¿Reagan como modelo a seguir? Me marcho a Vanuatu

El gobierno no debe tener más poder que el que los ciudadanos estén dispuestos a concederle (David Thoreau, 1817-1862, ético-ambientalista, entre muchas otras cosas)

A qué punto se ha llegado en España para que la declaración de un Régimen de Excepción (en concreto su “menor” nivel, Estado de Alerta) acompañado de la sugerencia inicial de sustituir la labor de civiles por la labor de militares tranquiliza a los/as ciudadanos/as españoles/as. A mí desde luego lejos de tranquilizarme (y eso que me expreso sin ser uno de los/as afectados/as por no poder viajar) me preocupa.

Pero lo que sí que realmente me deja perplejo es que ahora Reagan y su ortodoxia liberal resulte el modelo que debiera tomar un gobierno (presuntamente) socialista. Me deja perplejo, pero quizás me ayudaría a entender muchas de las medidas tomadas en los últimos tiempos (y sí, me refiero a la congelación de pensiones, recorte salario funcionarios, reforma laboral, etc.).

No voy a entrar en si es o no constitucional la medida tomada por el gobierno (básicamente porque no tengo ni idea del tema), así que simplemente aconsejaros este par de lecturas (ésta y ésta). Tampoco en si es un simple boycott o un sabotaje en toda regla (tampoco tengo ni idea). Tampoco en si tiene razón el 99% de la población mediatizada por las publicaciones en los medios o el otro 1% que expone otras realidades bien distintas (aconsejo leer ésto y ésto).

Gracias al Máster en RRHH, sé algo más sobre relaciones Laborales, y aunque sí que tengo algo más de conocimiento para valorar un convenio caduco desde hace 5 años, o los cuatro Decretos-Ley + Ley aprobadas este año para ir poniendo remaches a esto, tampoco lo haré. Y tampoco hablaré sobre el mercado de la oferta y la demanda, que aplicado a la necesidad de controladores, explicaría sus estratoféricos sueldos derivados de las horas extra que tienen que realizar por falta de personal. Ni sobre la legitimidad y justicia de quejarse aunque ganes mucho más que la media de un país en una crisis sin precedentes.

Pero sí que voy a entrar a valorar el decreto-ley del viernes sobre la modernización y liberalización del sector aeroportuario. Además de la privatización parcial de AENA, justo al comienzo del Puente de la Constitución (vamos, cuando apenas 500.000 personas tenían previsto viajar) y la aprobación de la gestión privada de los aeropuertos de Barajas y el Prat, se aprobaba  también un nuevo reglamento de cálculo de horas de trabajo de los controladores (máximo 1.670 horas ordinarias más 80 extraordinarias, la media de los vecinos viene a ser 1.350 horas). Vale, que es cosa de calendario, porque termina el año y, ¿quién hará esas horas?

Además, ¿ya se conocen las repercusiones que pueden tener esas privatizaciones que de momento, gracias al ruido del tema de los controladores, están quedando de lado? En orden:

  1. Si se privatiza, adiós garantizar la seguridad (que bajo el Estado de Alarma actual lo garantiza el Comandante en Jefe de las Fuerzas Aéreas, canela fina vamos), calidad del servicio y defender los intereses del pasajero. Ahora los intereses serán los del accionista de la Sociedad Anónima que adquiera el mando.
  2. En caso de que esta supuesta huelga salvaje fuera realizada por trabajadores de una S.A., ya no se hablaría de Constitución, ni de derechos a la libre circulación por España (por cierto, ¿no hay autobuses,coches y trenes?), ni de ese democrático término denominado sedición (nuevo palabro de la cultura popular, que por cierto está basado también en una ley de 1964 del también democrático régimen franquista).
  3. La última oleada privatizadora de 1995 en España trajo la venta a precio de saldo y a dedo de las “ruinosas” Argentaria (ahora integrada en la desconocida BBVA), Repsol YPF (que no para de descubrir petróleo por el mundo y enriquece a, a, … sus accionistas), Telefónica (que no sólo cobra las tarifas más desmesuradas de la UE a sus ex-propietarios (los españoles), sino que además posee el monopolio de facto de la infraestructura de telecomunicaciones, quiere romper la neutralidad de la todavía democrática red, etc., repartiendo estos beneficios a sus accionistas nombrados a dedo por Aznar), Iberia (ahora fusionada con otra privatizada por la mejor amiga de Reagan, Tatcher, y que creará una gran aerolínea), y Tabacalera.
  4. Esta oleada de privatizaciones trajo el despegue de la cultura financiera en España, gracias a que estas empresas tan ruinosas para todos los españoles, pero tan beneficiosas para sus dueños privados, salieron a bolsa, la gente invertía sus ahorros, etc. Esa cultura que hace que el que no invierta en bolsa sea un bicho raro. Esa cultura que hace que ahora hablemos de los mercados como sinécdoque de economía. Esa cultura que da el poder a esos mercados para que no hagamos más que discutir entre nosotros, demonizar a sindicatos, funcionarios, controladores, pensionistas, Zapatero o el que sea mientras ellos, sin ni siquiera sepamos quiénes son, saquean nuestro dinero.

Sigamos discutiendo entre nosotros, la gente de la calle, que “los mercados” ganarán más y más, porque encima, como España empeora su imagen, tendrán el pretexto de pedir más intereses por la deuda, ahora que estas barras libres las pagamos entre todos los contribuyentes.

O mejor dicho, saquemos a Reagan a la palestra, que es el supuesto ejemplo que España debe seguir. Claro que sí. Un presidente que:

  • Llegó al poder después de haber sido actor de Hollywood (con todo mi más sincero respeto a la profesión, simplemente es contextualizar lo que viene ahora).
  • Rebajó sustancialmente los impuestos, porque claro, los ricos pagaban mucho más no sólo en términos absolutos, sino también relativos (lo que los economistas llaman progresividad fiscal). Y eso es injusto. Además, si los ricos tienen más dinero, más cereales y yoghurts comprarán, luego reactivarán el consumo y las tiendas de sus barrios. Claro, y seguro que no invierten esos impuestos no pagados en crear SICAVs o Hedge Funds.
  • Vendió armas a Irán (sí, no es broma) para ayudarle en su guerra contra Iraq, y con el dinero que obtuvo financió a los Contras en Nicaragua, ya que el Frente Sandinista de Liberación Nacional aportaba inseguridad. Lo de siempre vamos.
  • Dio el pistoletazo de salida al capitalismo salvaje actual con su desregulación del sector financiero. Básicamente lo mismo que se propone a España imitar para el espacio aéreo, pero con los bancos, que fíjate tú por dónde en 1980 (1 año antes de que el actor llegase a la Casa Blanca) era el 5% del PIB de EEUU, y ahora es casi del 60%. ¿Alguien se extraña que haya que rescatarlo sí o sí? Un caso como el de Irlanda elevado al 25% del PIB del muno.
  • Se enfrentó cara a cara hasta que les hizo perder poder con los sindicatos (básicamente, dando poder a los bancos, para que endeudase hasta los límites a las clases medias-bajas). Hoy en EEUU, ¿sindicatos?
  • Un sector víctima de su aversión a la participación del Estado en la economía fue el aéreo. El 7 de agosto de 1981 despidió a 12.000 controladores, activó un plan de emergencia metiendo a los controladores militares y EEUU tardó 2 años en recuperar la normalidad. Hoy en día el sector aéreo de EEUU parece el ejemplo a seguir, ¿eso dicen no? Fíjate que hasta un niño puede llegar a dirigir el tráfico aéreo.
  • Invadió Granada, una isla situada justo enfrente a Venezuela y bombardeó Lybia. ¿Motivos? Amenazaban la seguridad, como siempre, claro.

Ah sí! Se me olvida decir que gracias a todo esto EEUU salió de la crisis. Bueno, EEUU, en términos macro, porque su gobierno terminó con la Savings and Loan Crisis (algo parecido a lo que sufren las cajas de ahorro en España pero a gran escala) y dejando de regalo el Consenso de Washington (recetas económicas que aplicar para que el capitalismo salvaje aproveche estados de shock, aplicado desde la desintegración de la URSS a la Iraqactual).

Igual tampoco tengo ni idea de lo que puede traer una privatización de bueno a todo esto, pero dado que tenía todo eso rondando por la cabeza, y dado que en el blog puedo expresarme libremente (viendo el affaire Wikileaks, Amazon, PayPal, etc. parece no ser poco), aquí queda.

Por cierto, si finalmente España se convierte en una Reaganomics, que sepáis que tenéis casa para visitar en Vanuatu. Siempre quise vivir ahí, no me preguntéis porqué.

Si llega Reagan, nos vemos en Vanuatu (Fuente: mientrasquedeenpie.blogspot.com)

Si llega Reagan, nos vemos en Vanuatu (Fuente: mientrasquedeenpie.blogspot.com)

One response to this post.

  1. Bueno, yo personalmente, aunque no llegue Reagan, a lo de Vanuatu me apunto, tiene una pinta extraordinaria …

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: