El Coeficiente Gini o quién se lleva los caramelos en un país

En uno de mis últimos artículos hablé sobre el Índice Big Mac, bajo cuyo exótico nombre hacía referencia a cómo de sobrevaluada o devaluada estaba una moneda. Con ello, podríamos saber, en cierto modo, el nivel de poder adquisitivo que se tendría con unos determinados ingresos en un país en concreto.

En ese mismo artículo hablé sobre la Paridad de Poder Adquisitivo, la cuál nos permitía comparar de manera directa los niveles de vida de diferentes países. En función de este parámetro, la clasificación mundial del PIB per cápita ajustado en términos de PPA quedaría como sigue:

  • Luxemburgo: 78.559 $/año
  • Noruega: 58.141 $/año
  • Emiratos Árabes Unidos: 50.417 $/año
  • Singapur: 49.287 $/año
  • Brunei: 49.219 $/año
  • Estados Unidos: 46.715 $/año
  • Suecia: 37.383 $/año
  • Japón: 34.098 $/año
  • ..
  • España: 31.954 $/año

Ya veis que me he saltado unos cuantos en el ranking, y he anotado algunos países que servirán para lo que vengo a explicar ahora. Y es que este análisis del nivel de vida de un país en función del PIB per cápita ajustado por la paridad de poder adquisitivo es un tanto simplista. ¿Por qué? Porque en ningún momento estamos hablando sobre cómo está distribuida esa riqueza.

Me explico. Está muy bien que se exprese que de media un estadounidense gana 46.715 $/año, pero, como se indica, no es más que una media. Es decir, que puede que haya uno que gane 100.000 dólares al año, y puede haber otro que gane sólo 4.000 dólares al año. Esto no un símil, ya que ocurre en la realidad.

Es por ello, que creo interesante exponer en este artículo cómo saber lo bien o mal que está distribuida la riqueza de un país. Pero empecemos desde la base. ¿Qué es esto de tener bien distribuida o no una riqueza? Fácil: si tengo 100 caramelos y tengo 100 niños, estará bien distribuida la riqueza (los caramelos), si a cada niño le doy un caramelo. Pero, estará mal distribuida la riqueza (los caramelos), si hay que se lleva 10, otro se lleva 8, dejando a muchos niños sin caramelos.

Esto que en un símil queda bonito y entretenido, pero, por desgracia, en la vida real se da con la riqueza, es decir, con los dólares. ¿Cómo podemos saber lo bien o mal que está distribuida la riqueza en países como Brunei o Emirates Árabes Unidos por ejemplo? Y pongo estos ejemplos, porque al estar el país dirigido por monarquías absolutas (forma de gobierno donde uno o unos mandan, y los demás callan) y tener amplias reservas de petróleo, puede que por muy ricas que pudieran parecer, nos topemos con ingratas sorpresas.

Pero dejemos de suponer, y al grano. La distribución de la riqueza de un país suele medirse a partir de dos indicadores (siendo más puristas deberíamos decir que el segundo es un derivado del primero):

  • La curva de Lorenz: expresa la distribución relativa de una variable en un dominio determinado. Esta representación gráfica, para el ejemplo en cuestión, se modelaría siendo la variable los dólares y el dominio un país.
  • El Coeficiente Gini: es una medida estadística que se utiliza para estimar la desigualdad de los ingresos. En realidad, es un coeficiente que se obtiene como una razón de las áreas que se generan en la curva de Lorenz, de ahí que estén muy relacionados.

Permítanme que me quede con este último ya que me parece bastante sencillo de comprender. Simplificando, el valor del coeficiente Gini estará comprendido entre 0 y 1: cuanto más próximo a uno sea el coeficiente Gini, mayor será la concentración de riqueza (peor estarán distribuidos los caramelos entre niños o los dólares entre los ciudadanos), mientras que cuanto más próximo esté a cero, más equitativa será la distribución en el país (todos los niños tendrán su caramelo o los ciudadanos tendrá unas ganancias de dólares más parecida).

En general, los países desarrollados (también usualmente llamados ricos) presentan un Coeficiente de Gini comprendido entre 0,3 y 0,4, mientras que los países subdesarrollados (también, por desgracia, presentados como pobres) cuentan con un Coeficiente entre el 0,7 y 1.

Una vez dicho esto, expongamos la clasificación anterior pero en términos del Coeficiente Gini:

  • Luxemburgo: 0,26
  • Noruega: 0,28
  • Emiratos Árabes Unidos: 0,31
  • Singapur: 0,52
  • Brunei: N/D
  • Estados Unidos: 0,45
  • Suecia: 0,23
  • Japón: 0,38
  • ..
  • España: 0,32

Los datos los he sacado de esta clasificación y esta otra. En primer lugar, he de decir que me sorprende el dato para los Emiratos Árabes Unidos (de hecho, permítanme ser escéptico y no créemelo, y menos aún cuando apenas hay datos de referencia) y no me sorprende que no se conozca el dato para Brunei (las monarquías absolutas son anacrónicas).

¿Qué conclusiones podemos sacar de la clasificación anterior? Pues que no es oro todo lo que reluce, y para ejemplo, el coeficiente de EEUU (0,45) o el de Singapur (0,52). Estos serían los países donde unos pocos niños se llevarían todos los caramelos y muchos se quedarían sin él.

También he expuesto los coeficientes de Suecia o Noruega, ya que los países escandinavos siempre se han caracterizado por ser unas economías muy equitativas (Finlandia tiene un 0,26 y Dinamarca un 0,24), donde todos los ciudadanos gozan de una renta muy parecida, eliminando las posibilidades de aparición de injusticias sociales.

En la otra cara de la moneda tenemos los países africanos (Namibia presenta la economía más desequilibrada con un 0,7). Este hecho lo puedo asegurar en primera persona, ya que en EEUU estuve trabajando con bastantes congoleños que tenían dinero por castigo (basta con decir que muchos de ellos llevaban varios años estudiando en la universidad que trabajaba, que no era nada barata).

¿Cuál es la imagen que tenemos de la República Democrática del Congo? Si nos tornamos simplistas, explotación del coltán, pobreza, etc. ¿Cuál es la realidad entonces? Hay unos cuantos que tienen mucho dinero (especialmente concentrados en la capital Kinsasha), mientras que otros muchísimos se mueren de hambre.

La riqueza mundial se concentra básicamente en Norteamérica, Europa, los países ricos de Asia + países ricos de Oceanía (Australia básicamente). En su conjunto se estima tienen un 90% de la riqueza global. Siendo aún más específicos, del selecto grupo de ese 1% de los más ricos que suele hablar la revista Forbes en sus listados de los más ricos, el 37% se dice están en EEUU y el 27% en Japón.

Podrá ser una nación rica, pero si la riqueza está mal distribuida, la nación deja de ser tan pudiente. Es hora de reflexionar.

La mayor parte de la riqueza está concentrada en Norteamérica, Europa y los países de altos ingresos del área de Asia y el Pacífico -como Australia y Japón-, que en conjunto tienen el 90% de la riqueza global.

8 responses to this post.

  1. […] El coeficiente Gini o quién se lleva los caramelos en un país [ alexrayon.wordpress.com ] […]

    Responder

  2. […] Las reformas que el ex-primer ministro Junichiro Koizumi (Partido Liberal Democrático de Japón, de centro-derecha) entre 2001 y 2006 fueron muy pro-mercado (sobre todo la privatización del sistema de correos y sus cajas de ahorro y la flexibilización del mercado laboral), ampliando la brecha social en un país que siempre se había caracterizado por la equidad social (tal y como comenté en este artículo). […]

    Responder

  3. […] El índice Gini que mide la desigualdad de distribución de la riqueza en un país (del que ya hablé hace unos meses), se ha reducido del 0,58 al 0,54 actual (cuanto más cercano a 0, mejor distribuida está la […]

    Responder

  4. Hay un tema de la banda Ska-P llamado ‘0,7’ (en referencia a este Coeficiente) que hablan que lo ideal seria que el valor sea 0,7, no? …pero… según lo que leí, está mal… porque ellos toman el valor 1 como el perfecto… cuando en realidad es al reves, no?

    A ver quien me puede aclarar esta duda.

    Responder

  5. […] muchos ganan poco. Vamos, una distribución de Pareto elevada a infinito. En palabras de bar: que los caramelos se reparten muy mal en Israel. Me […]

    Responder

  6. […] También es cierto que desde que liberalizó su economía en 1990 (una vez que rompió con la “cinta roja” que regularizaba un amplio espectro de los negocios), ha crecido en términos macroeconómicos a ritmos agigantados. Actualmente su PIB crece en cifras que rondan las 2 cifras (entre el 8 y el 10%), pero, ¿está toda la India creciendo por igual? ¿o hay unos pocos que están llevándose la mayoría de los caramelos? […]

    Responder

    • Posted by Anónimo on julio 20, 2011 at 12:10 am

      para que haya crecimiento tiene que haber necesariamente desigualdad,pues el beneficio es lo que estimula la inversion,si el beneficio se repartiera nadie querria invertir y la economia caeria en la estanflaccion

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: