El principio de responsabilidad en Haiti

Una de las asignaturas que más me gustó en la carrera fue Ética Profesional. La verdad es que el día a día me demuestra cada vez más la imperiosa necesidad de que toda profesión tenga presente su temática. Y no sólo toda profesión, sino toda actividad humana.

Recuerdo que hablábamos de códigos éticos y no de leyes, porque una sociedad humana no se logra sólo con una mayor legislación. “Para mis amigos, cualquier cosa, pero para mis enemigos, la ley”, dijo Óscar Raimundo Benavides, presidente de Perú entre 1914-1915 y 1933-1940.

Y dentro de un código ético, veíamos una serie de principios. Hablábamos del principio de beneficiencia (según el planteamiento teológico de Aristóteles, “Cada realidad se encuentra ordenada a un fin que le es propio”), del principio de autonomía (capacidad de construirse uno a sí mismo sin coacciones externas, con el máximo de libertad) y del principio de justicia (voluntad de dar a cada uno su propio derecho).

Y me vais a permitir que añada uno más, el principio de responsabilidad, que enuncia en palabras de Hans JonasObra de tal modo que los efectos de tu acción sean compatibles con la permanencia de una vida humana auténtica en la Tierra“.

Bien, pues considerando los cuatros principios éticos que he comentado (beneficiencia, autonomía, justicia y responsabilidad), España, Francia y EEUU (el orden no altera el resultado del producto) deberían pagar la enorme crisis social y humanitaria que está sufriendo Haiti actualmente.

En este artículo que escribí poco después de la trageia, expuse que iban a ser necesarios 10.000 millones de € para rehacer la vida en Haiti. EEUU, unilateralmente (lo cual legitima aún menos sus acciones), como es ya costumbre, se había puesto al mando de los equipos de salvamento. EEUU lideraba el ranking de donaciones (qué menos). Sin embargo, en dicho ranking, me sorprendía y dolía ver a España tan abajo, y sobre todo, ni siquiera tener presente la cantidad que Francia iba a donar.

¿Y por qué estoy señalando a EEUU, Francia y España? Porque la historia los señala como los responsables del subdesarrollo social que ha tenido Haiti desde que lograse la independencia en 1804. Hagamos un poco de historia.

Haiti, parte occidental de la Isla de Española

Haiti, parte occidental de la Isla de Española (Fuente: http://www.mapquest.es)

Haiti (la parte occidental de la Isla de la Española), fue una de las conquistas que Cristobal Colón hizo en el Caribe. Fue ocupada por España entre 1492 y 1697. En 1492, Colón llegó a América (que por cierto, y para error de muchos, decir que no fue el primero, ya que los vikingos habían hecho lo propio en el Siglo X). Tras el Tratado de Rijswijk, que puso fin a la Guerra de los nueve años, España cedió la parte occidental de la Isla de la Española al imperio Francés de Luis XIV.

Francia tuvo bajo su soberanía la isla entre 1697 y 1804, cuando los haitianos (que ya no eran indígenas, sino descendientes de los esclavos), siguiendo la ola revolucionaria desatada por la Revolución Francesa, consiguieron la 2ª independencia del continente americano tras la alcanzada por EEUU pocos años atrás.

Sin embargo, el legado que habían dejado España y Francia dista mucho de respetar cualquier código ético que se precie. Por partes y sacado de aquí:

  • España: explotación a los pueblos aborígenes de los Taínos en las minas de oro y plata y en las plantaciones. Todo para exportarlo hacia España. Se generalizó la esclavitud, además de propiciar el contagio de enfermedades traídas por los colonizadores españoles, lo cual provocó una caída importante de la población. Los indígenas fueron sustituidos por los esclavos negros. Para terminar con los “regalos” españoles, se inició la deforestación. Eso en 200 años.
  • Francia: 450.000 africanos se llevaron a Haiti para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar y café que tanto se consumía en Europa. Para ello, los franceses deforestaron el 50% de los bosques de los valles. El 75% de la producción mundial de azúcar de la época provenía de Haití. También se explotaron maderas finas como caoba, cedro y otras. París se construye a base de la producción de bienes de la isla haitiana, por lo que pronto se bautizó como la perla de las Antillas. Esto en 100 años.

Pero, como decía antes, los haitianos se levantaron (liderados por Jean-Jacques Dessalines) en plena ola revolucionaria francesa. Francia, para aceptar la independencia de Haití, le dejó de “recuerdo” una deuda de 150 millones de francos de oro. ¿Justificación? Las plantaciones y los esclavos franceses (¿una persona tiene dueño? El contrato social de Rousseau) que Francia perdía con la independencia de Haiti.

Aquí comienza una historia de deuda externa haitiana. Y por si fuera poco, Haiti tiene un vecino conocido por todos, EEUU. El Congreso de EEUU, por presión de Francia prohibió el comercio con Haití en 1806, lo cual dificultó que Haiti pagase su deuda a Francia con el comercio de madera o azúcar.

Pero es que EEUU tiene un ojo de negocio como pocos, así que desde 1919 hasta 1934, ocupó y administró militarmente Haití. Ya sabéis, la Doctrina Monroe: “América para los americanos” (lo que siempre me he preguntado es a ver qué entienden por “americanos“, no creo que mi familia chilena se sienta igual de americana que un americano de Iowa).

Esto supuso el fin de Haiti, porque bajo el brazo de Washington desembarcaron las compañías americanas. La deforestación continuaba, y como la comunidad internacional podría no ver bien la ocupación directa, mejor poner gobiernos títeres, con François Duvalier, su hijo Jean-Claude Duvalier, Jean-Bertrand Aristide o el actual de René Préval.

Bajo ese dogma del modelo neoliberal, EEUU lleva ya un siglo con el control geopolítico y económico de este país. Y he aquí las consecuencias del saqueo español, francés y americano:

  • La extrema pobreza y la necesidad casi perpetua de la devolución de la deuda externa ha llevado a tener que depender de instituciones como el FMI y el Banco Mundial. Instituciones que distan mucho de tener sensibilidad social, lo que ha llevado a la liberalización comercial, liberalización financiera y la privatización de las empresas y recursos estratégicos del Estado.
    Tradicionalmente Haiti había exportado recursos como el arroz, el café y el azúcar. La desregulación de los mercados (globalización), provocó que el arrozy azúcar importados se vendiesen en Haiti a un precio menor que el local. La llamada “globalización” (traducida en subvenciones a las exportaciones de los países más favorecidos, como EEUU con el arroz) y sus efectos colaterales en los países más desfavorecidos. El 82% del arroz que se consume en Haiti procede de EEUU.

¿Dónde está el principio de beneficiencia?

  • Haití es hoy un pueblo ocupado militarmente por la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (la MINUSTAH). 9.000 efectivos, que desempeñan una misión funcional a los planes económicos y militares de los EEUU en la región.

¿Dónde está el principio de autonomía?

  • La degradación ambiental es escandalosa. La sobreexplotación y la erosión del terreno son consecuencia de una intensiva y descontrolada deforestación. La superficie arbolada era del 60% en 1923, y hoy en día representa entre un 1 y un 2%. La deforestación no es baladí, dado que al ser un país enclavado en el Caribe, en verano, son comunes las tormentas y los huracanas, que conllevan fuertes lluvias, que si no encuentran masa forestal a su paso (rompiendo así el ciclo hidrológico) provocan corrimientos de tierra, inundaciones, etc.

¿Dónde está el principio de justicia?

Fijaros en esta imagen que compara el panorama en la frontera entre la vecina República Dominicana y Haiti:

Frontera entre Haiti y la República Dominicana

Frontera entre Haiti y la República Dominicana (Fuente: http://blogs.20minutos.es/cronicaverde/files/haiti-border.gif)

En definitiva, ¿dónde está el principio de responsabilidad de España, Francia y EEUU?

Haiti es actualmente el país más pobre de América. Un 76% de la población vive debajo del umbral de la pobreza.

En Julio de 2009 (antes del terremoto de Enero del 2010) la comunidad internacional acordó una importante reducción de deuda externa para Haití, en el marco de la Iniciativa HIPC. En enero de 2010 (fecha del terrible terremoto) la deuda haitiana ascendía aún a 891 millones de dólares, principalmente con instituciones como el FMI, el Banco Interamericano de Desarrollo o el Banco Mundial, además de países como Taiwán o Venezuela.

En el momento del terremoto Haití tenía aún pendiente con el Gobierno español una deuda externa de 27,6 millones de euros. Recientemente el Gobierno ha anunciado que la cancela. Un paso responsable. Además, el FMI anunciaba hace un par de días lo propio, un total de 268 millones de €, además de anunciar un crédito de 60 millones a tipo 0%. Otro paso responsable.

One response to this post.

  1. […] o tragedia. Sin embargo, todo tiene una explicación, aunque la desconozcamos. Ocurrió en Haiti, y ya dije que no era una tragedia natural, sino la consecuencia de las medidas políticas que han venido ocurriendo año tras año. […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: