Archive for the ‘Deusto’ Category

La crisis económico-financiera para todos los públicos

Artículo publicado en la Revista de la Facultad de Ingeniería – ESIDE en Marzo del 2010. Universidad de Deusto. Autor: Alex Rayón Jerez

Si empiezo este artículo diciendo que el origen de la crisis está en que los bancos americanos, a fin de poder incrementar su margen de intermediación concedieron hipotecas subprime a clientes de poca solvencia y credibilidad, y, además, titulizaron estas hipotecas en MBS (Mortgage Backed Securities) ordenados por tranches denominados CDO (Collateralized Debt Obligations) que luego vendieron por todo el mundo, seguramente pases a la siguiente noticia/artículo de inmediato. Bueno, pasaríais y diríais eso de “estos economistas se parecen a los políticos, no hay quién les entienda”.

Sin embargo, si digo que voy a tratar de explicar qué es eso de la crisis económica y sus repercusiones para todos los públicos, quizás consiga retener aunque sea a dos o tres lectores. Y, además, si digo que no soy economista, sino un ingeniero de extraña naturaleza al que le encanta la economía (¿pero los ingenieros no odiaban todas las asignaturas de empresa y economía? Al parecer no todos :-), quizás consiga retener a otros dos o tres lectores.

Y es que desde que era estudiante tengo la sensación que muchas veces la falta de interés en muchas materias (economía, política, historia, etc.) se debe a que no se explican para todos los públicos. Así que desde que soy profesor en la Facultad de Ingeniería en ESIDe, trato de explicar cualquier concepto para todos los públicos, y más si estoy impartiendo asignaturas del área económica en una facultad de ingeniería.

Pasemos a explicar la crisis entonces. Pero cambiemos el reparto de la película y la audiencia de la película: la discoteca de vuestro pueblo será Lehman Brothers (el banco epicentro de la crisis), el cliente NINJA (eso que popularizó Leopoldo Abadía en alusión a los clientes sin solvencia para solicitar un préstamo hipotecario) será cualquier alumno de 18 años que subsiste con la paga de sus padres y los préstamos hipotecarios (eso que se concedió a todo el mundo y luego se empaquetó en MBS) serán ahora las Coca-Colas que se toman los alumnos de 18 años en la discoteca.

Los actores de esta película

Los actores de esta película

Bien, tenemos una discoteca, alumnos de 18 años que viven con los 20 € de la paga (quizás ahora sea más, que esto es como la gasolina, no para de subir 🙂 y Coca-Colas que compran éstos los fines de semana en dicha discoteca.

La discoteca, seamos más precisos, es la típica a la que toda la juventud acude. Es decir, su mercado son los jóvenes estudiantes de instituto o universidad. En un momento dado, se reúnen los dueños, y deciden que quieren aumentar las ventas para aprovechar el tirón que están teniendo entre la juventud. ¿Cómo deciden aumentar las ventas (el margen de intermediación de los bancos)? Permitiendo a los alumnos de 18 años dejar a deber las Coca-Colas que toman.

¿Os suenan esos carteles de “Hoy no se fía, ni mañana ni nunca”? Bien, pues supongamos que se cambian esos carteles: “Hoy se fía, y mañana también”.

Hoy no se fía, ni mañana, ni nunca

Hoy no se fía, ni mañana, ni nunca

Alex, estudiante de 1º de Ingeniería, acude a la discoteca el sábado. Va a la barra a pedir una Coca Cola y se entera de la oferta. “¿Cómo? ¿Que en vez de gastarme 4 € por una Coca-Cola a las 5 de la mañana, la discoteca me permite dejarla a deber y ya la pagaré otro fin de semana que no me haya gastado ya los 20 euros en 5 Coca-Colas anteriormente? ¡Qué bien! ¡Entonces sírvame otras 4 que invito a todos mis amigos (los clientes NINJA pedían un préstamo por mayor valor del de la casa, que así se podría ir de vacaciones al Caribe, cenar fuera de casa todos los días, invitar a otros NINJAs a esa cena, etc.)!”

La discoteca, para llevar el control de lo que dejan a deber los estudiantes, lo va anotando en un cuaderno. Bueno, mejor aún, lo anotan en un programa de ordenador, que así no se perderá información alguna y todos los alumnos pagarán en su debido momento (es decir, Lehman Brothers registra todos los préstamos hipotecarios que ha concedido a sus clientes para que a ninguno se le olvide pagar).

Claro, el Lunes Alex vuelve a clase, y se lo cuenta a todos sus amigos. “Joer tú, que en la disco me dejaron tomarme 1 Coca-Cola e invitar a mis cuatro colegas y no pagué ni una”. ¿Y cómo lo hiciste Alex?. “Ah, no sé, me dijeron que ya lo pagaría otro fin de semana que no se me hubiera terminado la paga”.

No es difícil imaginar, que la noticia se difunde instantáneamente. El sábado siguiente la disco del pueblo está a reventar. Parece San Mamés en medio de un gol del Athletic. Todo el mundo quiere tomarse una Coca-Cola que ya pagará otro fin de semana (es decir, los NINJAs se lo cuentan a otros NINJAs, y todos piden préstamos hipotecarios, y se van todos juntos a la Riviera Maya de vacaciones tras haber comprado una casa en Miami Beach).

¿Quién es un cliente NINJA?  Personas sin ingresos (INcome), sin trabajo (Job) y sin activos o posesiones (Assets)

¿Quién es un cliente NINJA? Personas sin ingresos (INcome), sin trabajo (Job) y sin activos o posesiones (Assets)

Aprovechando el tirón, la disco sube el precio de las Coca-Colas, que así ganará más, ya que todos los alumnos van a la barra y piden, pero claro, lo dejan a deber para otro fin de semana, cuando hayan recibido la paga de la abuela o les haya tocado la quiniela que echan todas las semanas en la pandilla (bueno, ahora se lleva más el euromillón, que algún día tocará). La disco aumenta sus beneficios exponencialmente.

Todos están contentos: la discoteca está “ganando” (ojo, que lo escribo entre comillas y en cursiva, lo pondría en mayúsculas pero eso es de mala educación) mucho y los alumnos no tienen que pagar al instante lo que consumen. La discoteca no tiene nada de lo que preocuparse (¡bendita frase!), ya que el dinero que sus activos (para que nos entendamos, las posesiones de la discoteca, aquello con lo que hace negocio) tienen un alto valor, ya que están “respaldados” (qué bien queda esto de estar respaldado a la hora de vender) por las deudas que tienen con ellos alumnos de 18 años que reciben 20 € a la semana.

Llegados a este punto, o yo soy muy escéptico y no entiendo lo que significa “alto valor” o hay una falta de prudencia terrible (que los economistas han pasado a denominar ética y liquidez). Estoy confiando todo el rato en que unos chicos de 18 años van a pagar las 83 Coca-Colas (por poner un número) que debe cada uno de ellos tras haber acudido 8 sábados seguidos (por poner otro número) a la discoteca.

Definitivamente, debo de ser el único que no confía en este sistema, porque la discoteca, en plena euforia, decide que quiere ganar aún más. ¿Qué hace? El dueño decide clasificar estas Coca-Colas en categorías. Bueno, más que clasificar, las reconvierte en 3 tipos de bonos diferentes (lo de bono no es más que “algo” (si queréis lo llamamos trozo de papel) que se inventan para poder vender a otras personas las deudas de los estudiantes de 18 años):

  • Cola-bono: bonos respaldados por los estudiantes que sí que parece devolverán lo que deben. Lo deciden llamar Cola-bono para describir esos bonos que tienen más calidad (¿la Coca-Cola es lo que tiene gancho entre los jóvenes?)
  • Pepsi-bono: bonos respaldados por estudiantes que quizás paguen alguna de las Coca-Colas que deben. Lo deciden llamar Pepsi-bono, porque no son tan cool como los Cola-bonos, pero bueno, siguen siendo medianamente aceptables (Pepsi nunca ha tenido el tirón entre los jóvenes que tiene Coca-Cola).
  • Carrefour-bono: bonos respaldados por estudiantes a los que yo no les dejaría ni 1 € para pagar el viaje del metro. Lo llaman Carrefour-bono para describir esos bonos que no se espera recuperar un solo euro, es decir, tiene poca calidad (para la juventud el refresco de cola de Carrefour “no es más que polvos azucarados”).
Los bonos que vende la disco para sacar más dinero

Los bonos que vende la disco para sacar más dinero



Esto mismo es lo que hizo Lehman Brothers: convertir o empaquetar las hipotecas que había concedido a los NINJAs en MBS (Mortgage Backed Securities u Obligaciones Garantizadas por Hipotecas, OGH que diremos para parecer pseudo-economistas), que luego fueron ordenadas para dar lugar a la aparición de los CDO, que no eran más que hipotecas buenas (menos riesgo para cobrarlas, nuestros Cola-bonos), hipotecas regulares (algo de riesgo para cobrarlas, nuestros Pepsi-bonos) e hipotecas malas o las famosas hipotecas subprime (mucho riesgo para cobrarlas, los clientes no dan nada de credibilidad, nuestros Carrefour-bonos).

¿Y qué hace la discoteca con esos 3 tipos de bonos que acaba de inventar? O, ¿qué hizo Lehman Brothers con las MBS? Las vende en los mercados financieros. ¿Qué es un mercado financiero? Va, eso da igual, pensad que es un mercado en el que en lugar de venderse pescado como en el mercado de toda la vida de vuestro pueblo, se venden inventos de las instituciones financieras. Inventos con nombres sofisticados (CDO, CDS, MBS, Syntetic CDO, etc.), que así nadie entiende lo que son, pero como suena bien, los venden los americanos que saben mucho de esto y encima están en inglés, parece que son muy buenos y nos darán mucho dinero.

Y es que no sabes lo bien que quedas cuando dices a tus colegas que has comprado un Mortgage Backed Security a un banco de inversión de Florida, que encima te ha prometido que te va a dar mucha rentabilidad. Aplicado al ejemplo, no sabes lo bien que se queda una persona cuando ha comprado un Cola-bono a la discoteca, ya que ésta le ha prometido mucha rentabilidad. ¿Alguien entiende lo que está comprando? No, pero esa da igual, ya que lo importante es que va a dar mucha rentabilidad.

Pero, ¿esos bonos que se están vendiendo en los mercados financieros estarán respaldados por algo, no? Es decir, ¿darán alguna garantía al que los compra? Sí claro, garantías iban a faltar, el mundo está lleno de garantías. Lehman Brothers vendía esos bonos respaldados por los préstamos hipotecarios de los NINJA y la discoteca vendía bonos respaldados por las deudas de alumnos de 18 años que se habían tomado 83 Coca-Colas en 6 fines de semana seguidos y aún no habían pagado.

¿Alguien ha dicho miedo? No fastidies ahora el invento, que estos bonos dan mucha rentabilidad. Eso sí, están garantizados (por un cliente NINJA o por un estudiante de 18 años) y encima me los han vendido con unos nombres muy sofisticados que seguro los hacen mejores. Además, los precios siguen subiendo (el de las Coca-Colas), así que, en consecuencia, el valor de los bonos (Cola-bonos, Pepsi-bonos y Carrefour-bonos) también, así que cada día obtengo más rentabilidad. No problemo, todo viento en popa.

Pero resulta, que en Nochebuena el director de la discoteca tiene cena familiar. Y se pone a hablar sobre su nuevo y exitoso modelo de negocio con su cuñado, que es asesor financiero:

  • “He descubierto la pólvora querido cuñado, vendo Cola-Bonos respaldados por las deudas de unos chavales de 18 años”.
  • “¿Ah sí? Suena interesante, pero, ¿en qué momento tienes pensado empezar a cobrar lo que todos esos alumnos de 18 años te deben?”
  • “Emmmm… anda Pedro… brindemos otra vez, ¡algún día me lo devolverán, carpe diem!”

El director de la discoteca, y eso que era Nochebuena y tenía la tripa llena, esa noche no durmió bien. Quizás su cuñado Pedro tenía razón, e iba siendo el momento de empezar a cobrar lo que alumnos le debían. Así que, pensó que el cotillón de Nochevieja iba a ser el último día que permitiría que los alumnos tomasen Coca Colas sin pagarlas.

Y entonces, decidió empezar a pedir a los alumnos de 18 años que pagasen lo que adeudaban a la discoteca. Claro, no hay que ser muy mal pensado, para saber que estos chicos no habían previsto que un día se les iba a acabar el chollo y que tendrían que empezar a devolver lo que debían (a los NINJAs de EEUU les pasó lo mismo).

Así que Iñaki, dueño de la discoteca, se ve en el siguiente lío:

  • Sus clientes, los alumnos de 18 años que le deben muchas Coca Colas, no le van a pagar todo (o nada, mejor dicho) lo que le deben.
  • Además, como Iñaki pensó que podía hacerse aún más rico vendiendo Cola-bonos, Pepsi-bonos y Carrefour-bonos en los mercados financieros, ha esparcido por todos estos mercados el problema que él mismo había generado (para resumir, bonos que aún vendiéndose en Fort Lauderdale, pueblo muy bonito de Florida, llegan hasta la Caja de Leioa de mi pueblo, una caja que no existe pero me invento para reflejar un caja de ahorros pequeña de pueblo).
    • Es decir, los alumnos no le pagarán a él las Coca-Colas, así que él tampoco podrá pagar a los que habían invertido en esos bonos con nombres tan sofisticados que fácilmente vendió en su día.
  • Pero, y tirando aún más del hilo, tampoco podrá pagar a Coca-Cola como empresa que le trae las Coca-Colas a la puerta de la discoteca, ni a los camareros que tiene contratados, ni a los que tiene bailando en la pista, ni al distribuidor de hielo, etc.

Es decir, que el ingenioso modelo de negocio de dejar a alumnos de 18 años que pagarán más tarde las Coca Colas que tomaban en una discoteca de Bilbao, ha acabado afectando hasta el repartidor de hielo que venía de una empresa de Zaragoza, y que había nacido en Reykjavik, capital de Islandia (donde apenas toman Coca Colas, ya que hace mucho frío).

En otras palabras, que lo que un alumno de 1º de Ingeniería Técnica había dejado a deber, acabó afectando a una familia de rubios islandeses bien majos que no tenían ni idea de qué era eso de un Carrefour-Bono.

Trasladado a la realidad, hagamos la transformación inversa a la realizada al inicio: la discoteca es Lehman Brothers, los estudiantes de 18 años son clientes NINJAs y las Coca-Colas son préstamos hipotecarios posteriormente empaquetados en bonos que llamaremos Mortgage Backed Securities.

Y claro, como al transportista islandés que tan simpático me traía el hielo de Zaragoza, tenemos a una familia de Leioa (si queréis la mía misma) que había comprado a través de su Caja de Leioa de confianza de toda la vida unos bonos que le había dicho su banquero eran muy rentables y estaban garantizados (quizás hubiera sido interesante preguntar quién garantizaba qué, pero es que en mi familia nos fiamos mucho de los banqueros).

¿Termina aquí la película? Ojalá, pero no. Volvamos al ejemplo de la discoteca. Supongamos que la discoteca es la de toda la vida de Bilbao. El ayuntamiento, que quiere que sus jóvenes sigan pasándoselo bien los fines de semana, piensa que no puede dejar quebrar a la discoteca, así que decide rescatarla.

¡Hurra por el ayuntamiento de Bilbao! Sí, hurra… pero lo que quizás no saben todos los bilbaínos es que ellos pagarán con los impuestos municipales el rescate de la discoteca. “¿Cómo? ¿Que tengo que rescatar a una discoteca que se ha ido a pique por confiar en unos alumnos de 18 años? Es decir, ¿tengo que pagar yo unas Coca-Colas sabiendo además que no me gusta la bebida con gas?¡Ni hablar!”

Pues por mucho que se diga que ni hablar, finalmente al ayuntamiento no le queda más remedio que hacerlo, ya que le interesa que esa discoteca siga abierta.

Volviendo a la cruda realidad, los gobiernos rescataron, con el dinero de todos los contribuyentes (es decir, los impuestos que pagamos todo ciudadano asalariado), los errores que habían cometido unos imprudentes banqueros que habían confiado en unos insolventes ciudadanos.

Y todos, cada vez que compremos algo, estamos ayudando a reestructurar a las empresas. Y todos, cada vez que nos quiten una parte de nuestra nómina en concepto de IRPF (da igual saber lo que es esto, que tiene un nombre bonito, así que confío en ello), estaremos pagando el rescate de un banco que concedió muchos préstamos hipotecarios a NINJAs que luego se iban con ese dinero a la Riviera Maya y se compraban un chalé en Miami Beach.

Y os preguntaréis, ¿por qué los gobiernos no pueden dejar caer a estas empresas? Fácil: el efecto dominó sería aún más grave, muchas más empresas caerían de seguido (como pasó con el simpático repartidor de hielo islandés), así que no pinta bien la cosa (eso que se han apresurado a bautizar como “Too big to fail” o “Demasiado grande para caer”).

¿Quién será el siguiente en caer tras Lehman Brothers? (lo que podría haber pasado si el gobierno de EEUU no hubiera rescatado Lehman Brothers)



Antes de cerrar, quería pedir disculpas a todos los alumnos que tengáis 18 años, vayáis a una discoteca en Bilbao, y pidáis una Coca-Cola 🙂

A vueltas con el tema de Irlanda

No quiero ser pesado, pero dado que me siguen llegando mails de dudas de alumnos/as y conocidos, y dado que muchos se han comenzado a hacer preguntas a partir de las conspiraciones que cité en el anterior artículo, expongamos algunas cosas más sobre el desaguisado del tigre celta.

Se está escriribiendo mucho en los últimos días sobre las previsiones de que España no seguirá aumentando su deuda pública tan rápido, y que los ingresos fiscales subirán en el próximo lustro. Todo un alivio, pero son previsiones. Y sí, ministra, tienes razón, España no es Irlanda, pero tampoco se puede usted dormir. Que sí, que en España el sector financiero todavía no se come (es decir, que los bancos y cajas son tan grandes que dejan nimio el peso del Estado) al sector público como ha pasado por otros lados, y tan bien explica esta imagen:

Deuda sector financiero (naranja) vs. deuda sector público (negro) (Fuente: Hayman Advisors)

Pero, España e Irlanda comparten un mal endémico común: burbuja inmobiliaria. Pero hay otras similitudes que no se pueden ignorar (como muy bien resume este artículo GurusBlog y posteriormente comento en detalle algunas de ellas):

Comparativa España vs. Irlanda (Fuente: www.gurusblog.com)

Comparativa España vs. Irlanda (Fuente: http://www.gurusblog.com)

  • En plena burbuja (2006), todos los tigres inmobiliarios crecían a niveles parecidos: Irlanda al 4,6%, España al 3,9%, Grecia al 3,2%. Mientras, la Eurozona crecía a una media del 3,1%.
  • Tras la implosión de la burbuja, acumulan déficits fiscales parecidos: Irlanda 14,3% (ahora disparado al 32%), Grecia un 13,6%, Reino Unido un 11,4% y España un 11,2%. [Por muchos recortes sociales que haya en cualquiera de esos países, ¿en serio que es posible llegar al 2014 al 3%? Tengo mis dudas…]

Sin embargo, hay cosas que preocupan, porque si los mercados (sinécdoque de economía del Siglo XXI, olvidaros de los mercados de coches y fruta de toda la vida) van a por España, yo me largo al próximo asteroide que quiera visitar la NASA:

  • El ajuste de la vivienda que falta por hacer en España es importante: mientras en la burbuja irlandesa el precio de la vivienda ha caído un 37%, en España apenas ha sido del 18%. Son los recortes más importantes de Europa, ya que en la Eurozona apenas es del 8,3% de media el recorte. Ello lleva a una pregunta clara: el día que los balances de los bancos y cajas (que recordemos venden más pisos que las propias inmobiliarias) en España contabilicen la pérdida del valor de esos activos, ¿cómo será la caída? Fijaros en el “colchón”, es decir, la solvencia, expresada en capital vs. activos ponderados de riesgo. Y para España, que ofrecería flotador de salvación, ¿déficit fiscal aún mayor del 32% de Irlanda? Sí, España no cuenta con una gran urbe con precios hinchados, pero en términos generales, quizás haber retrasado tanto la retirada de la deducción de 400 € esté siendo más perniciosa que gratificante. Se calcula que la vivienda sigue sobrevalorada un 1% en España (frente al 3% de la Eurozona).
  • Irlanda presumía de competitividad (básicamente derivada de su dumping fiscal, que va más allá de ese 12,5% ya famoso, ya que hay más desgravaciones, convirtiendo Irlanda en una pseudo-ZEE) y su modelo productivo de atracción de grandes farmacéuticas y empresas tecnológicas. Además, y como todo gobierno liberal, contaba con una gran flexibilidad laboral y un importante superávit comercial. ¿De qué presume España? Sí, Irlanda, Grecia y Portugal no tienen empresas con proyección internacional reconocida, y España sí. ¿Tanto sirve eso si realmente el PIB que aportan con su Impuesto de Sociedades es del 9,5% del PIB de España (frente al 10,5% de España)? ¿Tanto sirve si cada día están más fuera que dentro (BBVA y Santander comprando bancos por el mundo, las constructoras aumentando cartera en el exterior, etc.)?
  • Ah sí! España presume de haber superado “con nota” los test de stress. Sí, Irlanda también lo hacía, así que argumento que derivaría en una falacía.
  • Por si fuera poco, parece que las fortunas de España tenían su válvula de escape en Irlanda. ¡¡Pobrecillos!! ¡¡Que ahora no sabrán dónde ir!! Parece ser que el paraíso de desregulación que era y es Irlanda acogía al 40% de los fondos de inversión libres (o hedge funds) del mundo… Por eso insisto que el problema de Irlanda no se puede simplificar a su 12,5% de dumping fiscal, sino que hay que generalizarlo a la falta de regulación.
  • En España el PIB se nutre básicamente del IRPF y del IVA. Genial, con un paro del 20%, cuya derivada primera es no cotizar a la SS y no pagar IRPF  y cuya derivada segunda es no consumir (IVA), ¿qué expectativas de crecimiento de PIB hay en un futuro cercano?
  • Reforma sector financiero: el caso de Irlanda ha expuesto que es un tema que hay que hacerlo con pies de plomo. Irlanda aseguró todos los depósitos de los irlandeses al estallar la crisis. Y como la generosidad social le pareció poca, paso a la generosidad capitalista: asegurar también el saldo de los acreedores, para decirles que quizás se habían equivocado prestándoles tanto. Vamos el juego de la gallina elevado a la enésima potencia.
  • Ah ya sé! Que en España hay un Salario Mínimo Interprofesional bajo, que se puede aumentar la competitividad tirando de ahí. Qué vergüenza, simplemente leerlo u oírlo me hace reflexionar sobre la sensibilidad social de algunas personas/instituciones, empezando por el patrón de patronos, en su cruzada frente a la cohesión social en España.

Salarios Mínimos Interprofesionales en la Eurozona en 2009 (Fuente: http://www.preguntasfrecuentes.net/2010/07/20/smi-salario-minimo-interprofesional/)

  • Y por si fuera poco sensible la postura del jefe de jefes, las reformas mal llamadas estructurales, refuerzan sus ideas: reforma laboral con los mayores recortes sociales de la historia (y encima dicen que se ha quedado corta, qué miedo…), reforma financiera para reconvertirlas en pseudobancos (y encima dicen que el objetivo sólo era despolitizarlas, ¿no es política, y encima privada, la que hace un banco o qué?) y reformas fiscales orientadas a subir el IVA y reducir el gasto público (en especial el social, el que NUNCA debiera tocarse). ¿Algo más? Quizás voy hablando con la NASA por el viaje al asteroide que me tiene prometido…

Al menos en España lo que sí que abundan (algo menos) son los que tienen por costumbre tomar el pelo (por decirlo en términos correctos). Como niños enrabietados, Microsoft, HP, BoA, Merril Lynch e Intel ya han anunciado que en caso de que se suba el Impuesto de Sociedades, podrían largarse de Irlanda. Como en las películas, “Siempre nos quedará Singapur, India, China o Suiza”. ¡¡Ni que ese 12,5% fuera real queridos autores de tomaduras de pelo!! ¿Tan fácil es desmontar una empresa? ¿es un castillo hinchable? ¿una casa desmontable?

Por cierto, ¿habéis leído algo ya sobre los angelitos responsables de la crisis en Irlanda? Sí, me refiero a los CEO de Anglo Irish bank y demás bancos irlandeses, que hasta hace poco eran una amenaza del sector privado, pero ahora es una amenaza de todo irlandés que se precie, ya que en una espiral socializadora que, casualidades de la vida, sólo salen a relucir en épocas de crisis, ha supuesto que ahora todo irlandés deba de media 50.000 euros.

¿Será el caso de Irlanda el detonante para lograr una política fiscal común en la zona Euro y que no haya hermanos que se aprovechen de las debilidades de otros? ¿será esto el fin de esa restricción del Tratado de Maastricht de rescatar solidariamente a hermanos? ¿será esto el fin de la prohibición de declararse en bancarrota y reestructurar la deuda ordenadamente?

Dicen que cuando se debe 1 millón al banco, él es tu dueño. Pero cuando le debes 1.000 millones, tú eres el dueño del banco. Entonces, ¿por qué no jugamos al juego de la gallina? Negamos rescates, y el BCE, bancos alemanas, franceseses, etc. (vamos, los que ayudaron a crear todo esto) pasan a ser los rehenes. No quiero llamar a la rebelión en plan Cantona, pero sí a la reflexión de en qué se ha convertido este casino.

Aunque me da a mí que la cosa no está para juegos: los bancos seguirán siendo los acreedores, y los ciudadanos los deudores. Es más, los bancos incluso se pueden permitir establecer las reglas del nuevo juego que llamamos rescate, pero podríamos llamar monopoly: negocian los intereses que los rubios irlandeses pagarán por rescatar sus malas inversiones.

Además, se me ha olvidado decir que es que ahora no debemos 1 ni 1.000 millones, sino debemos 100.000 millones (por decir algo, que ahora los números marean a uno…), por lo que ahora ya no hay dueños, lo pagaremos todos los ciudadanos 😦

Cursillos de verano del e-ghost (septiembre) 2010

A continuación copio-pego el mensaje que Txipi ha enviado para la comunicación de los cursillos de verano del e-ghost (grupo de Software Libre de la Universidad de Deusto), que en el 2010 serán en Septiembre. Yo impartiré el curso sobre OpenERP, y para más información, en la página web de los cursillos del e-Ghost tenéis toda (en negrita sí) la información. Simplemente recordar que son cursos gratuitos y que estáis todos los interesados en algún curso o charla invitados, independientemente de vuestra vinculación a la universidad o no.

Aupa!

Con un poco más de retraso del deseado, tengo el gusto de anunciar que
¡¡se abre el plazo de inscripción para los cursillos de verano del
e-ghost del 2010!!

http://www.e-ghost.deusto.es/cursillosverano/

Este año los cursillos tendrán lugar en septiembre, así que pueden
ser una estupenda manera de superar el estrés post-vacacional y hacer
realidad todos esos compromisos con los que solemos empezar el nuevo
curso 😉

La oferta es muy variada y esperamos que sea interesante para toda la
gente que quiera acercarse de una manera más informal a la universidad:

Cursillos:

* To Cloud or not To Cloud! (Curso práctico sobre Cloud Computing),
01/9/2010 – 3/9/2010, 10:00 – 12:00.
* Informática musical, 01/9/2010 – 3/9/2010, 16:00 – 18:00)
* Introducción a la programación en Android, 01/9/2010 – 3/9/2010,
16:00 – 18:00.
* Introducción a Alfresco, 06/9/2010 – 8/9/2010, 16:00 – 18:00.
* Seguridad en Web, 06/9/2010 – 7/9/2010, 16:00 – 18:00.
* Introducción a Drupal, 08/9/2010 – 10/9/2010, 16:00 – 18:00.
* Seguridad en Red, 08/9/2010 – 9/9/2010, 16:00 – 19:00.
* Themes WordPress, 13/9/2010 – 14/9/2010, 18:00 – 20:00.
* Django. Disfruta programando, 14/9/2010 – 17/9/2010, 16:00 –
18:00.
* OpenERP, 16/9/2010 – 17/9/2010, 16:00 – 18:00.

Charlas, “desconferencias”, talleres:

* Iniciación a WordPress, 10/9/2010, 15:00 – 19:00.
* Seguridad en documentos físicos, 14/9/2010, 12:00 – 13:30.
* Instalador de Debian: uso y disfrute, 15/9/2010, 18:00 – 19:30.
* Introducción a los sistemas operativos móviles, 16/9/2010, 18:00
– 19:30.
* Plugins, WPMU y BuddyPress, 17/9/2010, 15:00 – 19:00.
* Introducción a Ubuntu, 18/9/2010 11:00 – 13:00.

Os recordamos que los cursillos y charlas están impartidos de forma
voluntaria por miembros del e-ghost, el grupo de Software Libre de la
Universidad de Deusto, con la colaboración de otros colectivos como
Aprendices, Bilbao Hacker Space o ITSAS, y que son GRATUITOS tanto para
personal vinculado a la universidad, como para gente ajena a la misma.
Sin embargo, en caso de haber problemas de plazas (no suele ocurrir
casi nunca), tendrán preferencia las personas vinculadas a la
universidad (estudiantes, profesores, PAS, etc.). Por esta razón
existen dos formularios de inscripción diferentes: uno para personas
vinculadas a la universidad y otro para personas ajenas a ella.

Nada más, solamente me gustaría agradecer a todas las personas que han
colaborado en que una nueva edición de estos cursillos salga adelante,
y al resto, volver a animaros a que os inscribáis en alguno de ellos y
disfrutéis del software libre en primera persona 😉

PD: Al loro con las fechas, que hay algunos que empiezan el mismo 1 de
septiembre, no os despistéis 😉

Banca Ética del proyecto Fiare

Uno de mis canales de Vimeo preferidos es el de ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones y por la Ayuda a los Ciudadanos), AttacTV, que podéis consultar aquí. Ayer, disfruté (y es que no se puede decir otra cosa) con un vídeo sobre el Proyecto Fiare de Banca Ética, cuyo director es Peru Sasia, compañero de profesión aquí por la Universidad de Deusto.

Fiare es un proyecto con marcado carácter ético y social, existiendo otros bancos éticos igualmente interesantes por la geografía mundial.

El vídeo que os presento a continuación me gustaría sintetizarlo en lo que dice Peru a partir del minuto 3:30″: “El objetivo principal de la banca ética es en lo que en un principio fue el objeto social de los bancos, la intermediación financiera, la canalización del ahorro al crédito“. Simplemente genial, felicidades por el proyecto Peru 🙂

Creación de Spin-offs en la Universidad de Deusto

Mañana, 18 de Mayo, DeustoKabi (vivero de empresas del cuál hablé en mi blog en este artículo y para el diario el Economista en este otro) ha organizado una Jornada bautizada como “Creación de spin-offs en la Universidad de Deusto”. En este encuentro, se expondrán todas las iniciativas empresariales de éxito que están actualmente en el vivero, así como alguna otra que aspira a poder serlo en un futuro próximo.

Entre ellas, Inmeditech, que ya adelanta en primicia que pronto tendrá que rebautizarse por razones de “pull de mercado”, como gusta decir a los economistas.

Por lo tanto, para todos aquellos entusiastas del emprendizaje, la creación de sinergias entre emprendedores concentrados en espacios comunes, parques tecnológicos, etc., Os animo encarecidamente a que os paséis mañana por la Sala de Conferencias-Edificio Central junto al Paraninfo de la Universidad de Deusto. Desde las 9:00 hasta las 14:00 habrá una serie de ponencias y mesas redondas para narrar en primera persona cómo se está gestando y fomentando el espíritu emprendedor desde la Universidad.

Aquí tenéis toda la información sobre el programa y la inscripción. Allí nos vemos, esperemos que Inmeditech os pueda sorprender 🙂

Actualización (18/5/2010): la presentación aquí.

Desde Leioa unos consejos a La Moncloa

España en recesión, con un paro superior al 20% (aunque parece que el último dato nos da un pequeño respiro), un déficit público superior al 10% (hace 3 años era superávit), un endeudamiento público creciendo a pasos agigantados (ya está situado casi en el 60%), un endeudamiento total (público + privado, incluyendo aquí familias y empresas) del 342% sobre el PIB (el tercero más alto del mundo), etc. Y uno se pregunta, ¿cómo podemos salir de todo esto?

No me las voy a dar de listillo sacando la varita mágica contra la crisis. Sin embargo, sí que en este artículo me propongo a plasmar por escrito muchas de las cosas que a lo largo del año he ido exponiendo a los alumnos en clase, ya que, en mi humilde opinión, son ellos los que pueden sacar a España de la ya famosa crisis. Así que aquí van las que voy a llamar recetas de Alex:

  1. Debemos mantener nuestra filosofía y política de ahorro. España tiene un ratio de ahorro del 20% sobre el PIB. Grecia tiene únicamente un 6% y Portugal un 7,5%. El problema al que se van a enfrentar estas economías es que juntan un ahorro bajo con un endeudamiento alto (113% y 91% sobre el PIB respectivamente). Es decir, debes mucho y encima no tienes de dónde sacar para devolver. De ahí que Grecia haya tenido que activar el mecanismo de ayuda de más de 100.000 millones de € (histórico y sin precedentes). España mantiene una seriedad fiscal ante los mercados financieros gracias a este ahorro (entre otras cosas, aunque ya no sé qué pensar tras el batacazo de ayer), así que prefiero que nos sigan llamando “rácanos” a los españoles 🙂
    Curioso que los que bautizaron a los PIGS (Reino Unido) y los que son la locomotora mundial (EEUU), tienen una tasa de ahorro baja (12 y 10% respectivamente), acompañada por déficits monstruosos (alrededor del 100%).
  2. La economía productiva de España (en los servicios no estamos tan mal, ahí tenemos al Santander, BBVA, ACS o Repsol por el mundo en posiciones más que importantes) debería aprovechar de la posición geográfica estratégica que nos dio la separación de Pangea:
    • Según Naciones Unidas, hasta el 2050 la población mundial crecerá un 40%. Esto, acompañado de una continua disminución de las tierras cultivables, el incremento de las urbanizables (por el aumento de la población), provocará que la productividad agrícola tenga que multiplicarse considerablemente. Puras matemáticas: somos muchos más y tenemos menos que repartir, ¿por qué no aumentar lo que tenemos para repartir? España tiene muchos recursos para ello.
    • La producción agrícola es la actividad económica que más agua dulce consume. La demanda de este agua crece al doble de ritmo que la población mundial. Todo esto hace que haya cálculos que digan que para el 2025 un tercio de la humanidad pueda padecer escasez crónica de agua. ¿Buscar alguna manera barata de desalinizar las inmensas cantidades de agua salada que España posee en sus mares?
    • La población está envejeciendo a un ritmo vertiginoso. Todo el día nos hablan de que las pensiones hay que recortarlas. Pero, lo que no se ha sacado a debate, es que quizás también nos falten recursos humanos, ya que la ya famosa Ley de Dependencia se asienta sobre la necesidad tanto de recursos económicos como humanos. Además, estos datos se acompaña de la gran emisión de CO2 que la atención sanitaria personal y física representa, tal y como nos comentaba el equipo Inmeditech en este artículo. ¿Por qué no apostar por la sanidad a distancia? Inmeditech está en ello 🙂
    • Por otro lado, las energías renovables. Tenemos que cuidar a la madre Tierra sí o sí. Estamos dañando árboles, mar y ríos, los pulmones del planeta (absorción CO2 y devolución de oxígeno). ¿Por qué no apostar por una industria fuerte en el campo de las energías renovables? En ello estamos, muchas empresas son líderes en solar y fotovoltaica (el petróleo de España es el sol). Pero hay que mantener ésto, así que por favor, Ministerio de Industria (y lobbys asociados), paren de atacar al sector!
    • El proyecto Desertec que se está llevando a cabo en el desierto del Sáhara. Con este proyecto alemán, se esperan implantar medios de generación solares en el desierto del Sáhara para llegar a los 20 GW de potencia en 2020 y a los 100 GW en 2050. En el Sáhara despoblado hay un total de 9.000.000 kilómetros cuadrados, donde cada kilómetro cuadrado es capaz de generar con una potencia de 50 Megawattios el kilómetro cuadrado, lo cual da una potencia total de 450 TW totales. El consumo pico mundial es de entre 12 y 13 TW. ¿Suena interesante y bonito no?
      Proyecto Desertec en el desierto del Sáhara
      España aquí tiene que aprovechar su localización estratégica para la distribución posterior (aunque sea en Europa sólo, ya que las pérdidas de transporte a Australia serían altas) de la energía ahí generada. Por ello, me parece más que interesante que investigadores del CSIC hayan desarrollado un cable eléctrico 5 veces más potente que los actuales, haciendo mucho más eficientes las redes de distribución (actualmente es necesario generar 2 kwh para un consumo posterior de 1 kwh).
  3. Tenemos que mejorar mucho nuestra competitividad. El World Economic Forum publica anualmente un índice de competitividad. Es un ranking de países en base a información sobre 12 variables que describen la competitividad, tales como las infraestructuras, estabilidad macroeconómica, calidad de la educación, eficiencia mercado laboral, funcionamiento de los mercados financieros y capacidad tecnológica e innovación (entre otras). A mí no me choca que España esté en el puesto 33 sobre 133 países.
    Y todavía me choca menos que justo las variables que analicen sean aquellas que más urgente sea que reformemos. Infraestructuras (menos mal que el ministro de Fomento me parece de los más competentes y sensatos que ha habido en este país), mercados financieros (algún día se llevará a cabo la reestructuración del sector financiero, “Las cosas de palacio van despacio” que dicen..), y me detendré en las 2 más importantes:

    • Mercado laboral: los funcionarios superan en un 25% a los trabajadores del sector secundario (3,1 millones de trabajadores públicos frente a 2,3 en industria, cuando la industria representa el 15% del PIB de España), por primera vez más de 1 millón de parados mayores a los 45 años, España ha destruido el 96% del empleo entre los 7 grandes países europeos, etc.
      Hay que acabar con la alta temporalidad sea como sea. Y es que esto tiene cisnes negros asociados, que improviso ahora en 1 minuto: si yo no tengo certidumbre laboral (contrato temporal), no podré consumir mucho, no podré comprarme una casa, tendré que ahorrar, quizás no aporte todo lo que pueda en la empresa por miedo a hacerlo mal y ser despedido, etc. La pescadilla que se muerde la cola.
    • Educación: la educación no es un gasto es una inversión. La tasa de desempleo entre los jóvenes menores de 25 años es del 39,6% (en la UE, de media, es del 20,9%). España (los españoles) abusó durante los años de la burbuja inmobiliaria de trabajo fácil, con poca formación y que daba mucho dinero, el ladrillo. Sueldos desorbitados, chicos de entre 16 y 20 años, con poca formación, comprándose BMWs que algún día pagarían, que es que su trabajo daba mucho dinero.
      Por desgracia, este fenómeno de aumento del desempleo juvenil con una caída del crecimiento económico es recurrente en España. Durante la crisis de principios de los 80 fue del 45% y como consecuencia de la crisis de 1991-1992 alcanzó la misma cifra.
      La burbuja explota, ¿y ahora qué hacemos? El economista Say expuso a finales del Siglo XVIII que la oferta creaba su propia demanda. En nuestro contexto: la formación podría crear demanda. Una inversión importante en personal cualificado crearía demanda de dicho personal en muchos de los campos que hemos dicho antes serán críticos en los próximos tiempos. Según el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional, el porcentaje de empleos que requieren cualificaciones de alto nivel pasará del 29% en 2010 al 35% en 2020 (dentro de la convergencia en las sociedades occidentales a la Sociedad del Conocimiento).
      Pero la educación en España no pasa por su mejor momento:

      • Según el Ministerio de Educación (datos del 2006), España INVIERTE (perdón por las mayúsculas) en educación un 4,3% sobre el PIB. La media de la UE es del 5,05%, y de los países de la OCDE, un 5,3%.
      • En el informe Pisa de 2006, los estudiantes españoles de 15 años ocuparon la posición 35 en lectura, en una lista de 56 países, la 32 en matemáticas y la 31 en ciencias.
      • España es el tercer país europeo con más abandono escolar temprano (casi el 32% de los jóvenes entre 18 y 24 años dejó de estudiar después de la enseñanza obligatoria, muchos sin el título de ESO), sólo superada por Portugal y Malta.
      • Las clases pudientes en España no han apostado ni por la creación de universidades privadas de élite (como sería Ivy League en EE UU), ni por apoyar generosamente centros públicos prestigiosos donde formar a la alta administración (tipo Grande École en Francia), como muy bien señala este artículo.
      • Por si no fuera poco, se han producido varios recortes en los presupuestos generales del estado en las partidas de investigación (luego nos sorprende que estemos a la cola en esto). Obviamente, esto ha creado bastante revuelo en la comunidad científica.
      • La nueva Ley de Ciencia ha dado un buen paso adelante: se ha intentado diseñar una carrera investigadora coherente, contratanto desde el primer día. Sin embargo, puede llegar a quedarse en un mero buen intento, ya que no es de obligado cumplimiento más que para las ayudas financiadas con fondos públicos. Esta divergencia podría crear “investigadores de 1ª” e “investigadores de 2ª”. Por si no nos era poco con contratos indefinidos y temporales, ahora nos traen investigadores “por categorías”. En fin….

El resultato de todo esto es que hemos pasado de “Jóvenes y sobradamente preparados” a el “Jóvenes y sobradamente frustrados“. Todo lo indicado hasta ahora deriva en que, según un estudio del Observatorio de la Inserción Laboral de los Jóvenes Españoles, los jóvenes tienen una enorme aversión a la movilidad geográfica, preferencia por el trabajo público y rechazan enormemente trabajar por cuenta propia y crear una empresa.

Precisamente este último punto es quizás el que más me molesta, porque sólo con nuevas empresas que cambien el tejido productivo lograremos dejar de depender del ladrillo y los bikinis.

Por cierto, yo también soy joven eh (aunque por el momento, no frustrado)!

Rescate a Grecia y la historia del dinero

En este artículo básicamente voy a escribir la clase que tuvimos el Lunes de Sistemas de Control de Gestión en la Universidad de Deusto. Siempre creo interesante transmitir a los alumnos los temas de actualidad en materia económica. Y como no, el tema de actualidad por excelencia es el rescate a Grecia. Los ministos de Finanzas de la Zona Euro han acordado recientemente prestar (si se llega a dar el caso, porque Grecia de momento ha dicho que no lo necesita) hasta un total de 30.000 millones de euros en préstamos bilaterales (vamos de país a país, es decir, de cada participante a Grecia de manera bilateral). Además, de manera complementaria, el Fondo Monetario Internacional aportaría los fondos extra que fueran necesarios.

Por esta cantidad que se presta a Grecia, los griegos deberán pagar un tipo de interés del 5%. Esto es una buena noticia para Grecia, ya que hasta ahora había tenido que estar financiándose con la emisión de deuda (letras y bonos) a unos tipos en torno al 6,5-7%. Aunque eso sí, el 5% es superior al coste que le reportaría a Grecia pedírselo al FMI, pero claro, eso sería un fracaso para la Zona Euro, así que hay que evitarlo a toda costa.

A España, le correspondería prestar (que no dar) 3.675 millones de euros, cifra que corresponde al 12,25% de porcentaje de capital del Banco Central Europeo con el que España cuenta entre los 15 países que se han comprometido a tomar parte en el plan de ayuda a Grecia.

Todo esto, lo utilicé para plantear una serie de cuestiones a los alumnos a raíz de las palabras que el director gerente del FMI (Strauss-Kahn) había dirigido al pueblo griego, instándole a tomar una serie de medidas. Ya que Grecia no puede devaluar su moneda y ha reducido hasta en un 25% su competitividad con respecto a Alemania, Strauss-Kahn recomendaba a Grecia buscar una política de deflación, recortes salariales y unas rebajas en sus precios.

Y aquí anduvimos hablando sobre como la deflación puede hacer entrar en un círculo vicioso a Grecia (caída generalizada de los precios, la gente no consume esperando a que sigan bajando, etc.), por lo que esa política debiera ser meramente coyuntural, pero no prolongada en el tiempo. Vimos también como tras la mayor crisis económica de la historia (la Gran Depresión que se originó tras el crac del 29), se produjeron fuertes deflaciones (24% en EEUU o 25% en Japón), que hundieron literalmente la economía.

La deflación hay que evitarla. Entonces, ¿es buena la inflación? Sí, de manera moderada (en una situación como la actual que esté sobre el 2%, y en una situación de mejora económica, que ronde el 5%), pero evitando a toda costa la hiperinflación. Y es que este fenómeno es muy dañino para una economía: las familias pierden poder adquisitivo (como consecuencia de la hiperinflación, los precios suben por encima de los sueldos y salarios, luego la gente tiene menos poder de compra) y los ciudadanos se fugan con sus capitales a otros países más estables.

Es fácil entender un proceso de hiperinflación. ¿Dónde vale más el agua, en España (donde hemos tenido uno de los inviernos más lluviosos de la historia) o en el desierto del Sáhara? Obviamente en el Sáhara, donde hay poco agua. Pues con los billetes y monedas igual. Allá donde haya muchos de éstos, menos valdrán éstos, pudiendo llegar a darse una hiperinflación en caso de que el gobierno central correspondiente le da por apretar el botón de imprimir billetes como loco (manera sencilla de salir de una época de recesión, ¿no?).

Lo que pasa, que si imprimes demasiados billetes, éstos valdrán tan poco que será mejor comerciar con otros medios de pago (como pudiera ser el portátil con el que estáis leyendo este artículo, una colección de sellos o la cerveza que os tomaréis este fin de semana). Actualmente, Zimbabwe tiene una de las hiperinflaciones más grandes de la historia (un 100.000%), lo que ha llevado a que el dólar valga tan poco que la gente esté comerciando con cervezas, que tienen mayor valor que la propia divisa en la actualidad. Con este ejemplo quizás os expliquéis porque no es una solución imprimir billetes como locos para salir de una crisis.

Pero la mayor hiperinflación de la historia ocurrió en Alemania después de la I Guerra Mundial. En base al Tratado de Versalles, los países vencidos (entre los que estaba Alemania) debían indemnizar por los daños causados a los vencedores. Solución rápida: imprimamos billetes por doquier. Consecuencias: la hiperinflación llegó a alcanzar prácticamente el 1.000.000.000.000%.

La situación era tan caótica que un dólar costaba 4,2 billones de marcos. Se pagaba con sellos que tenían más valor que la propia divisa (el marco de por aquel entonces). La República de Weimar estuvo al borde del colapso, e incluso sufrió invasiones francesas y belgas en sus principales zonas industriales para buscar por la fuerza el dinero que Alemania adeudaba. Alemania salió de esta situación al borde de la quiebra retirando su monedo, introduciendo una nueva (el Rentenmark), provocando que los alemanes perdieran todo el (poco) dinero que tenían.

Y en una situación como esta uno se puede preguntar, ¿qué es el dinero entonces? ¿por qué el dinero puede llegar a ser tan poco valioso en Alemania en el año 1923 para que se pague con sellos o en la Zimbabwe actual para que se pague con cervezas? En ambas épocas hay un factor cómun: el dinero no estaba respaldado. Me explico.

Cuando en Alemania se pagaba con sellos y en Zimbabwe con cervezas, en realidad se estaba volviendo al viejo mecanismo de intercambio de productos/servicios por otros productos/servicios, esto es, el trueque. Sin embargo, el trueque originaba algunos desequilibrios, sobre todo en cuanto al valor exacto de los objetos que eran origen de intercambio. Es decir, faltaba una unidad de valor. Esta falta de unidad de valor dio lugar a la aparición de las primeras monedas en el Siglo VII BC en lo que hoy en día es Turquía. Los billetes, sin embargo, no aparecieron hasta el siglo AD VII en China.

Apareció el dinero (ya fueran monedas o billetes) como medio de intercambio común y generalmente aceptado. Y para darle un valor de respaldo (en realidad un billete no es más que un trozo de papel) desde el siglo XVIII hasta el XIX se utilizó un patrón bimetálico: el dinero valía una determinada cantidad de oro o plata. Desde 1870 a 1919 únicamente se utilizó el patrón oro. Sin embargo, en el período de entreguerras (I y II Guerra Mundial), se abandonó cualquier patrón, lo que hizo por ejemplo que se diera lugar a la hiperinflación de Alemania, ya que al no estar el marco respaldado, ¿cuánto vale el mercado cuando éste abunda demasiado? Nada, no hay oro o plata detrás de él.

En un intento por reestablecer el orden y la estabilidad económica mundial, a punto de finalizar la 2ª Guerra Mundial, en Bretton Woods, se produjeron unos acuerdos en términos monetarios y financieros en una conferencia organizada por la recién creada Organización de las Naciones Unidas. Todas las divisas de los allí firmantes se convertirían a dólares, y el dólar al oro a su vez, a razón de 35 dólares = 1 onza de oro.

Sin embargo, este equilibrio de divisas mundiales (aquellas que se denominaban divisas convertibles) fue disuelto de manera unilateral por el presidente de EEUU Richard Nixon (el del escándalo Watergate), ya que en medio de la Guerra de Vietnam se hubo de imprimir muchos dólares que no eran respaldados con posesión real de oro. Este abandono por parte de Nixon muchos lo ven aún como el nacimiento del neocapitalismo que ha terminado derrumbado por la crisis actual. Es decir, el desahucio de Keynes (intervención y papel del Estado en la economía) y el triunfo del monetarismo de Milton Friedman (antiintervencionismo del Estado, que “cada uno haga lo que pueda/quiera”).

Este abandono del patrón oro dio lugar a lo que hoy en día conocemos como dinero fiduciario. Esto es, las monedas y billetes no valen una cierta cantidad de oro o cualquier otro metal preciado, ni siquiera tienen un valor intrínseco (es decir, que están hechas de oro o de plata que haría que tuvieran un valor). De hecho, la mayoría de las monedas están fabricadas con aleaciones de cobre. Por lo tanto, el valor de las monedas y billetes actualmente se basa en que el Estado las declara como unidad de valor y el ciudadano percibe un crédito y confianza en la utilización del mismo.

Con todas estas explicaciones, planteé finalmente la situación que se podría dar ante una eventual quiebra de Grecia. Desde el abandono del patrón oro, el valor de muchas divisas fluctuaban en el mercado en base a la oferta y demanda mientras que otras veían fijado su valor en base al Banco Central correspondiente (como pasa en la actualidad con eso de que China devalúa su moneda artificialmente). Es decir, había unas con tipos de cambio flexible (fluctuaban en el mercado) y otros fijos (el banco central intervenía). Un ejemplo de éstas últimas fue Argentina, hasta el año 2001, cuando abandonó su convertibilidad 1 peso = 1 dólar, dada la grave crisis que atravesó en Diciembre del 2001. Argentina aún arrastra consecuencias del default (no pagar sus obligaciones, los rumores que apuntan a Grecia ahora):

  • Default de 81.800 millones de dólares de deuda pública.
  • En 2001 su PIB bajó el 10,1%.
  • En la actualidad, su CDS (ese seguro contra el impago eventual de Argentina) es del 10%, frente al 0,49% alemán por ejemplo. Es decir, a las empresas públicas y privadas argentinas, no sólo les resulta caro pedir dinero (tipos de interés alto cuando piden dinero), sino que les es caro también asegurarlos (CDS alto). De hecho, incluso se producen un 40% de rechazos cuando Argentina va a pedir financiación al exterior.

Así que las consecuencias ante un eventual default de Grecia porque sus amigos europeos no la rescaten serían muy graves. Quizás ahora se entienda mejor porque urge actuar.

Me pregunto, ahora para terminar, a ver cómo le explico yo ahora a mi ama que toda la colección de billetes y monedas que posee únicamente tiene un valor fiduciario 🙂