Se habla de: elecciones 28-N en Haiti

Mañana hay elecciones. Y no me refiero a las de Cataluña, donde espero que luego no se sorprendan en caso de una abstención considerable, visto el espectáculo en el que se ha convertido, haciendo gala de nacionalismos a la defensiva atacando a otros, con spots “calientes” e incluso con videojuegos donde podías cargarte al cabeza de turco de turno, que para el PP no es otro que el inmigrante. Hubo un día en el que me gustó la política en España. Será que soy yo el anacrónico.

Pero las elecciones que sí que me preocupan son las que se van a celebrar en Haiti. Elecciones presidenciales en el país más pobre (en términos de renta per cápita) de todo América. Se busca inquilino/a de este edificio (imagen tras el terremoto):

Palacio Presidencial en Haiti tras el terremoto de Enero del 2010

En un país en el que todo presidente electo que no fuera del agrado de Francia años atrás, y EEUU en años recientes, duraba un asalto, la figura del presidente es ciertamente de “consideración”. ¿Qué pasará si sale electo algún presidente intervencionista que ponga un poco de orden en el saqueo americano?

Por si esto ya generase poca preocupación a nivel internacional, el terremoto del pasado Enero, las incesantes lluvias recientes y la epidemia de cólera, agravan aún más la preocupación internacional.

Claramente Haiti no está ahora para elecciones. Pero se van a celebrar. A EEUU y a la ONU interesa buscar un nuevo títere. Rápido que sino las protestas podrán conmigo, pensarán, intuyo. Las protestas contra las tropas de Naciones Unidas no cesan (la MINUSTAH), sobre todo en la capital Port-au-Prince. Ya van más de 1.600 muertos por la epidemia de cólera, que ya se ha extendido a 8 de los 10 departamentos del país. Parece ser que el origen radica en las tropas nepalís, según estudios recientes. La CBC canadiense (la misma que ha vinculado ahora a Hezbollah con la muerte de Hariri) ha realizado un estudio que así lo afirma.

No digo que no sea posible (en 100 años no ha habido casos de cólera en Haiti, y además Nepal ha sufrido repetidamente de la misma, además de estar sus tropas trabajando cerca de un río que desató la ola de contagios del cólera), pero es importante reseñar que en Haiti la brujería tiene un peso de dogma de fe muy alto, por lo que a la mínima que un brujo siente cátedra, rápidamente se difunde el tema entre la población.

Una haitiana afectada por el cólera en la puerta del Hospital General de Puerto Príncipe (Fuente: http://s3.amazonaws.com)

Sobre estas líneas, una de las imágenes que más me ha impactado en mucho tiempo. Además de las más de 1.600 muertes, en los hospitales ya se han atendido 20.00 personas. Estimaciones de [expertos] indican que se puede llegar hasta los 10.000 muertos. Y eso son cifras oficiales, porque el número de personas que mueren en las calles sin haber recibido tratamiento alguno hace que debamos ser bastante escépticos ante dichos guarismos.

La ayuda no llega, ni por parte de las Naciones Unidas ni otras agencias de ayuda. La ACNUR contabiliza 44 millones de refugiados en el mundo; en Haiti ya hay 3 millones de desplazados internos. Más de un millón de esos 3 millones de personas viven en campamentos, lo que facilita aún más que el cólera campe a sus anchas. Una enfermedad de rápida curación, en Haiti es de rápido contagio, derivado de la ausencia de agua potable y condiciones sanitarias decentes.

En Port-Au-Prince, la violencia entre haitianos y la MINUSTAH se recrudece. Y la violencia se está cebando sobre todo contra la campaña del Unity Party del presidente incumbente René Preval, títere de EEUU, y de su sucesor designado Jude Celestin.

El paso miércoles un grupo de seguidores del candidato Charles Henri Baker atacó la caravana electoral de Celestin. Se acusa a Préval de haber repartido armas por todo el país a sus hombres, además de haberse forrado a costa del pueblo, incluso en las condiciones en las que está el país en la actualidad. Los haitianos ni siquiera saben dónde podrán votar (¿os imagináis no tener el colegio de toda la vida al lado de casa para ir a votar?). Muchos de ellos hacen cola para obtener un documento que los acredite como haitianos, ya que perdieron TODO tras el terremoto (¿os imagináis estar sin DNI?). El pucherazo es una posibilidad cada vez más real.

Lo que sí está claro, es que todos los orígenes de la tragedia humanitaria actual vienen de lejos. Millones de haitianos han sido abandonados durante años indefensos frente a la explotación económica y la opresión política de la dominación capitalista de EEUU. Millones de haitianos, antes incluso del terremoto (donde recordemos murieron 250.000 personas), no tenían acceso a agua limpia y sanidad adecuada. El terremoto agravó la cosa, sí: 1.500.000 personas a vivir en las calles, creando el habitat idóneo para que una enfermedad como el cólera (insisto, que en España sería de fácil tratamiento) campe a sus anchas.

De esos 1,5 millones de vagabundos que dejó el terremoto, ninguno ha sido realojado en una vivienda de manera permanente (promesa americano tras el desastre). Sabiendo  que el agua potable sólo es accesible para aquellos que viven en vivendas y que pagan por ese servicio, ¿alguien se extraña que el 44% de los haitianos beba agua no tratada? ¿alguien se extraña que sólo el 70% de los que viven en los campamentos tengan acceso a letrinas no higiénicas y siempre con colas desesperantes?

Las tasas de natalidad no paran de crecer. No sería una mala noticia en situaciones normales, pero bajo las condiciones actuales, es caldo de cultivo para aumentar las terribles estadísticas de mortalidad infantil, de mujeres, etc.

La MINUSTAH culpa a los haitianos de querer desestabilizar las elecciones “democráticas”. Permítanme que cuestione tal afirmación. Si yo fuera haitiano, ¿qué pensaría de las fuerzas de Naciones Unidas (MINUSTAH) que llegaron de la mano de los marinos de EEUU tras el golpe de estado del 2004 orquestado por EEUU para expulsar al popular Jean-Bertrand Aristide?

Fanmi Lavalas, partido político que apoya la vuelta de Aristide, además de ser el único partido con un apoyo popular suficiente y organizado (el rapero no cuenta), tiene prohibida su participación en las elecciones. Bueno, lleva prohibida desde el golpe de estado del 2004. Nada nuevo bajo el sol. 19 candidatos, incluso una mujer que pudiera llegar a ser la primera mujer presidenta de Haiti, la centrista Mirlande Manigat. Es la actual favorita en las encuestas, pero, ¿alguien confía en estas encuestas bajo la situación en la que está Haiti?

3 millones de electores están llamados a votar. De esos 3 millones, muchos aún no saben si podrán votar por falta de documentación. En Cataluña, para las elecciones de mañana 5 millones. Imagínense que de esos 5 millones, 2 millones no supieran si mañana pueden votar.

La Organización Mundial para la Salud ha pedido 164 millones a la comunidad internacional para hacer frente al cólera. Han llegado poco más de 5 millones de dólares. En este artículo que escribí poco después de la tragedia, expuse que iban a ser necesarios 10.000 millones de € para rehacer la vida en Haiti. EEUU, unilateralmente (lo cual legitima aún menos sus acciones), como es ya costumbre, se había puesto al mando de los equipos de salvamento. EEUU lideraba el ranking de donaciones (qué menos).

¿Alguien sabe dónde ha quedado ese dinero? Algunos hablan de que apenas ha llegado el 15%. De Washington, que tiene la mayor responsabilidad de sus primus inter pares en Haiti, todavía se esperan los 1.500 millones de dólares que prometió (os lo traduzco: esperará a soltarle a cuando vea a Celestin, heredero del títere Préval, en el poder).

Es por todo ello, que considero bastante legítimo el enfado de los haitianos con Naciones Unidas y EEUU. Más de 10 meses después del terremoto, poco o nada se ha hecho para reconstruir Haiti. Fíjate qué cosas, quizás si EEUU hubiera hecho bien sus deberes, el cólera nunca se hubiera expandido. Pero no los ha hecho.

En estas condiciones, el cólera no se puede detener. Y la ausencia del Principio de Responsabilidad todavía está ahí. Qué fácil es utilizar el clásico “Siempre les toca lo peor a los más pobres” y eludir responsabilidades. El olvido de la etiología, el olvido que en todo efecto hay una causa. Qué triste😦

Sobre estas líneas, una de las imágenes que más me ha impactado en mucho tiempo. Además de las más de 1.400 muertes, en los hospitales ya se han atendido 20.00 personas. Estimaciones de [expertos] indican que se puede llegar hasta los 10.000 muertos. Y eso son cifras oficiales, porque el número de personas que mueren en las calles sin haber recibido tratamiento alguno hace que debamos ser bastante escépticos ante dichos guarismos.

6 responses to this post.

  1. Posted by JonnyWalker on noviembre 28, 2010 at 10:47 am

    También hoy son las votaciones para la segunda vuelta de las elecciones de Costa de Marfil, donde después de 5 años de guerra civil y 3 de un gobierno elegido no muy democraticamente, parece que estas pueden ser un poco más favorables para los marfileños. Aunque ya están habiendo altercados con heridos y muertos por las protestas contra el toque de queda que se va a imponer tras las elecciones. http://bit.ly/fTlgaA

    Responder

    • Hola Jon,

      Costa de Marfil cumple a la perfección una definición que os puse en las transparencias del tema 1: “No es pobre en recursos, sino pobre en gestión”.

      El mayor exportador de cacao del mundo, con diferencia además: http://en.wikipedia.org/wiki/Theobroma_cacao#Cultivation

      Una materia prima que no para de subir de precio, ante la especulación en los mercados (ya sabes, los financieros), que lejos de quedarse a gusto con la deuda pública de los PIGS; también juegan con las materias primas de África, lo cual las condena a las fluctuaciones de precio en su mercado.

      Así que normal que haya tantos jaleos en las elecciones. Ser presidente de estos países sin controles te hace muy rico de la noche a la mañana.

      Cuántos años faltan para poder arreglar todo esto… pero, ¿te das cuenta que de una forma u otra siempre recurrimos a hablar de los mercados financieros?

      Responder

      • Posted by JonnyWalker on noviembre 28, 2010 at 5:28 pm

        Está claro, al final todo se reduce al dinero y al poder. Por eso no estuve muy de acuerdo contigo cuando dijiste en clase que Richard Nixon había sido el peor presidente de la historia (No sé si te referías de los Estados Unidos). Porque igual a nivel mundial hizo un gran cambio con lo de eliminar la convertibilidad del dólar en oro, pero me parece bastante más grave lo que ocurre en muchos países de áfrica o de asia donde no se respetan ni lo más elementales derechos humanos.

        Por eso pondría antes que a Nixon a presidentes como Mugabe en Zimbabwe, Joseph Kabila en la RD del Congo, Ernet koroma en Sierra Leona, (Shimon Peres, Netanyahu, Ehud Olmert, Ariel Sharon) en Israel (alguno con Nobel incluido), Marruecos(Sahara Occidental), Birmania–>http://bbc.in/9SWSV1, Egipto(donde hoy se celebran las elecciones parlamentarias siempre tan “democráticas” http://bit.ly/evzMQc, incluso Alvaro Uribe en Colombia. Todos estos, claro, desde mi punto de vista.

      • Hola Jon,

        bueno, omití decir de los países desarrollados (lo di por obvio vamos), porque claro que presidentes malos ha habido y seguirá habiendo allí donde la corrupción campe a sus anchas.

        De hecho, también es un poco sensacionalista decir que “Nixon fue el peor”, ya viste que lo dije en un contexto determinado, que no es otro que la rampa de salida del capitalismo desbocado actual, que es sin duda lo que está llevándonos a la situación actual que con tanta pena estoy viviendo.

        Por cierto, encantado de leer tus comentarios, muy interesante, y más si planteas discusiones🙂

  2. El otro día discutía sobre los ataques a los cascos azules con unos amigos porque precisamente unos días atrás habíamos visto la película “Disparando a perros”, mucho menos conocida que la súper-producción Hotel Rwanda, sobre el genocidio del 94. En la película (cine alternativo) quedaba en relieve que cuando las cosas están mal siempre sale lo peor de la especie humana para intentar sacar provecho de la situación. En el caso de Rwanda, secuestraron y mataron a varios cascos azules para forzar la retirada de las tropas… Porque un genocidio siempre se hace mejor si no hay tropas internacionales, aunque estén limitados a mirar. No sigo demasiado el caso de Haití, pero los parecidos son razonables. País desorganizado y surge un rechazo a la ONU…

    Responder

    • Hola Ander,

      el conflicto de la RDC es el de siempre: materias primas muy cotizadas en el mercado. Incluso nosotros damos cierta legitimidad a los abusos comprando luego posteriormente esas materias primas. Mis amigos/as de la RDC (mira mi foto del perfil de Facebook y verás que son unos cuantos), formados en EEUU (vamos, que saben de qué hablan, no pienses que son una tribu suelta), siempre me recordaban ese aspecto, que nosotros comprando el coltán de los móviles, y demás, les hacemos flaco favor.

      Respecto a la ONU, lo mismo. ¿Cuán efectivo es su trabajo? Deja mucho que desear, se quedaron de “brazos cruzados” antes las violaciones sistemáticas de DDHH este verano en la zona del KIvu.

      Gracias por la recomendación, no conocía esa película.

      Saludos y nos vemos por clase🙂

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: