conocerán menos:

1. Cooperativas en el sector sanitario en EEUU

Como comenté en el artículo sobre la reforma sanitaria de Obama, en EEUU, el tema de la sanidad es uno de esos temas que mejor no toques. Una sanidad pública irrita a los conservadores (republicanos y el ala más tradicional de los demócratas).

Es por ello, que la alternativa de las cooperativas está empezando a florecer en el debate público. Existen casos de éxito en varios lugares de EEUU, y todos se asientan en los mismos principios: conseguir una mayor cobertura con un menor coste para los miembros. Los beneficios que se obtienen son reinvertidos en los pacientes y los costes asociados.

Claramente son una alternativa de reducción de costes (que es el segundo objetivo prioritario de la reforma, además de dar cobertura a esos 46 millones de ciudadanos que no gozan de la misma), y lo que es más importante, como decía al principio, una cooperativa se asienta sobre la política de libre adhesión y baja voluntaria, por lo que solventaría el problema que sufren ahora muchos americanos que ven como las aseguradores les niegan la entrada.

2. Cooperativas en las cocinas de EEUU

El titular de esta noticia lo dice todo: ahorrar tiempo y stress con las cooperativas. Y es que hoy en día la cocina ha dejado de ser un sitio donde las familias pasan un rato de descanso y relax, ya que ahora ambos miembros de la familia se han incorporado al mundo laboral. Ya no hay tiempo para cocinar. La vida es puro stress, no sólo en EEUU, sino en la mayoría de las economías occidentales.

La historia que expone la noticia cuenta la historia de una familia de Brooklyn que ha pasado a formar parte de una cooperativa, y ahora tiene la oportunidad de comer variado y todo casero, y por si no fuera poco, sólo una fracción de todo lo que comen es cocinado por la propia familia.

¿Cómo se consigue esto? Pues con el carácter solidario y colaborador de toda sociedad cooperativa. En la cocina, éstas se basan en acuerdos de 2 ó 3 individuos o familias para preparar comidas para todos, formando familias más grandes con todos los miembros de la cooperativa. Todo ello, bajo una detallada programación, de forma que se posibilita reducir tiempo en la cocina mientras se amplia la calidad y la variedad de la comida que se degusta.

Una vez a la semana, cada familia cocina en ingentes cantidades para nutrir con una ración de un plato determinado bajo una planificación previa (así hay variedad nutricional) a todos los miembros adultos (los niños son “tasados” con medias raciones). Lo cocinado se empaqueta en contenedores reciclables, añadiendo instrucciones  y/o comentarios si es preciso algún detalle.

Posteriormente, las diferentes familias se reúnen para distribuirse lo cocinado. Incluso, de esta forma, se consigue distribuir a otros lo que a una familia hubiera podido sobrar de la comida anterior (esto me parece un campo importante que se debiera trabajar, dado que en EEUU, y supongo que en otras economías desarolladas la proporción será similar, el 25% de la comida es desperdiciada, el equivalente a 350 millones de barriles de petróleo o 2% del total de consumo energético del segundo país más contaminante del mundo, y sobre un 15% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza).

Además, ¿el beneficio económico de no tener que almacenar comida en el refrigerador o el congelador? ¿el beneficio de no tener que acudir tantas veces al supermercado? ¿el beneficio de no tener que poner el lavavajillas después de todas las comidas? ¿el beneficio de poder invertir (el tiempo es nuestro mayor activo) el tiempo de ir al supermercado en otras tareas más productivas? Espero haberos convencido, y sino, quizás lo hagan los 75 dólares semanales que se ahorra la familia que cita el artículo.

Se me ocurre, al hilo de este tipo de cooperativas, que España podría montar algo parecido para el plan de distribución gratuita de alimentos a las personas más necesitas. Con los 75 millones de € que destina ahora mismo, podría montar una red para recoger la comida que sobra y tiramos a diario a la basura. ¿Os imagináis la posibilidad de montar una empresa que se encargase de recoger esta comida y luego darla a los más necesitados? Lo he pensado 1000 veces.. ¡así que ánimo jóvenes emprendedores! (qué viejo estoy…)

3. Cooperativas en el sector residencial

CHF international fue fundada en 1952 como una corporación, pero con el tiempo se dio cuenta que era mejor cooperar, dando entrada a nuevos miembros, y así poder crecer en ayudar a las familias con bajos ingresos en mejorar sus condiciones de vida a través de la construcción de sus propias casas. Es decir, juntémonos, y construyamos entre varios nuestro propio entorno familiar.

Una vez cooperativa, CHF hoy en día, además de microfinanciación para viviendas, también ofrece dichos servicios en áreas de desastre, gestión medioambiental, rehabilitación de estructuras, desarrollo económico, respuesta a conflictos, etc.

Esta alternativa de cooperativa sí que sea quizás lo que más conozcamos por estos lares, ya que son bastante comunes las cooperativas que se juntan para la construcción de viviendas de protección oficial, o personas que comparten una preocupación medioambiental y se deciden a emprender un proyecto común amparado en la instalación de placas fotovoltaicas, etc.

4. Cooperativas en el sector de la distribución

También conocido esto de las cooperativas en la distribución en nuestro mundo occidental (Eroski en España es buena prueba de ello), pero expongo un ejemplo a nivel más de barrio. ¿Os imagináis una tienda de barrio de toda la vida que sea una cooperativa en la que todos trabajamos y compramos a la vez? Pues algo así está triunfando en EEUU.

Buen ejemplo de ello es Park Slope Food Coop, que no sólo funciona de modo cooperativo, sino que además con productos orgánicos y con bolsas recicables (que tanta falta hacen en un mundo cuyas emisiones de CO2 son aportadas en un 60% por la agricultura intensiva derivada de los fertilizantes, insecticidas, transgénicos, etc.).

Como cuenta este artículo, fácil modus operandi: los propietarios y los consumidores son la misma persona. Con una facturación de casi 40 millones de dólares el último año fiscal, exige a todos los miembros de la cooperativa trabajar en ella (por amor al arte claro) y sólo los miembros de la cooperativa pueden comprar. Los únicos requisitos para ser miembro es depositar 100 dólares a fondo perdido, más 25 dólares de fianza.

Cuenta con 15.100 miembros (es un barrio grande sí), 65 de ellos trabajando a tiempo completo, y el resto dedican 2 horas y 45 minutos cada cuatro semanas en trabajos como cortar el queso que compran al por mayor para ahorrar gastos, cuidado de los hijos de otros miembros de la cooperativa mientras sirven a los clientes-miembro que vienen, etc.

Mientras que en otras cooperativas de este estilo existen diferentes formas de asociarse (básicamente pagar más para no tener que trabajar), en esta todo es igualitario, todos somos iguales ante la ley y la cooperativa 🙂

Los ahorros de costes en una cooperativa de este estilo son inmediatos, dado que en una tienda habitual los dos costes con mayor carga son la mano de obra (“gratis” en este caso) y el coste de los productos de venta (se compran al por mayor, y se distribuyen en menores raciones por los propios miembros). Según los propios cooperativistas, PSFC les permite ahorrar hasta un 20-40% de la factura que antes tenían todos los meses. ¿Por qué? Porque aquí no interesa lucrarse, así que los márgenes de la cooperativa son los justos para mantenerla a flote.

Actualmente existen ya 200 cooperativas de este estilo en EEUU.

 

Cooperemos, seamos solidarios y democráticos, y dejemos de buscar el bien individual como medio de regulación del mercado, que diría Adam Smith. Más altruismo, menos hedonismo individualista.

Yo también he consumido drogas, ¿y qué?

Sí, yo también he consumido drogas. Tengo 25 años y un trabajo del que disfruto enormemente. Vivo en una burbuja de felicidad, rara vez no estoy alegre y disfruto enormemente con mi día a día. Pero sí, he consumido drogas, ¿y qué pasa? ¿ahora resulta que por haberlo dicho soy un delincuente? Seguro que más de uno me estigmatizaría ahora mismo. Pero lo peor, es que seguramente (y perdóname en caso contrario), tú también hayas consumido drogas, porque drogas hay muchas.

Ahora aparece una nueva oleada de escritos respecto a los beneficios de la posible legalización de las mismas. Siempre que sale este tema, empiezo planteando una historia similar, que no es otra que la Ley Seca. En 1919, y bajo la enmienda XVIII a la Constitución de los EEUU, se instauró la prohibición de producir, vender, transportar, importar o exportar alcohol en EEUU.

Luego de una fuerte oleada de inmigración durante la segunda mitad del siglo XIX(básicamente irlandesa, italiana y alemana), en EEUU, se instauró la costumbre importada de beber alcohol (parece ser que a los europeos siempre nos ha gustado mucho esto). Existía un poderoso lobby que causalizó el atraso y pobreza de EEUU por el alcohol, así que en 1919, se prohibió.

La Ley Seca no arregló nada en los años 1920 en EEUU. Antes de la Ley Seca de 1919, había 4.000 reclusos en EEUU. En 1932 había 26.859 presidiarios. Y planteo la primera pregunta, ¿realmente el castigo o la prohibición es eficiente para perseguir y frenar el consumo de una adicción?

Os cuento otro ejemplo. En algunos municipios de Alaska, la Ley Seca sigue vigente, ya que se cree que es una medida eficiente para luchar con la alta tasa de suicidios que hay en el estado que apenas tiene carga fiscal para sus ciudadanos. Resultado de esa política de prohibición: una de las mayores tasas de suicidios en el mundo, ya no sólo dentro de EEUU.

¿No se habrán parado a pensar en Alaska que los 4º grados de temeperatura media anual o las pocas horas de luz (fijaros dónde están localizados los países con mayor tasa de suicidios) durante el invierno tienen más influencia que el propio alcohol? Y planteo la segunda (pero misma) pregunta, ¿realmente el castigo o la prohibición es eficiente para perseguir y frenar el consumo de una adicción?

Volvamos a las drogas, y centrémonos en España. En España, el Código Penal no es duro, es durísimo. La sabiduría popular española lo ve como la herramienta que todo lo arregla, que educa a todo el mundo para no volver a cometer sus pecados, pero su ineficiencia es clara. En este artículo lo explico con números y argumentos. España, en términos proporcionales a la población, tiene el mayor número de presos de la Unión Europea, y una de las más altas del mundo desarrollado. Buena noticia es entonces que el Ministerio del Interior anuncie que las infracciones penales y las detenciones se han reducido, por poco que sea.

Y entre todo esto, aparece ahora la discusión de si legalizar las drogas, y voy a plantear su análisis tanto desde el punto de vista social como económico. Me gustaría no tener que realizar este último análisis numérico, porque los guarismos al final quedan subordinados al factor social, pero creo que su impacto es digno de mención.

Es difícil determinar qué sucedería de legalizar las drogas. El determinismo no sé hasta qué punto es aplicable en este caso. El causa-efecto es muy complejo en el mundo de las drogas. Por lo tanto voy a exponer mi opinión, no me las voy a dar de Nostra Damus. Mi opinión es que la descriminilización de las drogas sería muy beneficiosa.

Algo tiene que cambiar, está claro que ahora mismo el modelo no funciona. Las dos tipologías delictivas con mayor número de penados en España son las que más relación guardan con el mundo de las drogas: contra el patrimonio y el orden socio-económico y contra la salud pública, ambos delitos que se cometen dentro del mundo del narcotráfico. La tasa de eficacia policial se sigue midiendo por tasas como la de esclarecimiento o la de detenidos por infracciones penales conocidas. Es decir, tasas que poco o nada consideran medidas de reinserción o de educación.

El primer delito de los citados aportaba en 2009 23.280 reclusos, y el segundo 16.220, un 67% del total de 58.400 reclusos. Seguro que dentro de dichos delitos hay muchos no relacionados con el mundo del narcotráfico, pero los datos avalan que el narcotráfico aporta muchos presos.

En España el límite entre lo legal y lo ilegal en materia de drogas es un tanto, difuso digamos. El consumo está sancionado normativamente, pero no penalmente. Es decir, se pone una multa y se confisca la droga (que de vez en cuando acaba donde no debería). Penalmente lo que se consuma no es delito, pero la entrega a otros, o facilitar la entrega a otros, sí que es delito. Se puede consumir mucho y entregar muy poco, que ya has incurrido en delito.

¿Qué pasa cuando a alguien se le incauta una cantidad de droga? ¿Consumo propio o narcotráfico? Para ayudar a decidir, se fija una cantidad límite estipulada para cada droga, pero se obvian factores como la propensión al consumo del individuo, ni la situación de cada incautación (casos en los que se hace acopio de grandes cantidades para consumo propio por aprovechar oportunidades como visitas a Marruecos, etc.), ni la calidad de la droga para considerar si pudiera ser para consumo o tráfico, etc.

Por todo ello, habría que considerar caso por caso. Eso significa mucho trabajo, así que en España, mejor lavarse las manos, y considerar el delito. ¿Cuál es el objetivo del Código Penal? ¿Es buena una política del castigo? ¿No deberíamos centrarnos en educar y cambiar los hábitos sociales en lugar de penalizarlos?

Código Penal muy severo, arbitrariedad en considerar lo que es un delito en el mundo de las drogas. Algo hay que cambiar en España. Miremos lo que hay por los alrededores. Muchos tenemos la idea de considerar los Países Bajos (mal llamado Holanda, que no es más que una provincia) como el paraíso liberal de las drogas. Pese a los famosos coffee-shops, los Países Bajos nunca han legalizado el cannabis, sino que simplemente no castigan lo que se haga dentro de ellos.

El país más liberal en cuanto a legislación sobre drogas es Portugal. En el 2001 Portugal fue el primer país europeo que abolió castigos penales para la posesión personal de drogas, incluidas marihuana, coca, heroína y pastillas. ¿Resultados? Tomados de este artículo:

  • Del 2001 al 2006, el consumo de marihuana entre adolescentes bajó del 14.1% al 10.6% y el consumo de heroina del 2,5% al 1,8% entre jóvenes de 16 a 18 años.
  • Entre 1999 y 2003, los índices de infección de SIDA por compartir agujas cayeron un 17%.
  • Las muertes relacionadas por heroína y drogas similares, cayó un 50%.
  • La cantidad de gente buscando tratamiento contra la adicción a las drogas se ha duplicado.

El programa llevado a cabo por Portugal incluyó la sustitución de penas de cárcel por terapias (donde participan psicólogos, trabajadores sociales y consejeros legales). Es decir, descriminalizar y en su lugar curar con servicios sanitarios.

Si se comparan las cifras portuguesas con las de la Unión Europea, éstas hablan por sí solas. Portugal tiene ahora mismo el menor porcentaje de consumo de marihuana en jóvenes mayores de 15 años, con un mero 10%. Esta comparación todavía es más llamativa al realizarla con EEUU: el consumo de marihuana es del 40%, e incluso más americanos han consumido cocaína que portugueses marihuana.

Las políticas públicas basadas en la prohibición no se focalizan en la solución al problema. Parece que descriminalizar las drogas, es decir, legalizarlas, podría tener algunos beneficios, ¿no?

  • Reducción del gasto sanitario por atención a los adictos consumidores. Mejor dicho, reorientación del gasto sanitario. Mejor prevenir que lamentar dicen algunos.
  • El respeto al derecho ajeno dicen que trae la paz. En otras palabras, que quien lo consuma pueda hacerlo siempre y cuando respete la libertad de otros a no ser afectado por su consumo, podría pacificar mucho la guerra del narcotráfico.
  • ¿El tabaco y el alcohol no son otro tipo de drogas? Pues yo puedo fumar tabaco y beber cada vez que quiero. Incluso hay estudios que generan mayor adicción que muchas otras de las que estigmatizamos como drogas. ¿Y por qué éstas sí son legales?
  • Reducción de gastos en defensa y militares. Por ejemplo, desde el 2006, en la guerra al narcotráfico que inició Felipe Calderón en México, han muerto 26.000 personas. ¿Por qué tener esta guerra? Ninguna guerra está justificada, ninguna.
  • A pesar de que hay mucho escepticismo acerca de cómo funcionaría un mercado regulado, controles efectivos sobre la disponibilidad, precio y su comercialización creo reducirían los daños, el (mal)uso que se les da y sobre todo, muchos costes sociales.
  • Reorientar el gasto en penas (las cárceles no son gratuitas) y en la lucha militar y policial a programas de salud, prevención, educación, terapias, etc.
  • Las muertes relacionadas por drogas en mal estado o adulteradas se podría reducir por estar las drogas bajo prescripción o a precios notoriamente inferiores (bajaría la criminalidad, sobre todo entre los jóvenes, que buscan dinero para comprar esa droga que tanto necesitan). La guerra al narcotráfico, por la ley de oferta y demanda corrompida por cárteles, sube el precio de la droga, que encima acaba en manos de oligarcas de la droga que se dedican a matar con tal de ganar más dinero.
  • Clasificar las drogas duras y blandas para aplicar diferentes políticas a ambas y programas efectivos.
  • Con drogas reguladas y legales las dosis serían suministradas en condiciones más higiénicas, lo que reduciría enfermedades como el SIDA.

Es decir, menos pena y más educación. ¿Por qué no considerar en aumentar el gasto en educación como medida de lucha? Ah, se me olvidaba, que España ocupa el 70º lugar del mundo en este campo, ingenuo de mí…

Conditional Cash Transfers

No me esperaba otra cosa, pero de nuevo, una interesante noticia sobre el desarrollo social en América del Sur ha pasado bastante desapercibida por España. Hace un par de días, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), reunida en Buenos Aires, logró acuerdos para acometer inversiones privadas (entre las que destaca una inversión de 520 millones de dólares del BBVA, entre otros) en varios programas educativos en los 23 países que conforman el foro hasta 2021.

Todo ello bajo un objetivo común y claro: llegar al 5,5% sobre el PIB de inversión (nunca digáis gasto por favor) en educación, sobrepasando el 5,1% actual, dentro del programa Metas Educativas 2021. Para que se hagan una idea de lo ambicioso que es el plan, la inversión media en educación sobre el PIB en los países de la OCDE es del 5,3%, el de la UE-27 el 5,05%, y el de España, el 4,3% (datos del Ministerio de Educación de España en el 2006).

El plan Atención a la Primera Infancia, el plan más importante dentro de estas Metas Educativas 2021, estará dotado de 40.000 millones de dólares, que se destinarán básicamente a concienciar a la sociedad (sobre todo a las familias) de la vital importancia de preservar los derechos de los niños, erradicando una de las grandes lacras de estos 23 países: el trabajo infantil.

Según datos de UNICEF, sobre 346 millones de niños/as sufren explotación infantil en el mundo, y hasta el 75% de dicha cifra lo hacen condiciones de peligro.

Uno de los programas a escala global más interesantes en esta línea son las Conditional Cash Transfers o transferencias de dinero condicionadas. Latinoamérica puede presumir de ser el padre de estos programas sociales. Se caracterizan, variando de uno a otro, en otorgar a las madres (por desgracia, en América Latina todavía el concepto patriarcal es fuerte, y la madre sigue viéndose como la responsable directa de los niños) una cantidad que varía entre 5 y 33 dólares por niño, a cambio de llevar a la escuela y al médico regularmente a los infantes. 110 millones de personas se benefician de estos programas en la actualidad. Su efectividad en términos de reducir la pobreza e igualar la distribución de la renta resulta barata, ya que los programas de inversión resultan en un 0,5% sobre el PIB en los países que lo han adoptado.

Uno de los clichés más extendidos en la sociedad sobre las donaciones y programas de cooperación a nivel mundial es que el dinero en muchas ocasiones acaba en manos de los que menos lo necesitan: los oligarcas de los países en vías de desarrollo, las cúpulas políticas corruptas, etc. Por ello, muchos países han elaborado estos programas condicionados para asegurarse que el dinero sólo lo reciben aquellas personas que cumplen con una serie de derechos humanos y sociales mínimos.

Estos derechos mínimos que las familias deben cumplir para recibir las cuantías de dinero son los que a muchos en Occidente nos parecen obvios, pero en otros lados del mundo son auténticos privilegios: que los niños acudan al colegio, que reciban atención sanitaria, vacunas (la forma más barata de reducir la muerte por enfermedades es la prevención), etc.

Se establece lo que muchos han llamado contratos sociales: dinero a cambio del desarrollo social mínimo de nuestros niños. En la entrada de la Wikipedia se citan varios ejemplos:

El más conocido a escala global sea el programa Bolsa Familia de Brasil. Es un programa muy admirado y emulado dentro de todos los planes que luchan contra la pobreza en el mundo. Incluso el citado New York City Opportunity se basa en el modelo brasileño.

Fijaros cómo el programa ha conseguido en los últimos reducir el número de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza considerado en Brasil (1,25 dólares al día):

% de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza ($1,25 diarios)

% de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza ($1,25 diarios)

Tanto en el ámbito rural de Brasil como en el urbano (cabe recordar que el concepto de urbe en Brasil no es como en otros lados del mundo, ya que la existencia de las favelas es abrumadora en muchas las principales ciudades), el porcentaje no ha parado de reducirse. No sorprenderá, entonces, que Lula vaya a dejar su presidencia con un récord de apoyo popular del 83%.

El número de brasileños por debajo de $440 dólares al mes ha bajado también a un ritmo del 8% anualmente desde el 2003. El índice Gini que mide la desigualdad de distribución de la riqueza en un país (del que ya hablé hace unos meses), se ha reducido del 0,58 al 0,54 actual (cuanto más cercano a 0, mejor distribuida está la riqueza en un país, es decir, más gente tiene caramelos).

El programa Bolsa Familia tiene 2 pilares básicos:

  • Una beca familiar concedida por el gobierno dentro del programa Bolsa Familia. En concreto, 12 dólares al mes por niño (puede parecer baja, pero recordemos que Brasil), con un máximo de 110 dólares al mes por familia (aunque Brasil tiene una tasa de fertilidad “baja” de 1.9, las familias beneficiarias de estos programas suelen tener entre 4 ó 5 niños).
  • A cambio, la madre tiene que garantizar que sus hijos/as acuden a la escuela y reciben revisiones médicas regulares.

El programa permite que los niños/as se ausenten, como mucho, el 15% de las clases. Si se detecta un absentismo mayor, automáticamente la beca queda cancelada para toda la familia. Es decir, que parte de la cooperación familiar y la solidaridad para la concesión de las ayudas: todos los hermanos/as tienen que cooperar para que la familia reciba la ayuda. Un concepto similar al que utiliza los micropréstamos que concede el Grameen Bank en el sudeste de Asia.

De los aproximadamente 195 millones de brasileños, 12 millones y medio participan actualmente en el programa. El 3 de Octubre se celebran elecciones presidenciales, y uno de las promesas electorales que llevan los candidatos (la favorita Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores de Lula y José Serra de la oposición Partido de la Social Democracia Brasileña) es aumentar dicho programa, tanto económicamente (actualmente representa un 0,5% sobre el PIB) como en número de participantes.

Sin embargo, el programa también tiene sus críticas: los resultados son mejores en el Brasil rural que el Brasil urbano. Mientras que el 41% de las familias rurales tenían acceso al programa, sólo el 17% de las urbanas lo hacían. En Rio de Janeiro y Sao Paulo, menos del 10% de las familias disfrutaban de sus beneficios.

Y, como decía anteriormente, mientras en otros países la vida en las ciudades es generalmente mejor, en Brasil existen amplias extensiones de favelas. Seguro que hemos visto alguna vez todos las terribles imágenes de favelas arrasadas por tragedias naturales. Incluso se recibe más educación en los entornos rurales que los urbanos, como muestra la siguiente gráfica:

% de niños/as recibiendo educación en el Brasil rural y en el urbano (Fuente: The Economist)

% de niños/as recibiendo educación en el Brasil rural y en el urbano (Fuente: The Economist)

Encima, Brasil es un país donde el éxodo rural ha sido masivo, la mayoría viven ya en ciudades. Ello ha provocado una sobrepoblación, con las consecuencias que ello suele traer. Entre ellas, una de las lacras anteriormente citadas, la explotación infantil, que hace que muchos niños trabajen en condiciones infrahumanas, pero dado que ganan más dinero de esa forma que recibiendo las ayudas de un programa Bolsa Familia, sus familias prefieren que sigan en dichas condiciones.

Todo ello, se agrava aún más por el hecho de que en Brasil 45 de cada 1.000 mujeres son madres entre los 15 y 19 años (uno de los ratios más altos del mundo), por lo que la dependencia hacia la matriarca se hace aún mayor, ya que estos niños tienen que vivir bajo el amparo de las ayudas que reciben sus abuelas

Resumiendo: hay problemas sociales, pero los países están trabajando para tratar de mitigarlos. Bolsa Familia es un ambicioso programa, pero todavía tiene varios problemas que arreglar, sobre todo en el Brasil de las ciudades. ¿Conseguirán estos programas luchar contra lo que se conoce como la nueva pobreza (drogas, violencia y rupturas familiares)?