No todos tenemos una BBK que nos deja dinero: las microfinanzas en los países en vías de desarrollo

La República de Mali es un país muy extenso (24º del mundo por superficie), pero es uno de los países más pobres del mundo (en 2008, el salario medio anual era de $1.500, lo cuál se hace más grave aún si tenemos en cuenta que en estos países siempre hay uno que se lleva mucho, y muchos que se llevan poco). Basa su economía en el algodón, arroz, mijo, maíz, verdura, tabaco y cosechas de árbol.

Aquí en Europa conocemos Mali por los futbolistas (Kanoute, Keyta, etc.). Bueno, y también porque Casillas ha estado allí algún verano ayudando al desarrollo del que se considera el 5º país menos desarrollado de los 49 aún en vías de desarrollo. Sin embargo, esta mañana he visto otra faceta del país que quiero exponer hoy: la falta de financiación que sufren los malís para poder montar nuevos negocios y salir de su pésima situación.

Esta mañana he visto un reportaje un Euronews sobre los proyectos de microfinanciación que existen en Mali. En un artículo anterior hablé de la existencia en países en vías de desarrollo de alternativas financieras. Hablé sobre los microcréditos, microseguros y los microdepósitos. Es decir, productos de financiación micros. En Europa estamos acostumbrados a que si queremos 200 € para comprar una nueva consola o televisión, el banco de toda la vida nos lo deje (bueno, cada vez con más dificultades).

En Mali eso no existe. Allí no hay una red de instituciones financieras como la hay aquí. Allí tienen que recurrir a los microcréditos, que son siempre concedidos a asociaciones o grupos de personas, como una forma de aumentar la garantía que de que no haya gente que suspenda los pagos (si uno falla, todos lo pagarán). El reportaje de Euronews hablaba de cómo para comprar un molino tuvieron que juntarse 10 vecinos y solicitar un microcrédito de 200 dólares.

Un estudio realizado por el Banco Mundial (BM), exponía como el sector rural de Malí aún espera por una mayor institucionalización de oferta financiera. El programa Office du Níger está impulsado por el Banco Mundial (el hermano del FMI, ese que tanto manda en España ahora) para el desarrollo de la agricultura y la seguridad alimentaria a través del riego en esta zona del río Níger.

En Mali, dentro de las instituciones de microfinanzas más importantes, destaca la Banca Nacional de Desarrollo Agrícola (BNDA). Con sus 23 sucursales es la única institución (junto con el Banco de Desarrollo de Malí (BDM)) que dispone de oficinas en todas las regiones del país. El resto de bancos comerciales importantes (donde destacaban la cooperativa Kafo Jiginew, la FCRMD (Federación de Cajas Rurales Mutualistas del Delta), CVECA Office du Níger (Cajas Aldeanas de Ahorro y Crédito Autogeneradas, sigla en francés), la cooperativa Nyesigiso y la red de cajas mutuales de ahorro y crédito Jemeni) disponen su red de atención en torno a los tres principales centros urbanos: Bamako, Segú y Sikasso.

¿Y porqué cuento todo ésto sobre el caso de Mali? Pues porque creo que puede tratarse de una trickle up innovation (innovaciones realizadas en países en vías de desarrollo que acaben llegando a nuestros países ya desarrollados.) que acabe llegando a los países desarrollados. Me parece que es interesante para los emprendedores de occidente conocer también lo que se cuece por otros mundos.

Sin embargo, estos proyectos de financiación en Mali, por ejemplo, tienen el problema citado de la falta de una red comercial de oficinas. Si no hay oficinas (y siendo conscientes de que tampoco hay Internet), ¿cómo consigo contactar con mi institución financiera? En el artículo que escribí que antes citaba, hablé sobre el uso del móvil para las comunicaciones y transacciones financieras. El móvil sí que se está expandiendo más rápido que Internet en África.

Hablé sobre el sistema de micropagos vía teléfono móvil M-Pesa de Safaricom. Es decir, conseguir contactar y pagar mediante tu institución financiera haciendo uso del dispositivo móvil. ¿Cuál es el problema que os estáis imaginando? Pues que se podría entonces, agrupar todo el dinero físico (el que físicamente existe, no el que tu móvil registra) en las ciudades urbanas, con los consiguientes problemas de seguridad que existirían.

La siguiente gráfica (tomada del artículo de The Economist que a continuación enlazo) muestra precisamente eso, como la mayoría del dinero del sistema M-Pesa de Safaricom se encuentra localizado en las ciudades de Kenya. En este artículo se habla sobre como hay empleados que tienen que viajar en los autobuses con mucho dinero en su poder, con el consiguiente peligro que ello tiene en estos países:

Servicio M-Pesa de Safaricom. El dinero físico es escaso en los entornos rurales y abundante en las ciudades

Servicio M-Pesa de Safaricom. El dinero físico es escaso en los entornos rurales y abundante en las ciudades

La situación de estas microfinanzas en la India también está teniendo algunos problemas. En la península de Indostán, este movimiento nació de la mano de Muhamad Yunnus, banquero y economista de Bangladesh, que por la creación del banco Grameen obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 2006. Nació con la idea de préstamos solidarios entre varias personas, y acabó expandiéndose por la región, convirtiendo a la India y Bangladesh en países donde es frecuente oír hablar de las microfinanzas.

Aproximadamente 25 millones de indios (entre una población total de 1.300 millones) utilizan los microcréditos para su financiación. Nació con estrictas reglas de concesión de créditos: grupos de 5 personas, que solidariamente se comprometían a devolver lo solicitado, bajos tipos de interés, bajos niveles de morosidad, etc.

Sin embargo, su uso ha acabado desvariando bastante. Como se explica en este artículo (donde básicamente dice que SKS Microfinance Pvt., una institución de microfinanzas, prevé salir a bolsa), las garantías que se comprometen a cambio del microcrédito son cada vez menos importantes, tipos de interés entre el 18 y el 33%, préstamos valorados en el 150% de las propiedades que se comprometen como garantía, etc.

¿Os suena? A mí sí. Me recuerda a la implosión de la burbuja de las hipotecas subprime en EEUU, cuando se entregaban préstamos hipotecarios a tipos de interés del 5% (tipos de interés reales desorbitantes), préstamos por valor del 120% de la vivienda que se quería adquirir (ya sabes, para incurrir en gastos varios), etc. De ahí que ya se haya comenzado a hablar de una posible crisis como en Occidente (vaya fama tenemos en los países orientales).

El proyecto de Yunus también se extendió a países en vías de desarrollo como Nicaragua, Marruecos o la vecina Pakistan. En estos países la tasa de morosidad de los microcréditos ha subido ya hasta casi un 10%, lo que demuestra que este esquema no sólo está fracasando en la India. En Bosnia y Herzegovina el nivel de mora es menor, y en la India sigue subiendo, hasta haber alcanzado ya el 2,5% (muy alto para un país donde se tenían estos microcréditos casi como una religión más, entre las muchas que tiene).

Este 2,5% de mora es grave si tenemos en cuenta que la India es el mercado de microfinanzas más grande del mundo. Tiene sentido. Tenemos que tener en cuenta que la mayor democracia del mundo (ahora que han aprobado la Right to Information Act estoy convencido de ello), es un país donde más de 600 millones de personas viven con menos de dólar y medio al día. No es difícil no sólo obtener dinero, sino también tener donde guardarlo. De ahí que los microcréditos (que oscilan entre las 5.000 y las 20.000 rupias (85 y 340 € aproximadamente)) y los microdepósitos sean fundamentales.

Aún con estos preocupantes números, se prevé que el mercado de las microfinanzas crezca aproximadamente un 40% anualmente en los próximos 5 años, lo que deja entrever su importancia.

Existen proyectos de microfinanzas interesantes por todo el mundo, incluso en Internet. Uno de los que más me gusta es Kiva, que básicamente permite realizar préstamos a un emprendedor, en cualquier parte del mundo, simplemente porque uno confía en su idea (demás del compromiso social). ¿Resultado? 5257 emprendedores gozan de préstamos en todo el mundo vía Kiva, 98,27% de repagos (1,73% de ratio de morosidad), $1,674,325.00 prestados (partiendo de un mínimo de $25), más de 20.000 prestatarios, etc. Aquí os dejo una muestra de lo fácil que sería conceder préstamos a cualquier persona en el mundo usando Kiva:



Sitio web Kiva para la concesión de micropréstamos a emprendedores de todo el mundo

Sitio web Kiva para la concesión de micropréstamos a emprendedores de todo el mundo

Existen otras alternativas también conocidas, como Global Giving, que también os sugiero que echéis un vistazo.

Muchas veces la alternativa de ayuda social no sólo debe creerse que es donar dinero vía una fundación o similares (que ojo, está muy bien también eh). Puede resultar interesante permitir a que esta gente que tanto lo necesita pueda empezar su negocio, y así dejar de depender de donaciones, y se creen su propia autonomía económica. Conocerán otro mundo. Saldrán de la miseria. Sólo hace falta creer. No en todos los lados tenemos una BBK para sacar dinero u obtener un préstamos.

¿Y tú ya has concedido un préstamo en Kiva?

2 responses to this post.

  1. Posted by Anónimo on junio 29, 2010 at 5:03 pm

    Hola Alex, eres el mejor escribiendo, y además tus temas son tan dispares que cuando los leo me quedo anonadada, espero que sirvan para algo útil y que si alguien puede hacer algo para conceder los microcréditos lo haga, agur.

    Responder

  2. Hola “Anónima”,

    se agradecen tus palabras, sirve para seguir trabajando los artículos (los artículos son sólo la punta del iceberg, la verdad es que lo costoso es documentarlos y encontrar temas que no sólo puedan gustar a la audiencia, sino también cumplan con lo que a mí me gusta🙂.

    Espero que sigas disfrutando.

    Un saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: