Archive for the ‘Fotografía’ Category

El cambio climático no es ninguna broma

Supongo que a explicar a estas alturas qué es el cambio climático y qué repercusiones tiene es un tanto trivial. Todos hemos oído hablar ya (y bastante además) de la cantidad de problemas que está acarreando, y la cantidad que acarreará en un futuro próximo.

Simplemente por presentar un poco la temática, el cambio climático se podría definir como una alteración del clima con respecto al registrado históricamente en el mundo o en una región en particular. No es un fenómeno nuevo, ya que a lo largo de la historia de la Tierra (desde su formación hace aproximadamente 4.500 millones de años), ha habido varios cambios (edades de hielo, derretimientos posteriores, períodos de sequía, etc.).

Lo que pasa que cuando ocurrieron los últimos cambios climáticos importantes, no lo habitábamos 6.500 millones de personas, y sobre todo, los que lo habitaban (como por ejemplo durante la glaciación wisconsiense), estaban preparados (o por lo menos no les quedó más remedio a hacerlo, como diría Darwin) para hacer frente a los cambios climáticos fuertes.

A pesar de que muchos intenten menospreciar su impacto (obviamente por intereses de la industria, los lobbys, etc., o simplemente por ignorancia), desde el advenimiento de la revolución industrial y el capitalismo derivado, y la introducción de industrias con fuerte dependencia de los combustibles fósiles (petróleo, carbón, etc.), se ha producido un aumento del CO2 en la atmósfera. El CO2 es uno de los gases que regula el clima, junto con el metano, óxido nitroso, etc., por lo que su efecto es directo.

Los últimos registros cifran la concentración en la atmósfera de CO2 en 1,4 ppm (puntos por millón) el incremento anualizado. A mayor concentración de CO2, más calor hace. Desde que hay registros de las temperaturas (hace 150 años aproximadamente), la temperatura ha aumentado 0,5 °C y se prevé un aumento de 1 °C en el 2020 y de 2 °C en el 2050.

En el 2010 ya se ha registrado un nuevo récord: 390 ppm de CO2 en la atmósfera. En la Cumbre de Bali de 2007 se habló de estabilizar la concentración de CO2 en la atmósfera en 450 ppm. Y un ingenuo como yo se pregunta, si con 390 se está fundiendo el Ártico, ¿por qué se sigue insistiendo en los 450 ppm? No obstante, ya hay iniciativas para poner otro límite (en 350 concretamente), incluso admitidas por la Unión Europea. Ya veremos en qué queda esto, aunque el paquete 20-20-20 de la UE (20% de uso de las renovables para el 2020, y reducir en un 20% las emisiones de CO2 para el 2020 respecto a los niveles de 1990) es un paso en la buena dirección.

Insisto: algunos quieren menospreciar este aumento, pero hoy venga a sacar a colación algunos de los gravísimos efectos que están produciendo estos aparentemente ínfimos aumentos de temperatura.

1) Este verano se han alcanzado temperaturas récord. 17 naciones han alcanzado nuevos récords de temperatura. En Pakistán 54º C, siendo un nuevo récord para toda Asia. Moscú nunca había alcanzado antes los 38º C. Según AccuWeather, se han registrado los seis meses más calurosos, el año más caluroso y la década más calurosa.

Acompañando esos récords, Pakistán ha visto la peor inundación de su historia. 17 millones de personas se han quedado sin hogar y han muerto 1.600. Encima, el FMI aparece ahora con su Doctrina del Shock, exigiendo reducir el déficit público y controlar la inflación para la concesión de nuevas ayudas, además de los 10.660 millones de dólares concedidos en 2008. Actualmente 1/3 del presupuesto estatal se destina a devolver préstamos y la destrucción del 18% de los cultivos no va a ayudar a generar futuros ingresos. El panorama no es nada bueno 😦

A mí personalmente se me estremece el cuerpo al ver imágenes como la siguiente:

Consecuencias de las peores inundaciones de la historia en Pakistan (Fuente: https://i2.wp.com/ultimatrompeta.com/images/Flood%20in%20Pakistan%202010%20(3).jpg)

Consecuencias de las peores inundaciones de la historia en Pakistan (Fuente: http://ultimatrompeta.com/images/Flood%20in%20Pakistan%202010%20(3).jpg)

En Rusia, en lugar de agua, han tenido calor. Mucho calor. Se han reducido los cultivos de cereales (no hay agua, no hay forma de aumentar la producción de los mismos), por lo que Rusia ha dejado de exportarlos (prohibición de venderlos fuera del 15 de agosto hasta el 31 de diciembre de este año, aunque Putin recientemente lo ha ampliado hasta el 2011) y los precios de los alimentos suben. Rusia es el cuarto exportador de trigo. En un mes más de 1.200 rusos han muerto ahogados mientras se refrescaban. Suma y sigue.


2) Como ha señalado recientemente la FAO, los precios de los alimentos a escala mundial subieron un 5% durante Agosto del 2010. La siguiente figura es bastante clarividente:

Índice de Precios de los alimentos de la FAO (Fuente: https://i0.wp.com/www.fao.org/fileadmin/templates/worldfood/images/index_table.jpg)

Índice de Precios de los alimentos de la FAO (Fuente: http://www.fao.org/fileadmin/templates/worldfood/images/index_table.jpg)

Este aumento se debe en gran parte al aumento del precio del trigo (recordemos que Rusia es el 4º exportador y Pakistan el 9º). ¿Por qué? Porque las exportaciones de los países contiguos al Mar Negro (que experimentaron un gran aumento en los últimos años) se han visto reducidas o finiquitadas (como en el caso de Rusia) por la ola de calor que describía anteriormente. A eso sumémosle la gran cantidad de agua que se prevé caiga sobre Alemania y Canadá, y las sequías que se esperan en Australia y Argentina, lo cual agravará aún más la situación (los países citados son importantes exportadores alimentarios).

¿Consecuencias de esta situación? 10 muertos tras 3 días de enfrentamientos en Mozambique en contra del aumento de los precios y la Chicago Mercantile Exchange (el mercado de materias primas más importante del mundo) subiendo en volumen de contratación (las materias primas son objeto de especulación también, ya sabéis, cuando algo escasea, ¿por qué no comerciar en bolsa con ello? Y si a ello le sumamos los bajos tipos de interés de la renta fija y la volatilidad de la renta variable, ¿qué mejor pastel?).

3) El polo ártico se está derritiendo. La siguiente figura es bastante clara:

Nos quedamos sin polos, la industria petrolera se alegra (el Ártico tendría el 13% de las reservas de petróleo y el 30% de las reservas de gas no descubiertas del planeta), Greenpeace (siempre nos quedará Greenpeace) comienza a actuar en la zona y Rusia envía por primera vez un petrolero a China a través de la ruta ártica.

Este último dato es muy importante para el comercio mundial, teniendo en cuenta que el 90% del tráfico de mercancías del mundo se realiza por mar, es una buena noticia (rutas más cortas (13.000 kilómetros frente a los 22.000 por el Canal de Suez), menores costes (24 días de transporte frente a los 40 por el Canal de Suez), menos emisiones por el transporte, etc.), pero es triste que sea a costa del cambio climático.


4) Derretimiento de los glaciares de la cadena montañosa del Himalaya (una situación extrapolable al resto de cadenas montañosas con glaciares).

Otra de mis aventuras en Nepal fue conocer a un investigador de la Universidad McGill de Montreal que estaba investigando los efectos del cambio climático en el Himalaya.

Como siempre, cervezas por medio, nos pusimos a hablar del tema, que no es baladí, ya que 2.000 millones de personas sobreviven gracias a esta región de glaciares (bajo los caudales “normales” que descienden actualmente) y sobre todo, un deshielo generalizado podría tener efectos debastadores en la región, arrasando con todo a su paso. Simplemente transcribo lo que me comentó mi colega canadiense: “Piensa Alex que con el deshielo, el arrastre de todos esos sedimentos y rocas, acabaría, entre otros, en el Delta del Río Ganges, y hay estimaciones de que en dicho delta los efectos podrían hacer desaparecer a más de la mitad de Bangladesh“. Espeluznante 😦

Un ejemplo simple, pero válido, es la siguiente foto que saqué en el campo base del Everest, donde se puede la cascada de hielo del campo base del Everest, el Everest de fondo (tapado por las nubes :(, y sobre todo, la cantidad de sedimentos que se ven en la parte inferior de la foto, que con el deshielo del glaciar Khumbu, acabarían en Dacca y alrededores.

Campo base del Everest

Campo base del Everest

En este artículo se recogen las peores tragedias acontecidas en los últimos tiempos por el deshielo de los glaciares del Himalaya.

No sé dónde estará la solución. Seguramente en una mezcla entre apostar por las energías renovables, hacer más eficiente nuestro consumo de energía, concienciar a la sociedad de la problemática o buscar nuevas alternativas como las algas sintéticas de Venter para sustituir a los combustibles fósiles. Pero lo que sí sé, es que el problema es latente, y sentados, no conseguimos nada 😦

Mojave Desert Fireball

Imagen: Mojave Desert Fireball (Extraído de http://antwrp.gsfc.nasa.gov/apod/archivepix.html)

De vez en cuando me levanto con ganas de disfrutar de buenas imágenes. Y dado que aún tengo pendiente aprender a ser un fotógrafo aunque sea amateur (a ver si saco algún rato para aprender), suelo entrar en sitios dónde se publican imágenes realmente bonitas. Y buscando entre las muchas que había del último mes, me quedo con esta. Hay palabras que no me gusta traducir (ya que creo que su significado en su idioma original es casi más explicativo que su traducción), y una de ellas es fireball (que acabo de descubrir que se traduce como bólido), es decir, materia cósmica que atraviesa la atmósfera para dividirse en pedazos una vez cruzada esta.

Me considero otro aficionado amateur de la astronomía. Tuve la suerte de poder estudiar esta asignatura en el instituto y aún tengo mi habitación repleta de los trabajos que hice para esa asignatura en la ESO, ya que están realmente currados.

Además, me ha llamado la atención esta fotografía porque en mi Road Trip del Spring Break del 2009 por California-Nevada-Mexico, tuve la ocasión de pasar por el desierto del Mojave, dónde aún habitan indios mojaves. En mis viajes por EEUU, fue una de las cosas que más disfrutaba, la visita a reservas indias. De hecho también estuve en la tumba-museo de Buffalo Bill en Denver 🙂

Me estoy dando cuenta que últimamente no tengo tiempo para ninguna afición, ni fotografía, ni astronomía… Debe ser que esto de empezar a trabajar full-time es como realmente lo pintaban, que no te deja tiempo para nada.