Error “informático” en Wall Street

Qué fácil es atacar. Esa es la conclusión que me está quedando de los últimos acontecimientos. Estamos en medio de una crisis económico-financiera sin precedentes (ya que en mi opinión ni siquiera es comparable el crac del 29), y ahora la culpa va a ser de los informáticos. Creo que todavía no está muy claro qué es eso de la informática.

Y es que la informática es una ciencia que necesita programación. Quiero decir, que esa automatización en el procesamiento de la información (informática = información + automática) no le viene a un ordenador por la Teoría de la Evolución de Darwin. No es un rasgo genético heredado, sino que tenemos que ser nosotros los humanos (que sí tenemos rasgos genéticos heredados y además nos equivocamos) los que le digamos qué y cómo tiene que hacer las cosas.

¡Y yo pensando que estas cosas las teníamos claras en pleno Siglo XXI! Pues no están tan claras. El que ya se ha bautizado como  2010 Flash Crash de 6 de Mayo, fue concebido en sus orígenes (viernes 7 de Mayo) como un error informático.

Y esto que a mí como informático me saca de mis casillas, parece que es un recurso ya clásico para una parte importante de la sociedad. Ese famoso viernes 7 de Mayo recibí varios mensajes, e-mails e incluso tweets (la última moda en esto de atacar a los informáticos) con típicos clichés del tipo¡Estos informáticos! Si es que no saben hacer nada“.

Para redondear la fiesta, leyendo el otro día The Economist, me encuentro con otro artículo en el que en Filipinas se acusaba al sistema informático de complicidad para dar lugar a posibles fraudes. Nada nada… que las dádivas y cohechos varios no tienen nada que ver, que la cosa es el sistema informático. Así que va siendo hora de sacar un poco la cara al colectivo de informáticos, ya que han pasado varios días ya, y todavía no he visto en ningún lado (corregidme si me equivoco) una autocrítica de los medios o cuando menos una vuelta atrás en sus palabras.

Como decía, el 6 de Mayo ocurrió la 2º mayor oscilación de la historia del Dow Jones, sólo superado por el que se produjo como consecuencia de la caída de Lehman Brothers, epicentro de la crisis que aún a día de hoy seguimos sufriendo. Eso sí, “algo” (que a día de hoy sigue sin saberse qué fue) produjo la mayor caída o batacazo bursátil intradía de la historia, un total de 998.5 puntos. El gráfico habla por sí solo:

Histórica caída Dow Jones 6 de Mayo

Histórica caída Dow Jones 6 de Mayo

La historia fue la siguiente. El 6 de Mayo, el índice de oscilación financiera VIX, que pondera, hablando entre amigos, la velocidad en la que se realizan operaciones bursátiles (o volatilidad para los expertos en materia), superó por momentos el valor 41. Entre 1990 y Octubre del 2008, el valor medio del VIX ha sido 19.04. ¡¡¡Una velocidad de compra-venta el doble de la media y seguimos achacando el tema a la informática!!! (cabe exponer, como anécdota, que el mayor valor de la historia fue resultado la caída del gigante bancario american Lehman, registrando casi un valor de 9)

Ese día se realizaron muchas operaciones bursátiles. Mucha volatilidad. Si ésto lo acompañamos con las órdenes de compra/venta automáticas por las que se rigen los mercados, el lío parece servido. Expliquemos cómo funciona esto.

Estas órdenes automáticas hay que programarlas. Una serie de factores personales, macroeconómicos y estadísticos configuran dicha programación, originando los niveles de probabilidad de que se produzcan sucesos por los que actúan. Se calcula mediante fórmulas matemáticas, fórmulas que resuelven los ordenadores, pero que han sido programados por seres humanos. Hoy casualidad MathLan Matematika nos hablaba de ello en su presentación en las Jornadas Spin-off en la Universidad de Deusto.

Lo que presumiblemente (insisto en que no hay nada claro aún) pasó fue que durante esos breves minutos en los que el indicador bursátil del Dow Jones experimentó una caída de casi 1.000 puntos (un 9%), se lanzaron muchas órdenes de venta automáticas (la venta masiva es lo que hace hundirse a la bolsa).

Y estas órdenes automáticos desataron la locura: 3M perdió hasta un 15%, Procter & Gamble un 24%, mientras que la consultura informática Accenture (los informáticos pagan sus errores que también oí en la televisión ese día, lo siento, no encuentro enlaces al respecto) pasó brevemente de 40 dólares a poco más de 1 centavo.

Inicialmente se cargó el muerto a un operador de Citigroup, que habría marcado por error “mil millones” (billones en escala americana, de ahí el titular que en España se malinterpretó magnificándolo aún más) en lugar de “millones” al pasar una orden de acciones de Procter and Gamble. Algunos ya han bautizado el evento como el Fat Finger Trade. Originalidad que no falte.

La realidad puede ser otra. Ni informática, ni ser humano, ni leches, aquí lo realmente importante de exponer y de explicar es cómo funciona la operativa diaria que realizan estas personas que mueven tantísimos millones con complejos algoritmos informáticos:

  • Hay traders (perdón por no traducir, pero hay palabras que son más descriptivas en inglés) que operan mucho y a gran velocidad. Un trader sería algo así como el que mueve el dinero en bolsa, que no son personas como tú o como yo, sino inversores institucionales, léase fondos de pensiones, de inversión, banca privada, compañías de seguros, etc. Éstos, que se denominan como de alta frecuencia, mueven aproximadamente entre el 40 y el 70% de las operaciones bursátiles en EEUU. También se les llama traders de alta tecnología, porque hacen uso de potentes equipos de procesamiento automático. ¿Simplemente por esto demonizamos la informática? Algunos datos:
  • Otras fuentes están cargando contra la venta de 75.000 contratos en el mercado de Chicago (Chicago Mercantile Exchange) valorados en 4.000 millones de dólares que aparentemente realizó Waddell & Reed, una firma de inversión colectiva de Kansas. ¿Chicago? ¿Pero no fue en New York? Sí, lo que pasa que estos mercados son tan rápidos y están tan ligados, que una venta de contratos de futuro 500 e-mini sobre acciones de New York puede hacer temblar a todo EEUU.
    Este tipo de ventas tan voluminosas suelen ser ejecutadas (automáticamente) en respuesta a volatilidades altas de mercado. Así que habemus la clave: fue un poco la pescadilla que se muerde la cola, mucha gente se puso nerviosa a vender, por lo que se lanzaron muchas órdenes de venta previamente programadas por humanos.

Y ahora viene lo peor. La gente ya ha puesto el grito en el cielo sobre la seguridad que realmente aportan estos sistemas informáticos a los mercados. Insisto, la seguridad no depende de esos sistemas informáticos o de la informática en sí, sino de los que los programan. Seres humanos con redes neuronales propias. Los mercados son volátiles en tanto hayan sido programados para ello. ¿Quizás añadir algo más de supervisión humana? No sé, vamos, es lo que se me ocurre improvisando un poco…

Alguna vez me he preguntado qué pasaría si esta volatilidad y locura desatada ocurriese en otros mercados. Mientras que el PIB mundial es de aproximadamente 58 billones de dólares, el mercado de derivados sobre coberturas de tipos de interés es el mayor del mundo, con un total de 500 billones de dólares, frente a los 82 billones  del mercado de bonos o los 36 billones del mercado de CDS. ¡Cuidado con “los informáticos”, claro!

Por cierto, estos sucesos ya han pasado por el Congreso de EEUU. Me parece interesante someter a examen estos sucesos ante la cámara, no me imagino ésto en Europa.

P.D.: Aquí tenéis muchas de las preguntas que os habréis hecho estos días respondidas.

5 responses to this post.

  1. Posted by kiko on mayo 20, 2010 at 6:22 am

    siempre = con los informaticos….. pero me pregunto yo… antes de q pasara todo esto, PROBARON A REINICIAR???

    Responder

  2. […] Error “informático” en Wall Street [ alexrayon.wordpress.com ] […]

    Responder

  3. Posted by Tomas on mayo 20, 2010 at 2:42 pm

    Está claro que habría que regular de alguna manera el ‘trabajo’ que realizan estos traders. Y que la gente normal, viéramos transparentemente como operan estos individuos y las jugarretas que utilizan. Pero es una difícil tarea. Muy interesante Alex!!

    Responder

  4. @kiko: Jajajaja… otra típica sí… de hecho el otro día me pasó, que me llamó una amiga (Hola Esti) de la Facultad para que la ayudase con la conexión a Internet, y al final fue un simple Reset! Estos informáticos… ni idea🙂

    @Tomas: la regulación, o la hacemos todos los países-regiones u olvídate, ya que sino la gente se iría a donde no hay regulación, etc. Ánimo mañana con el examen de ESO🙂

    ¡Lamentable!

    Responder

  5. Por fin un poco de sensatez en este artículo que leo del New York Times de hoy:

    “Mr. Gensler noted that while human traders could react to an unusual event like the one that occurred on May 6, computers simply did what they were instructed to do, repeatedly. That, he added, was part of the problem on May 6.”

    http://www.nytimes.com/2010/05/21/business/21crash.html?src=twt&twt=nytimestech

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: