¿Llega el IVA a EEUU?

El IVA, Ese impuesto indirecto que todos los ciudadanos pagamos en muchos países, se ha convertido en un instrumento de discusión en la zona Euro para ver si subiéndolo se consigue salir de la crisis. Entiendo que el ministro de economía de un país utilice el IVA como instrumento de recuperación económica. Por ejemplo, si cogemos los Presupuestos Generales del Estado del 2010 aprobados en las Cortes de España hace pocos meses, se puede ver como los Impuestos Indirectos (donde el IVA supone más del 70% de los mismos) representan aproximadamente 40.736 millones de €, un tercio de los 124.397 millones de € que España, como estado, espera ingresar a lo largo del 2010.

Vamos, que una forma fácil de que España saque más dinero (un total de hasta 5.000 millones según las previsiones de la Ministra Arias Salgado), es subir el tipo reducido al 8% y el general al 18%, como está previsto para Julio de este año (no introdujo esta subida en Enero, como sí hizo con la eliminación de la deducción de los 400 € en el IRPF, para no ahogar la recuperación). El que grava los bienes de primera necesidad (el tipo superreducido) no se tocará. La última subida del IVA en España fue en el año 1995, cuando Pedro Solbes, eliminó el tipo incrementado del 28% que gravaba los productos de lujo, y subió un punto el tipo medio general (hasta el 16% que estará vigente hasta Julio), el reducido (7%) y el superreducido (4%).

La medida es arriesgada. El consumo ha caído en España bastante (hasta un 5% dicen algunos), y hay miedos sobre si la medida no ahogará más esta caída. Para poder evaluar la medida se deben tener en cuenta varios datos:

  • La inflación ahora mismo en España es bastante moderada (0,8%, Febrero del 2010), así que el IVA no supondría una fuerte subida de precios, ya que éstos están bastante contenidos ahora mismo.
  • Como contramedida a la subida del IVA, varias cadenas ya han anunciado que ellas mismas absorverán el IVA, dejando los precios finales igual que los actuales, pero reduciendo sus márgenes. Entre ellas, Inditex, Ikea, Carrefour sólo los subirá en los productos con márgenes muy bajos, etc.
  • En comparación con los hermanos europeos, España está actualmente situada a la cola en cuanto a las tasas impositivas que gravan el consumo. Actualmente sólo Chipre y Luxemburgo (con un 15%), tienen tipos generales inferiores, y lejos quedan las economías escandinavas, teniendo Suecia y Dinamarca un 25%. Con los nuevos tipos, España quedaría aún por debajo de Alemania (19%), Francia (19,6%), Italia (20%) o Portugal (20%).
  • Otras economías con importantes problemas, han hecho un movimiento similar al de España. Reino Unido ha recuperado el tipo general del 17,5%, después de bajarlo hasta el 15% en 2009 para reanimar el consumo, Letonia y Lituania, lo subieron a lo largo de 2009, y Grecia ha anunciado que lo elevará dos puntos, dentro de su plan de ajuste.
  • Sin embargo, los detractores argumentan que la última subida importante del IVA (en 1993, pasó del 12% al 15%), produjo no sólo una menor recaudación (bajo mucho el consumo durante la grave crisis del año 1993, donde el paro pasó del 16 al 24%), sino que además aumentó considerablmente el fraude (como se especula puede pasar ahora).

El panorama no es fácil. Muchos países entraron en la recesión con altas cargas fiscales, mal distribuidos y mal estructurados, por lo que la salida del túnel no es fácil (¿subir aún más los impuestos?).

El IVA, fue creado por Maurice Lauré en 1954 como un impuesto que se aplicaría sobre cada transacción de compra y venta, de manera que cada agente involucrado en la cadena de producción de un artículo, se encargaría de recaudar el IVA correspondiente y liquidarlo después frente al estado. Es considerado en la actualidad como el mejor instrumento de recaudación estatal jamás inventado.

En Europa estamos muy familiarizados con este impuesto, pero quizás resulte llamativo si os digo que EEUU no tiene este impuesto. Es la única de las sociedades desarrolladas que adolece de este impuesto (como hasta hace poco era también una sociedad sin unos derechos sanitarios públicos decentes). Y he decidido escribir sobre ello, porque Paul Volcker (el que está asesorando a Obama en la ansiada reforma financiera) ha sacado a debate que la introducción del IVA puede ser una de las soluciones al escandoloso déficit federal de EEUU ($1.500.000.000.000, 1.5 billones de dólares en escala europea o 1.5 trillones de dólares en escala americana) y a la escandalosa deuda pública ($12.000.000.000.000).

Los economistas americanos, dentro del debate sobre cómo aumentar los ingresos federales, creen que la introducción de este impuesto sería la mejor opción, frente a alternativas como subir los impuestos directos, como son el IRPF o el Impuesto de Sociedades (en EEUU, Income Tax o Corporate Tax). Y el debate, también se centra, en cómo introducir éste, el fondo y forma, ya que hay varias alternativas alrededor del mundo:

  • En Europa, los tipos varían de país a país, varía sobre qué productos se aplican qué tasas, varían las deducciones y exenciones en el pago de impuestos, etc. Esto ha producido situaciones curiosas como la del Reino Unido, cuando se tuvo que fijar qué talla de sujetador era la que fijaba el límite entre la de mujer y la de niña, ya que la ropa de niños tiene desgravaciones fiscales. En Europa, de media, el IVA supone prácticamente el 50% de la recaudación estatal.
  • En otras sociedades desarrolladas, como en Nueva Zelanda (donde el IVA supone el 25% de la recaudación del estado), para evitar estas situaciones, se aplica un tipo uniforme y general del 12.5% a todos los productos y servicios, con muy pocas excepciones. Algunos consideran esta situación justa, ya que por ejemplo mitiga problemas como el de España, ¿es justo que “sólo” se pague un 7% por una cena en un restaurante cuando es un capricho que uno se da ya que podría igualmente cenar en casa?

El debate ya está en la sociedad americana. Actualmente, los ingresos federales dependen en gran medida en los impuestos sobre la renta de las personas físicas. Algunos ya han puesto el grito en el cielo porque el IVA podría dificultar el consumo de los ciudadanos con menores ingresos. Para hacer frente a ello, los demócratas proponen eximir de IVA a artículos alimentarios o la gasolina, por ejemplo. Como no, los republicanos se oponen a esta medida (en general, como buenos neoliberales, se oponen a todo lo que tenga que ver con la palabra “impuesto”, como Bush, que rebajó el impuesto para las rentas superiores del 38,6 al 35%).

Al parecer gusta el estilo neozelandés, incluso se han hecho proyecciones que exponen como con un tipo homogéneo del 5% se lograría recaudar hasta 3 billones de dólares en el año 2019¿Conseguirá Obama introducir este impuesto que el resto de sociedades desarrolladas ya tienen?

One response to this post.

  1. Thanks to my father who stated to me concerning this weblog,
    this blog is in fact awesome.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: