Lanbide hará al País Vasco algo más nórdico

En unos de mis últimos artículos hablé sobre la necesidad que tenía España en general de implantar políticas activas de búsqueda de empleo para otorgar subsidios a los que con capacidad de trabajar y “supuestas ganas” no lo estuvieran haciendo. Y hago hincapié en lo de “supuestas ganas” porque supongo que no seré el único que no se cree eso de que España tiene una tasa de paro del 20%. Con ese paro, creo que estaríamos asaltando supermercados.

En dicho artículo decía como en España se incentivaba poco la búsqueda de empleo una vez alguien estuviera en el paro. Conozco muchos casos de gente que a mi pregunta de “¿Estás echando curriculums o buscando curro?” responde “Espereré a que se me termine el paro para buscar”. Es decir, que se protege mucho y bien al desempleado, pero se le apremia poco para buscar empleo.

Para apremiar esta búsqueda de empleo existen las políticas activas de empleo. En países nórdicos funcionan bastante bien. Por ejemplo, en Dinamarca, los costes de despido son bajos (esto que en España ahora se anda discutiendo si aplicar o no), la protección por desempleo es alta. En España ocurre más o menos lo contrario, como muestra la siguiente gráfica (eje de ordenadas cobertura de prestaciones por desempleo y eje de abscisas “coste del despido”):

Cobertura por desempleo y coste del despido en los países de la OCDE

Cobertura por desempleo y coste del despido en los países de la OCDE (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=4125)

Pero la principal diferencia radica en que en Dinamarca se sigue el principio de “derecho y deber”: los ciudadanos tiene derecho a que el Estado les mantenga un determinado nivel de renta (cobrar el paro vamos) pero tienen la obligación de buscar activamente empleo y de estar dispuestos a trabajar.

¿Y cómo se lleva a la práctica eso de tener la obligación de buscar activamente empleo? Desde el momento en que el trabajador se queda parado, la oficina de empleo hace un seguimiento de su proceso de búsqueda, le ayuda en la misma, le oferta cursos de formación, etc. Si se detecta un caso de que ésto no se está cumpliendo, se le puede retirar la prestación por desempleo. Alguno dirá que pudiera resultar un sistema caro (de hecho en Dinamarca alcanza a ser el 1,3% del PIB), pero es efectivo. En mi opinión, ojalá tuviéramos este sistema igual de efectivo.

En España, desde 1997 se ha ido paulatinamente realizando una política de transferencias de las competencias en materia de empleo a las Comunidades Autónomas. Todas las CCAA las tienen, excepto el País Vasco, la Ciudad Autónoma de Ceuta y la de Melilla. Se fijó como fecha de traspaso de las políticas activas de empleo para el País Vasco el 1 de Enero de 2010. Mas tarde, por decisiones políticas, se anunció que se retrasaría. El País Vasco sigue esperando, pero en lugar de esperar pasivamente a que lleguen dichas políticas (como muchos de los desempleados de este país hacen a la hora de buscar trabajo), activamente ha lanzado una iniciativa bastante interesante que se recogía ayer en los medios.

Se terminó eso de esperar tranquilamente (por lo menos para ciertos casos) a que te vengan a contratar mientras te tomas una cervecita. El Gobierno Vasco va a poner en marcha un plan para que Lanbide gestione directamente las prestaciones, de forma que la percepción de la renta básica estará ligada a la búsqueda de empleo.

En palabras claras: “Te pagamos tu paro de renta básica si te mueves un poco para reincorporarte al mercado laboral”. Es decir, un poco la idea que se lleva a cabo en países con tasas de desempleo más bajas que las de España, como las sociedades nórdicas en general, o la de Dinamarca en particular.

Como decía la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, se trata de un cambio para acabar con la política del subsidio y poner énfasis en la activación laboral de las personas que reciben ayudas económicas por parte de la Administración.

¿Y cómo hará todo esto el País Vasco hasta que le transfieran las competencias de políticas activas de empleo? A través de Lanbide se tramitará la Renta de Garantía de Ingresos (antigua renta básica, principal subsidio social de la comunidad) y la Prestación Complementaria de Vivienda en ocho municipios (Elgoibar, Erandio, Amurrio, Agurain, Irun, Portugalete, Lasarte y Basauri).

De manera complementaria, acompañará a los receptores de estas ayudas y a los desempleados a formarse y a encontrar trabajo. Mientras no se haya realizado la transferencia de las políticas activas de empleo, los parados seguirán recibiendo el subsidio por desempleo en las oficinas del antiguo Inem.

Actualmente, la RGI alcanza a 52.849 ciudadanos en Euskadi, aunque la mayoría de ellos no recibe el subsidio íntegro.

Todo esto en un contexto en el que según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), el número de desempleados en Euskadi en el primer trimestre del 2010 se situó en 113.700, 9.400 menos que en el trimestre anterior. Un paro menor al 9%, que frente al 20% de media de España, no está nada mal.

Un pequeño paso para el País Vasco, pero un gran paso que espero sirva de lección.

One response to this post.

  1. […] Lanbide hará al País Vasco algo más nórdico [ alexrayon.wordpress.com ] […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: