Archive for the ‘Emprendizaje’ Category

Israel: potencia tecnológica (y militar) y una nación desigual

El pasado sábado  se cumplieron 154 años del nacimiento de Louis Brandeis (1856 – 1941). Es uno de esos nombres cuya relación aportaciones – popularidad es sorprendente que sea tan baja. Fue Juez Asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos de 1916 a 1939, pero sobre todo se le conoce por ser el que mayor calificación media ha registrado en la Escuela de Derecho de Harvard (Harvard Law School) y por su activismo por el bien de la sociedad.

Desarrolló el concepto de derecho a la privacidad (tan de moda en nuestros días), escribió el libro El dinero de otras personas, dónde sugería cómo frenar el poder de los grandes bancos, lo que le llevaría años más tarde a luchar contra los monopolios y el consumismo de masas.

Y, centrando el tema, era miembro activo del movimiento sionista. Con Theodor Herzl como padre fundador, este movimiento tenía como objetivo impulsar la migración judía a la Tierra Prometida, consiguiendo fundar el Estado de Israel en 1948. Era la solución al conflicto judío del antisemitismo en Europa y Rusia.

Desde que comenzase la diáspora con el asentamiento romano del Siglo II, los judíos no han parado de ser perseguidos por el mundo, allá donde se han asentado.

La escasez agudiza el ingenio dicen algunos, y quizás por ello los judíos pasarán a los anales de la historia por su brillantez intelectual. Una estadística que tanto les gusta exponer: 1400 millones de musulmanes: 7 premios Nobel – 12 millones de judíos: 169 (ahora son ya 173). Brillantes hombres de negocios (en más de un museo he leído que se les reconoce como los padres de los bancos tradicionales, dada su habilidad por gestionar eficientemente el dinero), Louis Brandeis es uno de los muchos judíos que a lo largo de la historia han dejado imprenta por su intelecto.

173 Premios Nobel judíos, aproximadamente el 29% del total de los Premios Nobel. Simplemente en economía representan el 50% de todos los premadios. Nombres como Paul Samuelson, Milton Friedman o Robert Solow son grandes economistas (por lo menos a nivel teórico, otra cosa es la aplicación de sus ideas), pero también cabe destacar a la familia Rockefeller, Baruch Spinoza, Albert Einstein, Alan Greenspan, Woody Allen, Carl Sagan, George Soros, Levi Strauss, Ralph Lauren, Calvin Klein, Steven Spielberg o Frida Khalo como exponentes de la riqueza que han dejado (aquí se puede consultar una lista más extensa).

Sin embargo, tanto linaje cultural quizás haya actuado como una espada de Damocles en la actual Israel. En la actualidad, Israel además de ser la casa que por fin han reconquistado, es hogar también de uno de los mayores atropellos a los derechos humanos en vigor (conflicto árabe-israelí) y de inventos de dudoso honor de mención. Analicemos un poco la situación socio-económica de Israel.

Analizando las estadísticas económicas de Israel, rápidamente destaca por cumplir con el 0,7% sobre el PIB de ayuda al desarrollo (eso sí, no destinado a sus vecinos árabes), por un crecimiento del PIB destacado (en plena crisis se prevé que su PIB crezca casi un 4%), por un Índice de Desarrollo Humano elevado y, sobre todo, por liderar todos los rankings del mundo en cuanto a inversión en I+D+i.

Inversión en I+D sobre el PIB en % en las principales regiones (Fuente: http://www.uis.unesco.org/template/pdf/S&T/Factsheet_No2_ST_2009_EN.pdf)

Inversión en I+D sobre el PIB en % en las principales regiones (Fuente: http://www.uis.unesco.org/template/pdf/S&T/Factsheet_No2_ST_2009_EN.pdf)

El pasado Mayo, Israel fue admitida como 32º miembro de  pleno derecho de la OCDE. ¿Qué es la OCDE? Pues algo así como las pulseras locas de España de la economía. O tienes una o no estás a la moda. Así que ingresar en la OCDE (que no deja de ser un think-tank de economías desarrolladas, excluyendo la voz de millones de seres humanos) se ve como “estar a la moda” o ser un país desarrollado. La OCDE quería premiar los progresos de Israel, ya que, como exponían, se ha convertido en una economía desarrollada, con un PIB per cápita de 28.365 dólares. El 4º más alto en Oriente Próximo, superior a la suma del PIB per cápita de todos sus vecinos. Sólo los pequeños estados del Golfo Pérsico (léase países feudales como Bahrein, Emiratos Árabes Unidos o Kuwait) superan a Israel.

Sin embargo, estas cifras macroeconómicas esconden muchas otras cosas que paso a exponer a continuación.

Israel es una de los países más polarizados del mundo. En román paladino: unos pocos ganan mucho y otros muchos ganan poco. Vamos, una distribución de Pareto elevada a infinito. En palabras de bar: que los caramelos se reparten muy mal en Israel. Me explico.

Se han realizado muchos estudios (éste casualidad que he leído hoy) que exponen que las desigualdadas económicas tienen sus orígenes en períodos de esclavitud, en tratos de desigualdad. Israel tiene esos orígenes, los judíos (compisición mayoritaria en el actual estado de Israel) han estado perseguidos a lo largo de 2000 años en muchas partes del mundo.

Gracias a la gran cantidad de judíos que llegaron a Israel de la URSS (eso dicen los estudios sociológicos), Israel cuenta actualmente con el mayor número per capita de científicos e ingenieros, publicaciones científicas y registro de patentes (que siguen siendo, en mi opinión de manera ciertamente anacrónica, los indicadores de cuán innovador es un país).

Destinando casi un 5% del PIB a I+D+i (duplicando prácticamente lo que destinan otras potencias como EEUU, Japón o la Unión Europea), uno se pregunta, ¿y qué narices desarrollan en Israel? Pues inventos (pioneros, desarrollados inicialmente en Israel) tan variopintos como:

  • The Arrow: el misil anti-misiles más avanzado del mundo
  • Drones: aviones no tripulados que masacran Afganhistan y Pakistan día sí día también
  • Empresa médica Given Imaging y su píldora con cámara para el diagnóstico
  • Escánares MRI y CAT
  • Secuenciamiento en imágenes para tratamientos dentales y médicos
  • Riego por goteo
  • Los SMS

Las empresas de las TIC más potentes del mundo (léase angelitos como Microsoft, IBM o Google) tienen filiales en Israel, así como las principales empresas aeroespaciales y de aviación. Tel Aviv y su Silicon Wadi es el particular hub tecnológico de Israel.

Todo ello se deriva de que bajo el eufemismo I+D+i, en Israel se esconde un desenfrenado gasto militar. La denominación oficial del ejército israelí es Fuerzas de Defensa Israelíes, y la OCDE acepta la definición de Israel de su gasto militar como gasto en defensa. Israel gasta más en defensa que cualquier país de la OCDE (8% del PIB vs. 1,4% media resto OCDE), esos países que decíamos son los “más desarrollados”. Sin embargo, el gasto público civil (medidas anti-pobreza, educación, sanidad, transporte, seguridad social, etc.) es del 33% en Isreal, y en el resto de países “desarrollados” del 41%.

El problema es que todo ese despegue económico ha beneficiado a muy pocos. El actual primer ministro Netanyahu, en su época de ministro de finanzas desarrolló políticas pro-mercado que favorecieron a unos pocos niños con todos los caramelos del país. En Israel, casi 6.000 personas tienen al menos 1 millón de patrimonio en activos líquidos (fácilmente convertibles a dinero).

Entre 2005 y 2007 Israel “fabricó” más millonarios per cápita que cualquier otro país. Haaretz (diario israelí) calcula que los 500 más ricos (el 0,0066667% aprox.) tienen una riqueza de 75.000 millones de dólares, algo así como 150 millones cada uno. El PIB en 2009 de Israel fue de 205.000 millones de dólares, luego estos 500 más ricos se llevan casi un tercio de los caramelos en Israel.

Las 20 familias más ricas, controlan aproximadamente el 50% de la bolsa y el 25% de las principales empresas de Israel. Estas principales empresas son medios de comunicación, instituciones financieras y compañías tecnológicas, explicando la razón del porqué estas cosas no salen a la luz. Esta concentración familiar-empresarial está prohibida en los países desarrollados. En Israel no, pero según la OCDE, es un país “desarrollado”. Ni siquiera en la Arabia Saudí feudal (donde ya ni siquiera se puede utilizar Facebook) dominada por unas pocas familias hay tanta concentración.

El país hebreo no sale bien parada de las clasificaciones de distribución de la riqueza, clasificación que se manifiesta en los siguientes datos:

  • Según la ONG Adva Center, los principales directivos ganan 523.000 dólares al mes, 500 veces el salario medio mensual de 1.440 (en EEUU, otro país con desigualdades brutales, el ratio es 80 a 1).
  • Más del 20% de la población viven en la pobreza (ganan menos del 50% de la media). Casi el 34% de los infantes viven en la  pobreza. Sólo EEUU, entre los “selectos de la OCDE” supera dichas cifras.
  • En la última década, el PIB ha subido un 30%. La parte del PIB que aportan los empresarios ha crecido del 14 al 17%, mientras que lo que aportan los trabajadores ha caído del 66 al 60%. Más para el amo, y menos para el esclavo. La economía (El PIB) crece al 5%, los salarios de los trabajadores caen al 3-4% anualmente.

Lo que encima estas cifras esconden en es la desigualdad racial. Antes decía que la desigualdad económica (según estudios de gente que sabe, no de gente como yo) es un derivado de períodos de esclavitud anterior. Pues la desigualdad racial es la derivada segunda, especialmente agudizada en el país hebreo:

  • El desempleo entre la población árabe alcanza el 27% (7,7% tasa de desempleo general en Israel).
  • La renta per cápita de la población árabe es de $6.756, frente a los $19.150 de los judíos.
  • Los árabes representan el 20% de la población, pero durante el 2009 apenas recibieron el 4% del presupuesto en educación y el 8% del presupuesto para el Estado del Bienestar (las escuelas de los judíos ortodoxos Haredi son públicamente financiadas, etnía judía con el 65% de sus miembros que no trabajan por las ayudas públicas).
  • El número de familias árabes que viven por debajo del umbral de la pobreza es 3 veces mayor que el número de familias judías. El 50% de los niños que viven en la pobreza son árabes.

Cifras que hace que EEUU parezca un país equilibrado, donde desde 2002 y 2006, 2/3 del PIB fue a parar al 1% más rico, y el 90% más pobre recibió un mero 12% de la riqueza.

Y sí, me he olvidado del conflicto árabe-israelí, pero es que quería tener una mañana  sin tener que enfadarme. Por cierto, acabo de leer que Israel ha descubierto importantes reservas de gas. Apaga y vámonos.

Anuncios

Fulares portabebés Storchenwiege

Lo que aprende uno un domingo tranquilo por la mañana. Fijaros en un regalo para amatxus que me acaban de sugerir:

 

Fulares portabebés Storchenwiege (Fuente: www.mowgli.es)

Fulares portabebés Storchenwiege (Fuente: http://www.mowgli.es)

 

Podéis consultar más informacióna aquí. Resulta que los que saben de esto dicen que el fular portabebés es mejor que el carrito porque cuando los infantes nacen están con la corbatura de la tripa y que así es como se colocan de normal. Además de estar en constante contacto con la progenitora (sobre todo los primeros meses). En otras palabras, que los carritos molones de toda la vida no permite al recién nacido estar en su posición natural.

Ciertamente es un mundo sí, lo que me queda por aprender todavía…

Cooperativas alternativas que funcionan

Ya he hablado en más de una ocasión de mi apuesta por la cooperativas como modelo organizativo (si queréis llamadlo forma jurídica) del Siglo XXI (por decirlo de manera bonita). En una cooperativa la figura central es la persona. En una cooperativa juntamos el capital y el trabajo en la misma persona. En una cooperativa, la comunicación es horizontal, de tú a tú. En una cooperativa no existe la figura del jefe. Todos son jefes y empleados.

Incluso la propia definición que da el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio me gusta: “Sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y baja voluntaria, para realizar actividades empresariales, encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democrático.

Es bien sabido que Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) es la mayor cooperativa del mundo. La tenemos aquí en el País Vasco: 103.000 empleados, 84.000 de los cuales son cooperativistas. Y ya veis como el buscador de los buscadores devuelve una gran amplitud de resultados buscando por las mayores cooperativas del mundo. Vamos, que parece que es una apuesta que han realizado muchos a lo largo del mundo.

Muchos todavía conviven con el cliché preconcebido que las cooperativas acaban convirtiéndose en sociedades capitalistas. Las comparaciones son odiosas, pero dado que tras la Gran Depresión, se dio esta reconversión de cooperativas a sociedades capitalistas (¿os suena eso del capitalismo no?), pues de un caso particular, proceso deductivo realizado.

No estoy de acuerdo. Y por ello, hoy vengo a exponer casos de éxito, en sectores menos conocidos, de cooperativas que triunfan. No hay que irse a EEUU para hablar de casos de éxito, pero hoy os presento algunos de allá que aquí se conocerán menos:

1. Cooperativas en el sector sanitario en EEUU

Como comenté en el artículo sobre la reforma sanitaria de Obama, en EEUU, el tema de la sanidad es uno de esos temas que mejor no toques. Una sanidad pública irrita a los conservadores (republicanos y el ala más tradicional de los demócratas).

Es por ello, que la alternativa de las cooperativas está empezando a florecer en el debate público. Existen casos de éxito en varios lugares de EEUU, y todos se asientan en los mismos principios: conseguir una mayor cobertura con un menor coste para los miembros. Los beneficios que se obtienen son reinvertidos en los pacientes y los costes asociados.

Claramente son una alternativa de reducción de costes (que es el segundo objetivo prioritario de la reforma, además de dar cobertura a esos 46 millones de ciudadanos que no gozan de la misma), y lo que es más importante, como decía al principio, una cooperativa se asienta sobre la política de libre adhesión y baja voluntaria, por lo que solventaría el problema que sufren ahora muchos americanos que ven como las aseguradores les niegan la entrada.

2. Cooperativas en las cocinas de EEUU

El titular de esta noticia lo dice todo: ahorrar tiempo y stress con las cooperativas. Y es que hoy en día la cocina ha dejado de ser un sitio donde las familias pasan un rato de descanso y relax, ya que ahora ambos miembros de la familia se han incorporado al mundo laboral. Ya no hay tiempo para cocinar. La vida es puro stress, no sólo en EEUU, sino en la mayoría de las economías occidentales.

La historia que expone la noticia cuenta la historia de una familia de Brooklyn que ha pasado a formar parte de una cooperativa, y ahora tiene la oportunidad de comer variado y todo casero, y por si no fuera poco, sólo una fracción de todo lo que comen es cocinado por la propia familia.

¿Cómo se consigue esto? Pues con el carácter solidario y colaborador de toda sociedad cooperativa. En la cocina, éstas se basan en acuerdos de 2 ó 3 individuos o familias para preparar comidas para todos, formando familias más grandes con todos los miembros de la cooperativa. Todo ello, bajo una detallada programación, de forma que se posibilita reducir tiempo en la cocina mientras se amplia la calidad y la variedad de la comida que se degusta.

Una vez a la semana, cada familia cocina en ingentes cantidades para nutrir con una ración de un plato determinado bajo una planificación previa (así hay variedad nutricional) a todos los miembros adultos (los niños son “tasados” con medias raciones). Lo cocinado se empaqueta en contenedores reciclables, añadiendo instrucciones  y/o comentarios si es preciso algún detalle.

Posteriormente, las diferentes familias se reúnen para distribuirse lo cocinado. Incluso, de esta forma, se consigue distribuir a otros lo que a una familia hubiera podido sobrar de la comida anterior (esto me parece un campo importante que se debiera trabajar, dado que en EEUU, y supongo que en otras economías desarolladas la proporción será similar, el 25% de la comida es desperdiciada, el equivalente a 350 millones de barriles de petróleo o 2% del total de consumo energético del segundo país más contaminante del mundo, y sobre un 15% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza).

Además, ¿el beneficio económico de no tener que almacenar comida en el refrigerador o el congelador? ¿el beneficio de no tener que acudir tantas veces al supermercado? ¿el beneficio de no tener que poner el lavavajillas después de todas las comidas? ¿el beneficio de poder invertir (el tiempo es nuestro mayor activo) el tiempo de ir al supermercado en otras tareas más productivas? Espero haberos convencido, y sino, quizás lo hagan los 75 dólares semanales que se ahorra la familia que cita el artículo.

Se me ocurre, al hilo de este tipo de cooperativas, que España podría montar algo parecido para el plan de distribución gratuita de alimentos a las personas más necesitas. Con los 75 millones de € que destina ahora mismo, podría montar una red para recoger la comida que sobra y tiramos a diario a la basura. ¿Os imagináis la posibilidad de montar una empresa que se encargase de recoger esta comida y luego darla a los más necesitados? Lo he pensado 1000 veces.. ¡así que ánimo jóvenes emprendedores! (qué viejo estoy…)

3. Cooperativas en el sector residencial

CHF international fue fundada en 1952 como una corporación, pero con el tiempo se dio cuenta que era mejor cooperar, dando entrada a nuevos miembros, y así poder crecer en ayudar a las familias con bajos ingresos en mejorar sus condiciones de vida a través de la construcción de sus propias casas. Es decir, juntémonos, y construyamos entre varios nuestro propio entorno familiar.

Una vez cooperativa, CHF hoy en día, además de microfinanciación para viviendas, también ofrece dichos servicios en áreas de desastre, gestión medioambiental, rehabilitación de estructuras, desarrollo económico, respuesta a conflictos, etc.

Esta alternativa de cooperativa sí que sea quizás lo que más conozcamos por estos lares, ya que son bastante comunes las cooperativas que se juntan para la construcción de viviendas de protección oficial, o personas que comparten una preocupación medioambiental y se deciden a emprender un proyecto común amparado en la instalación de placas fotovoltaicas, etc.

4. Cooperativas en el sector de la distribución

También conocido esto de las cooperativas en la distribución en nuestro mundo occidental (Eroski en España es buena prueba de ello), pero expongo un ejemplo a nivel más de barrio. ¿Os imagináis una tienda de barrio de toda la vida que sea una cooperativa en la que todos trabajamos y compramos a la vez? Pues algo así está triunfando en EEUU.

Buen ejemplo de ello es Park Slope Food Coop, que no sólo funciona de modo cooperativo, sino que además con productos orgánicos y con bolsas recicables (que tanta falta hacen en un mundo cuyas emisiones de CO2 son aportadas en un 60% por la agricultura intensiva derivada de los fertilizantes, insecticidas, transgénicos, etc.).

Como cuenta este artículo, fácil modus operandi: los propietarios y los consumidores son la misma persona. Con una facturación de casi 40 millones de dólares el último año fiscal, exige a todos los miembros de la cooperativa trabajar en ella (por amor al arte claro) y sólo los miembros de la cooperativa pueden comprar. Los únicos requisitos para ser miembro es depositar 100 dólares a fondo perdido, más 25 dólares de fianza.

Cuenta con 15.100 miembros (es un barrio grande sí), 65 de ellos trabajando a tiempo completo, y el resto dedican 2 horas y 45 minutos cada cuatro semanas en trabajos como cortar el queso que compran al por mayor para ahorrar gastos, cuidado de los hijos de otros miembros de la cooperativa mientras sirven a los clientes-miembro que vienen, etc.

Mientras que en otras cooperativas de este estilo existen diferentes formas de asociarse (básicamente pagar más para no tener que trabajar), en esta todo es igualitario, todos somos iguales ante la ley y la cooperativa 🙂

Los ahorros de costes en una cooperativa de este estilo son inmediatos, dado que en una tienda habitual los dos costes con mayor carga son la mano de obra (“gratis” en este caso) y el coste de los productos de venta (se compran al por mayor, y se distribuyen en menores raciones por los propios miembros). Según los propios cooperativistas, PSFC les permite ahorrar hasta un 20-40% de la factura que antes tenían todos los meses. ¿Por qué? Porque aquí no interesa lucrarse, así que los márgenes de la cooperativa son los justos para mantenerla a flote.

Actualmente existen ya 200 cooperativas de este estilo en EEUU.

 

Cooperemos, seamos solidarios y democráticos, y dejemos de buscar el bien individual como medio de regulación del mercado, que diría Adam Smith. Más altruismo, menos hedonismo individualista.

Conditional Cash Transfers

No me esperaba otra cosa, pero de nuevo, una interesante noticia sobre el desarrollo social en América del Sur ha pasado bastante desapercibida por España. Hace un par de días, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), reunida en Buenos Aires, logró acuerdos para acometer inversiones privadas (entre las que destaca una inversión de 520 millones de dólares del BBVA, entre otros) en varios programas educativos en los 23 países que conforman el foro hasta 2021.

Todo ello bajo un objetivo común y claro: llegar al 5,5% sobre el PIB de inversión (nunca digáis gasto por favor) en educación, sobrepasando el 5,1% actual, dentro del programa Metas Educativas 2021. Para que se hagan una idea de lo ambicioso que es el plan, la inversión media en educación sobre el PIB en los países de la OCDE es del 5,3%, el de la UE-27 el 5,05%, y el de España, el 4,3% (datos del Ministerio de Educación de España en el 2006).

El plan Atención a la Primera Infancia, el plan más importante dentro de estas Metas Educativas 2021, estará dotado de 40.000 millones de dólares, que se destinarán básicamente a concienciar a la sociedad (sobre todo a las familias) de la vital importancia de preservar los derechos de los niños, erradicando una de las grandes lacras de estos 23 países: el trabajo infantil.

Según datos de UNICEF, sobre 346 millones de niños/as sufren explotación infantil en el mundo, y hasta el 75% de dicha cifra lo hacen condiciones de peligro.

Uno de los programas a escala global más interesantes en esta línea son las Conditional Cash Transfers o transferencias de dinero condicionadas. Latinoamérica puede presumir de ser el padre de estos programas sociales. Se caracterizan, variando de uno a otro, en otorgar a las madres (por desgracia, en América Latina todavía el concepto patriarcal es fuerte, y la madre sigue viéndose como la responsable directa de los niños) una cantidad que varía entre 5 y 33 dólares por niño, a cambio de llevar a la escuela y al médico regularmente a los infantes. 110 millones de personas se benefician de estos programas en la actualidad. Su efectividad en términos de reducir la pobreza e igualar la distribución de la renta resulta barata, ya que los programas de inversión resultan en un 0,5% sobre el PIB en los países que lo han adoptado.

Uno de los clichés más extendidos en la sociedad sobre las donaciones y programas de cooperación a nivel mundial es que el dinero en muchas ocasiones acaba en manos de los que menos lo necesitan: los oligarcas de los países en vías de desarrollo, las cúpulas políticas corruptas, etc. Por ello, muchos países han elaborado estos programas condicionados para asegurarse que el dinero sólo lo reciben aquellas personas que cumplen con una serie de derechos humanos y sociales mínimos.

Estos derechos mínimos que las familias deben cumplir para recibir las cuantías de dinero son los que a muchos en Occidente nos parecen obvios, pero en otros lados del mundo son auténticos privilegios: que los niños acudan al colegio, que reciban atención sanitaria, vacunas (la forma más barata de reducir la muerte por enfermedades es la prevención), etc.

Se establece lo que muchos han llamado contratos sociales: dinero a cambio del desarrollo social mínimo de nuestros niños. En la entrada de la Wikipedia se citan varios ejemplos:

El más conocido a escala global sea el programa Bolsa Familia de Brasil. Es un programa muy admirado y emulado dentro de todos los planes que luchan contra la pobreza en el mundo. Incluso el citado New York City Opportunity se basa en el modelo brasileño.

Fijaros cómo el programa ha conseguido en los últimos reducir el número de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza considerado en Brasil (1,25 dólares al día):

% de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza ($1,25 diarios)

% de brasileños que viven por debajo del umbral de la pobreza ($1,25 diarios)

Tanto en el ámbito rural de Brasil como en el urbano (cabe recordar que el concepto de urbe en Brasil no es como en otros lados del mundo, ya que la existencia de las favelas es abrumadora en muchas las principales ciudades), el porcentaje no ha parado de reducirse. No sorprenderá, entonces, que Lula vaya a dejar su presidencia con un récord de apoyo popular del 83%.

El número de brasileños por debajo de $440 dólares al mes ha bajado también a un ritmo del 8% anualmente desde el 2003. El índice Gini que mide la desigualdad de distribución de la riqueza en un país (del que ya hablé hace unos meses), se ha reducido del 0,58 al 0,54 actual (cuanto más cercano a 0, mejor distribuida está la riqueza en un país, es decir, más gente tiene caramelos).

El programa Bolsa Familia tiene 2 pilares básicos:

  • Una beca familiar concedida por el gobierno dentro del programa Bolsa Familia. En concreto, 12 dólares al mes por niño (puede parecer baja, pero recordemos que Brasil), con un máximo de 110 dólares al mes por familia (aunque Brasil tiene una tasa de fertilidad “baja” de 1.9, las familias beneficiarias de estos programas suelen tener entre 4 ó 5 niños).
  • A cambio, la madre tiene que garantizar que sus hijos/as acuden a la escuela y reciben revisiones médicas regulares.

El programa permite que los niños/as se ausenten, como mucho, el 15% de las clases. Si se detecta un absentismo mayor, automáticamente la beca queda cancelada para toda la familia. Es decir, que parte de la cooperación familiar y la solidaridad para la concesión de las ayudas: todos los hermanos/as tienen que cooperar para que la familia reciba la ayuda. Un concepto similar al que utiliza los micropréstamos que concede el Grameen Bank en el sudeste de Asia.

De los aproximadamente 195 millones de brasileños, 12 millones y medio participan actualmente en el programa. El 3 de Octubre se celebran elecciones presidenciales, y uno de las promesas electorales que llevan los candidatos (la favorita Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores de Lula y José Serra de la oposición Partido de la Social Democracia Brasileña) es aumentar dicho programa, tanto económicamente (actualmente representa un 0,5% sobre el PIB) como en número de participantes.

Sin embargo, el programa también tiene sus críticas: los resultados son mejores en el Brasil rural que el Brasil urbano. Mientras que el 41% de las familias rurales tenían acceso al programa, sólo el 17% de las urbanas lo hacían. En Rio de Janeiro y Sao Paulo, menos del 10% de las familias disfrutaban de sus beneficios.

Y, como decía anteriormente, mientras en otros países la vida en las ciudades es generalmente mejor, en Brasil existen amplias extensiones de favelas. Seguro que hemos visto alguna vez todos las terribles imágenes de favelas arrasadas por tragedias naturales. Incluso se recibe más educación en los entornos rurales que los urbanos, como muestra la siguiente gráfica:

% de niños/as recibiendo educación en el Brasil rural y en el urbano (Fuente: The Economist)

% de niños/as recibiendo educación en el Brasil rural y en el urbano (Fuente: The Economist)

Encima, Brasil es un país donde el éxodo rural ha sido masivo, la mayoría viven ya en ciudades. Ello ha provocado una sobrepoblación, con las consecuencias que ello suele traer. Entre ellas, una de las lacras anteriormente citadas, la explotación infantil, que hace que muchos niños trabajen en condiciones infrahumanas, pero dado que ganan más dinero de esa forma que recibiendo las ayudas de un programa Bolsa Familia, sus familias prefieren que sigan en dichas condiciones.

Todo ello, se agrava aún más por el hecho de que en Brasil 45 de cada 1.000 mujeres son madres entre los 15 y 19 años (uno de los ratios más altos del mundo), por lo que la dependencia hacia la matriarca se hace aún mayor, ya que estos niños tienen que vivir bajo el amparo de las ayudas que reciben sus abuelas

Resumiendo: hay problemas sociales, pero los países están trabajando para tratar de mitigarlos. Bolsa Familia es un ambicioso programa, pero todavía tiene varios problemas que arreglar, sobre todo en el Brasil de las ciudades. ¿Conseguirán estos programas luchar contra lo que se conoce como la nueva pobreza (drogas, violencia y rupturas familiares)?

Chile: ¿seguimos con el cobre o pasamos a la era del conocimiento?

Chile es un país a seguir. Ya escribí sobre este país cuando el presidente Piñera llegó a la presidencia el Marzo pasado. Comentaba como Chile se había convertido en el miembro número 31 de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), lo que no deja de ser un dato más que anecdótico, porque esta organización cada día tiene menos crédito (al menos para mí).

También hablaba del desarrollo que podía experimentar Chile, en caso de saber explotar bien la visión de mercado de Piñera. Ojo, que ya en su día mucha gente me lo comentó: no me refería al establecimiento de políticas pro-mercado, sino a seguir desarrollando la economía chilena en aras del bien común de los chilenos. Y creo que en cierto modo ya ha quedado demostrado cómo de influente puede llegar a ser un presidente, que ha conseguido, entre otras cosas, traer a expertos de la NASA para ayudar en el rescate de los 33 mineros atrapados o cómo tiene ya diseñado y puesto en marcha un plan para la reconstrucción del país tras el terrible terremoto del 27 de Febrero pasado.

El país, tarde o temprano, tendrá que afrontar un dilema que creo debieran afrontar todos los países de América del Sur: la escasa diversificación de su economía. La diversificación es fundamental. Es una lección que con el paso del tiempo todos vamos aprendiendo, ya que es aplicable desde las cuentas de ahorro joven en la BBK hasta a un plan de pensiones.

La hambruna de mediados del Siglo XIX en Irlanda (básicamente porque centraba su alimentación en la patata, la cuál escaseo durante años debido a una enfermedad de su flor) o los apagones de luz que está experimentado Venezuela (debido a que depende en casi un 80% de la producción hidroeléctrica y este año ha habido importantes sequías en la región), son dos buenos ejemplos. El de Venezuela va más allá: el 70% de la energía eléctrica del país depende de la Central Hidroeléctrica Simón Bolivar.

Las economías del cono sudaméricano se centran básicamente en la exportación de materias primas. Son economías ancladas en el sector primario, sin procesamiento de las materias primas, frente a otras economías que han avanzado hacia el sector secundario (como China, Vietnam o India recientemente, importando materias primas y fabricando productos baratos con las mismas) o al terciario (la era del conocimiento, el sector servicios, el cual abunda aquí en Occidente).

En Brasil se exporta mucho hierro, soja, petróleo, etc., Argentina carne y soja, el litio de Bolivia es la nueva promesa, el petróleo de Venezuela, las bananas y el oro del Perú, y en Chile el cobre es el amo y señor desde hace ya muchos años.

Y esto es lo quiero sacar a debate, ¿es segura una apuesta por una única materia prima? ¿es seguro apostar por un único sector de actividad ? ¿seguro que no hay más actividades apropiables, valorables e intercambiables? ¿no se podría llegar a repetir el caso de la Hambruna de Irlanda? Depender fuertemente de un sector hace que te esclavices mucho de los vaivenes del mercado (por ejemplo, las exportaciones de cobre en Chile pasaron de representar el 50% del total de las exportaciones en 1980 a representar un 25% en el 2000, en pleno despegue de la era del conocimiento).

La minería representó casi el 58% de las exportaciones totales de Chile en 2009, por encima del 54% registrado en 2005. A pesar de los intentos en los últimos año por diversificar las exportaciones hacia el pescado (salmón básicamente), la fruta (la más rica y fresca que he probado nunca, incluso era la que se vendía en Islandia) o el vino (muy aconsejable), la reciente subida del precio del cobre ha provocado de nuevo la concentración en las exportaciones.

Sin embargo, en mi opiniñón, no lo veo sostenible. Apostar por la I+D+i es el camino que debiera tomar no sólo Chile, sino todo el cono. Las materias primas están bien como palanca de crecimiento, pero no como palanca sostenible en el tiempo.

Actualmente Chile tiene un 0,5% sobre el PIB de inversión (nunca digáis gasto por favor) en I+D+i. Quiere pasar al 1% en 2014. Todavía lejos de valores en torno al 2-2,5% de Europa (en España 1,27%, y bajando) o el 4% de Japón y Corea del Sur (Israel no es un benchmark válido, la inversión en I+D+i militar no es el ejemplo a seguir).

Y poco a poco, o no sé si es que yo tengo fijación por este país, pero me parece que se está produciendo un cambio. Recientemente, Chile se ha convertido en el primer país del mundo en sacar por ley la garantía de la Neutralidad de la Red para los Consumidores y Usuarios de Internet. También en Abril supimos que el telescopio más grande del mundo sería instalado en el desierto del Atacama.

Futuro Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT, European Extremely Large Telescope)

Futuro Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT, European Extremely Large Telescope)

Pero de lo que apenas se ha hablado en los medios, y por ende, apenas se conoce en España, es de las políticas de inmigración de “talentos” que quiere llevar adelante Chile. Hablé en otro artículo también sobre la necesidad de crear un cosmos para que un país despegue tecnológicamente hablando, a través de la creación de parques tecnológicos.

Un parque tecnológico no es hacer que 2 ó 3 empresas se junten en medio de un campo verde y se pongan a trabajar: hay que ofrecer los medios materiales (infraestructuras, empresas, etc.), humanos (trabajadores, universitarios, abogados, etc.), económicos (empresas de capital riesgo, business angels, etc.) y tecnológicos (montar un parque tecnológico en medio del Desierto del Sáhara no es viable) necesarios. Vamos, lo que Porter definiría como un clúster tecnológico.

En este vídeo sobre la institución STEP y su colaboración con el Banco Mundial (vía InfoDev, programa de ayudas) queda claro: hay que cruzar varias barreras culturales para convertirse en un polo tecnológico de innovación. El vídeo habla sobre el caso de la India, pero lo mismo se podría decir de un país como Chile.

Y Chile está trabajando en ello. Es más, está trabajando en otro factor adicional a los anteriores: una economía innovadora y sostenible necesita start-ups y personas venidas de fuera (inmigrantes). El 52% de las start-ups creadas en Silicon Valley (la meca de los parques tecnológicos) fueron creadas por extranjeros entre 1995 y 2005. En 2006, el 25% de las solicitudes de patentes fueron realizadas a manos de extranjeros.

Mientras en EEUU siguen estigmatizando la apertura al exterior (las chop shops indias roban “trabajo tecnológico” a los americanos, se conceden visados H1-B temporales dificultando estancias permanentes y en Arizona se quiere poder detener a cualquiera de una manera bastante arbitraria), Chile ha lanzado un ambicioso programa (Start-up Chile) para la creación de esos cosmos que antes describía (información obtenida aquí):

  • Incentivos para las empresas tecnológicas que inviertan $500.000 dólares a lo largo de 5 años.
  • Becas de 6 meses a jóvenes emprendedores/as de hasta $40.000 dólares para cubrir los gastos iniciales.
  • Concesión de visados (sin límites de permanencia) a los extranjeros que quieran adentrarse en esta aventura del emprendizaje.
  • Incubadoras de negocio para la cesión de locales (similar a la Incubadora que tenemos aquí en la Universidad de Deusto, DeustoKabi) y facilitar contactos con sociedades de capital riesgo, business angel, etc.
  • Todo ello, sin obligación a tener que quedarse, el gobierno no quiero participaciones de capital como retorno a las becas concedidas,

El ministro de Economía chileno, Juan Andres Fontaine, visitará Silicon Valley la próxima semana para establecer vínculos comerciales con las start-ups que están naciendo en Chile.

¿Qué diferente la política inmigratoria de EEUU y la de Chile no? Ya, que sí, que EEUU es el país de las oportunidades, el país de los sueños, etc. Ya, pero yo encima que personalmente he vivido el tortuoso proceso de poder llegar a residir en EEUU, personalmente, preferiría apostar por una Chile con una alta inversión en I+D+i y con parques tecnológicos de ensueño el día de mañana. Será cosa de opciones personales 🙂

No todos tenemos una BBK que nos deja dinero: las microfinanzas en los países en vías de desarrollo

La República de Mali es un país muy extenso (24º del mundo por superficie), pero es uno de los países más pobres del mundo (en 2008, el salario medio anual era de $1.500, lo cuál se hace más grave aún si tenemos en cuenta que en estos países siempre hay uno que se lleva mucho, y muchos que se llevan poco). Basa su economía en el algodón, arroz, mijo, maíz, verdura, tabaco y cosechas de árbol.

Aquí en Europa conocemos Mali por los futbolistas (Kanoute, Keyta, etc.). Bueno, y también porque Casillas ha estado allí algún verano ayudando al desarrollo del que se considera el 5º país menos desarrollado de los 49 aún en vías de desarrollo. Sin embargo, esta mañana he visto otra faceta del país que quiero exponer hoy: la falta de financiación que sufren los malís para poder montar nuevos negocios y salir de su pésima situación.

Esta mañana he visto un reportaje un Euronews sobre los proyectos de microfinanciación que existen en Mali. En un artículo anterior hablé de la existencia en países en vías de desarrollo de alternativas financieras. Hablé sobre los microcréditos, microseguros y los microdepósitos. Es decir, productos de financiación micros. En Europa estamos acostumbrados a que si queremos 200 € para comprar una nueva consola o televisión, el banco de toda la vida nos lo deje (bueno, cada vez con más dificultades).

En Mali eso no existe. Allí no hay una red de instituciones financieras como la hay aquí. Allí tienen que recurrir a los microcréditos, que son siempre concedidos a asociaciones o grupos de personas, como una forma de aumentar la garantía que de que no haya gente que suspenda los pagos (si uno falla, todos lo pagarán). El reportaje de Euronews hablaba de cómo para comprar un molino tuvieron que juntarse 10 vecinos y solicitar un microcrédito de 200 dólares.

Un estudio realizado por el Banco Mundial (BM), exponía como el sector rural de Malí aún espera por una mayor institucionalización de oferta financiera. El programa Office du Níger está impulsado por el Banco Mundial (el hermano del FMI, ese que tanto manda en España ahora) para el desarrollo de la agricultura y la seguridad alimentaria a través del riego en esta zona del río Níger.

En Mali, dentro de las instituciones de microfinanzas más importantes, destaca la Banca Nacional de Desarrollo Agrícola (BNDA). Con sus 23 sucursales es la única institución (junto con el Banco de Desarrollo de Malí (BDM)) que dispone de oficinas en todas las regiones del país. El resto de bancos comerciales importantes (donde destacaban la cooperativa Kafo Jiginew, la FCRMD (Federación de Cajas Rurales Mutualistas del Delta), CVECA Office du Níger (Cajas Aldeanas de Ahorro y Crédito Autogeneradas, sigla en francés), la cooperativa Nyesigiso y la red de cajas mutuales de ahorro y crédito Jemeni) disponen su red de atención en torno a los tres principales centros urbanos: Bamako, Segú y Sikasso.

¿Y porqué cuento todo ésto sobre el caso de Mali? Pues porque creo que puede tratarse de una trickle up innovation (innovaciones realizadas en países en vías de desarrollo que acaben llegando a nuestros países ya desarrollados.) que acabe llegando a los países desarrollados. Me parece que es interesante para los emprendedores de occidente conocer también lo que se cuece por otros mundos.

Sin embargo, estos proyectos de financiación en Mali, por ejemplo, tienen el problema citado de la falta de una red comercial de oficinas. Si no hay oficinas (y siendo conscientes de que tampoco hay Internet), ¿cómo consigo contactar con mi institución financiera? En el artículo que escribí que antes citaba, hablé sobre el uso del móvil para las comunicaciones y transacciones financieras. El móvil sí que se está expandiendo más rápido que Internet en África.

Hablé sobre el sistema de micropagos vía teléfono móvil M-Pesa de Safaricom. Es decir, conseguir contactar y pagar mediante tu institución financiera haciendo uso del dispositivo móvil. ¿Cuál es el problema que os estáis imaginando? Pues que se podría entonces, agrupar todo el dinero físico (el que físicamente existe, no el que tu móvil registra) en las ciudades urbanas, con los consiguientes problemas de seguridad que existirían.

La siguiente gráfica (tomada del artículo de The Economist que a continuación enlazo) muestra precisamente eso, como la mayoría del dinero del sistema M-Pesa de Safaricom se encuentra localizado en las ciudades de Kenya. En este artículo se habla sobre como hay empleados que tienen que viajar en los autobuses con mucho dinero en su poder, con el consiguiente peligro que ello tiene en estos países:

Servicio M-Pesa de Safaricom. El dinero físico es escaso en los entornos rurales y abundante en las ciudades

Servicio M-Pesa de Safaricom. El dinero físico es escaso en los entornos rurales y abundante en las ciudades

La situación de estas microfinanzas en la India también está teniendo algunos problemas. En la península de Indostán, este movimiento nació de la mano de Muhamad Yunnus, banquero y economista de Bangladesh, que por la creación del banco Grameen obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 2006. Nació con la idea de préstamos solidarios entre varias personas, y acabó expandiéndose por la región, convirtiendo a la India y Bangladesh en países donde es frecuente oír hablar de las microfinanzas.

Aproximadamente 25 millones de indios (entre una población total de 1.300 millones) utilizan los microcréditos para su financiación. Nació con estrictas reglas de concesión de créditos: grupos de 5 personas, que solidariamente se comprometían a devolver lo solicitado, bajos tipos de interés, bajos niveles de morosidad, etc.

Sin embargo, su uso ha acabado desvariando bastante. Como se explica en este artículo (donde básicamente dice que SKS Microfinance Pvt., una institución de microfinanzas, prevé salir a bolsa), las garantías que se comprometen a cambio del microcrédito son cada vez menos importantes, tipos de interés entre el 18 y el 33%, préstamos valorados en el 150% de las propiedades que se comprometen como garantía, etc.

¿Os suena? A mí sí. Me recuerda a la implosión de la burbuja de las hipotecas subprime en EEUU, cuando se entregaban préstamos hipotecarios a tipos de interés del 5% (tipos de interés reales desorbitantes), préstamos por valor del 120% de la vivienda que se quería adquirir (ya sabes, para incurrir en gastos varios), etc. De ahí que ya se haya comenzado a hablar de una posible crisis como en Occidente (vaya fama tenemos en los países orientales).

El proyecto de Yunus también se extendió a países en vías de desarrollo como Nicaragua, Marruecos o la vecina Pakistan. En estos países la tasa de morosidad de los microcréditos ha subido ya hasta casi un 10%, lo que demuestra que este esquema no sólo está fracasando en la India. En Bosnia y Herzegovina el nivel de mora es menor, y en la India sigue subiendo, hasta haber alcanzado ya el 2,5% (muy alto para un país donde se tenían estos microcréditos casi como una religión más, entre las muchas que tiene).

Este 2,5% de mora es grave si tenemos en cuenta que la India es el mercado de microfinanzas más grande del mundo. Tiene sentido. Tenemos que tener en cuenta que la mayor democracia del mundo (ahora que han aprobado la Right to Information Act estoy convencido de ello), es un país donde más de 600 millones de personas viven con menos de dólar y medio al día. No es difícil no sólo obtener dinero, sino también tener donde guardarlo. De ahí que los microcréditos (que oscilan entre las 5.000 y las 20.000 rupias (85 y 340 € aproximadamente)) y los microdepósitos sean fundamentales.

Aún con estos preocupantes números, se prevé que el mercado de las microfinanzas crezca aproximadamente un 40% anualmente en los próximos 5 años, lo que deja entrever su importancia.

Existen proyectos de microfinanzas interesantes por todo el mundo, incluso en Internet. Uno de los que más me gusta es Kiva, que básicamente permite realizar préstamos a un emprendedor, en cualquier parte del mundo, simplemente porque uno confía en su idea (demás del compromiso social). ¿Resultado? 5257 emprendedores gozan de préstamos en todo el mundo vía Kiva, 98,27% de repagos (1,73% de ratio de morosidad), $1,674,325.00 prestados (partiendo de un mínimo de $25), más de 20.000 prestatarios, etc. Aquí os dejo una muestra de lo fácil que sería conceder préstamos a cualquier persona en el mundo usando Kiva:



Sitio web Kiva para la concesión de micropréstamos a emprendedores de todo el mundo

Sitio web Kiva para la concesión de micropréstamos a emprendedores de todo el mundo

Existen otras alternativas también conocidas, como Global Giving, que también os sugiero que echéis un vistazo.

Muchas veces la alternativa de ayuda social no sólo debe creerse que es donar dinero vía una fundación o similares (que ojo, está muy bien también eh). Puede resultar interesante permitir a que esta gente que tanto lo necesita pueda empezar su negocio, y así dejar de depender de donaciones, y se creen su propia autonomía económica. Conocerán otro mundo. Saldrán de la miseria. Sólo hace falta creer. No en todos los lados tenemos una BBK para sacar dinero u obtener un préstamos.

¿Y tú ya has concedido un préstamo en Kiva?

Una cooperativa como alternativa

Inauguro un nuevo estilo de entrada al blog con un vídeo en el que explico porqué creo firmemente en una cooperativa como alternativa de forma jurídica a adoptar a la hora de constituir una empresa. Adjunto a continuación el vídeo y el texto que escribía ayer en Youtube:

En este vídeo explico porqué considero que constituir una nueva empresa como cooperativa podría ayudar a eliminar algunas desigualdades sociales, como son la deslocalización abusiva que se realiza hoy en día (ojo, la deslocalización en sí no es mala, pero sí tal y como se está llevando a cabo hoy en día) y el desequilibrio salarial que producen los modelos organizativos jerárquicos tayloristas.

En una cooperativa la figura central es la persona. En una cooperativa juntamos el capital y el trabajo en la misma persona. En una cooperativa, la comunicación es horizontal, de tú a tú. En una cooperativa no existe la figura del jefe. Todos son jefes y empleados.

Por todo ello, Emite, S.C. (Sociedad Cooperativa) se va a constituir como una NEBTS (Nueva Empresa de Base Tecnológica y Social). El término NEBTS no sé si existe, pero me ha molado y se me ha ocurrido mientras grababa el vídeo 🙂