España, ¿qué te pasa?

España está de moda. Y no porque se haya ganado una Eurocopa o porque se haya conseguido un nuevo Premio Nobel (ya podía ser). Todo el mundo a lo largo de la esfera terrestre está opinando sobre España (en su pleno derecho claro), pero lo peor de todo, es que la mayoría son opiniones malas o previsiones cuando menos negativas. Así que, quizás va siendo hora de ordenar un poco las ideas y ver qué le pasa y qué podrá hacer España.

En realidad, me he equivocado en el primer párrafo, ya que he dicho que los Premios Nobel no eran noticia en España. Y es que sí que lo son, pero para mal, ya que varios Nobeles de economía han hablado sobre España. La economía española está en un momento bastante delicado, como constatan las siguientes opiniones que os paso a resumir:

  • Robert Lucas Jr., Nobel de Economía en 1995: “España ha decepcionado económicamente al mundo”.
  • Michael Spence, Nobel de Economía en 2001: “España ha despertado de un sueño con un fuerte dolor de cabeza y antes de que se le pase tendrá que esperar mucho tiempo“. Obviamente, el sueño es el boom inmobiliario, del que dice España tardará en recuperarse.
  • George Akerlof, Nobel de Economía en 2001: “Si se suben los impuestos, la población gasta más dinero y a la vez mantiene el mismo poder adquisitivo pero el gasto público adicional se obtiene de forma gratuita”, siendo él un defensor a ultranza de las bajadas de impuestos ante la crisis.
  • Edward Prescott, Nobel de Economía en 2004: “España no está en recesión, sino deprimida” y “Subir impuestos deprime la economía”. Además, hacía fuertes críticas al modelo de protección social tan largo que hay en España, mitigando en cierto modo la búsqueda activa de empleo.
  • Edmund Phelps, Nobel de Economía en 2006: “España debe flexibilizar su mercado laboral y caminar hacia el mercado libre”.
  • Eric Maskin, Nobel de Economía en 2007: “La subida de impuestos no es la solución” y “Hay que animar la demanda para reactivar la producción”.
  • Paul Krugman, Nobel de Economía en 2008: “España tendrá que recortar los sueldos y los precios”.

Cada Nobel de Economía citado anteriormente es de su padre y de su madre, sin embargo, las ideas que exponen sí que convergen a la vertiente Keynesiana (recuperar la economía a costa de un mayor gasto público, mayor intervención del Estado y una fuerte oposición a la subida de impuestos, ya que se podría ahogar el consumo). Es decir, que parece que la economía liberal tipo Hayekiana (menos intervención del estado, dejar al mercado menos ahogado), queda en un segundo plano sobre las recomendaciones que llegan desde fuera.

Esto de una grave crisis no es nuevo para la España reciente. En los últimos años del Gobierno de Felipe González (entre los años 1992 y 1993), el paro rozaba el 24,5% (lo de ahora va a parecer hasta leve, España estaba sumida en una grave crisis económica, pero en lugar del euro, España estaba dentro del Sistema Monetario Europeo y se regía por el componente principal de este sistema, los Mecanismos de Tipos de Cambio, con el que básicamente se intentó conseguir una estabilidad monetaria en algunos países de Europa a costa de mantener los tipos de cambio de las divisas controladas.

Vamos, que se podía actuar sobre la divisa de cada país, no como ocurre ahora. Es decir, dentro de unos límites, se podía devaluar la peseta (de hecho es lo que hizo hasta en 3 ocasiones). ¿Qué conseguía el ministro Carlos Solchaga devaluando la peseta? Fácil: con una peseta “barata”, los de fuera comprarían más a España, así que se aumentarían las exportaciones, y en consecuencia, la producción española. Ahora se entenderá mejor porqué en las últimas fechas se ha dicho eso de que con la peseta España tendría unas mejores perspectivas.

Pero España, ahora no puede devaluar la peseta, así que adiós a viejas ideas para salir de esta. Ahora se tiene una política monetaria común los 16 países que comparten la Zona Euro. Y claro, ante una moneda con alto valor (siempre en comparación frente a otras divisas), los países que más sufren la crisis son aquellos dónde más ha afectado la crisis inmobiliaria (Irlanda y España) y aquellos dónde la crisis financiera (aconsejo leer este artículo que escribí para saber qué es  esto de una crisis financiera) ha actuado con mayor dureza en los últimos años (España, Portugal, Irlanda y Grecia, los PIGS sí, qué simpática es la prensa a veces, sobre todo la británica).

De todas formas, ahora todo el mundo se acuerda de la peseta, pero tiempo atrás nadie lo hacía, cuando la fortaleza de la moneda europea favorecía a España claramente, no sólo por la estabilidad económica, sino también por lo baratas que hacía algunas importaciones el tener un euro fuerte.

En palabras para todos los públicos, lo que para muchos era Qué bien que el euro ahora esté más alto que el dólar, más ropa y perfumes me podré comprar en New York” para España era Qué bien, más barato podré importar, y sobre todo me vendrá bien para comprar el petróleo, ya que todavía dependo casi en el 80% del exterior” (algún día habrá que hablar sobre las energías renovables). Además, dado que España exporta casi el 70% de su producción dentro de la Unión Europea, el euro también le ha ayudado durante estos años a los intercambios comerciales.

Así que  la realidad es que la décima economía del mundo está mal. Tan mal, que tanto Krugman como Roubini (ese visionario que predijo la crisis y ahora todo el mundo se cree toda palabra que suelta, así que cuidado con lo que sea lea sobre él) han afirmado que la mayor dificultad de la Eurozona será España y no Grecia.

Parece entonces que habrá que hacer reformas estructurales. ¿Cómo? ¿Qué es esto de “estructural“? No serán reformas coyunturales del momento para salir del paso, sino reformas importantes a nivel del sistema, desde su base. Que es precisamente lo que últimamente se está leyendo y paso a recapitular a continuación:

  • Reducción de los costes laborales: ¿me tengo que bajar el sueldo sabiendo que estamos por debajo de la media de la Unión Europea? Pues sí. No es que tengamos que bajarnos los sueldos estando aún estando debajo de la media, sino que es que quizás el resto de los países sí que tengan los sueldos ajustados a su PIB, pero España no lo tiene.
    Y este es un punto clave. Como dijo Paul Krugman en su más que recomendable artículo “Anatomía del Amalgama Europeo”, el problema de España radica en el alto valor de su deflactor de PIB. Explicado en cristiano, el deflactor es indicador más coherente para conocer la evolución de los precios. Cuanto más alto, más habrán subido los precios sin el crecimiento proporcional correspondiente del PIB (la riqueza del país).
    Y claro, precios medido no sólo en términos del valor de los productos, sino también de los costes salariales.

    • He leído alguna propuesta para reducir la cuota empresarial a la Seguridad Social y substituirla por un aumento del IVA. Es decir, ya que una bajada de los salarios es difícil conseguir a nivel colectivo, aunque sea conseguir que las empresas paguen menos por sus trabajadores. Me parece que puede funcionar en una economía y sobre todo, en una sociedad como la danesa (allí también hay menos prestaciones sociales que en España), pero en España lo veo difícil.
    • ¿Quizás la ansiada reforma laboral (ya veremos cómo acaba eso del contrato único)?
  • En relación a lo anterior, se está diciendo últimamente que España tiene que ganar en competitividad. España tiene una falta de valor añadido importante, lo que hace que la convierte en una economía más sensible al valor del Euro. Explicado para todos los públicos, España tiene que:
    • O ser más productivos (producir más siendo los mismos). ¿Complejo no? ¿Quizás invirtiendo más en nueva maquinaria o nueva I+D+i que convierta España en una sociedad del conocimiento más productiva? ¿Reformar de una vez por todas el sistema Financiero?
    • O invertir en I+D+i (o 3I+D como dice Patxi López, en alusión a la internacionalización :-)). ¿Seguiremos con una inversión del 1,3% del PIB muy por debajo de la media europea del 1,75%?
      • Quizás es buen momento para que nos enteremos por fin de qué se dice explícitamente en la Ley de Economía Sostenible, porque yo sigo viéndola como un conjunto de buenas ideas sin aplicación instantánea para salir de esta. ¿Un nuevo modelo energético quizás? ¿Implantación de una vez por todas de la Directiva de Servicios? ¿Mejora en Educación? Es decir, mejora de la cantidad y de la calidad a que se dedique la I+D+i de este país.
    • O reducir los salarios. Quizás España se tenga que dar cuenta que salvo en algún sector (banca, energías renovables y algo de infraestructuras/construcción), ya no compite a nivel de Alemania, Reino Unido o Estados Unidos, por ejemplo. Quizás haya que adaptarse a los salarios de lo que se considere como competencia en estos momentos. ¿Quizás una reforma austera para las Administraciones?
      • Mejor aún, sustituyamos las “o” por “y”, y hagamos todo ello junto.

Muchas cartas encima de la mesa, pero creo que todas complementarias. Hace falta que España se dé cuenta que en estos momentos no se encuentra en posición de competir con las grandes potencias mundiales, por lo que es el momento de apretarse el cinturón, y tratar de recuperar lo que fue hace no mucho tiempo atrás.

4 responses to this post.

  1. […] España, ¿qué te pasa? [ alexrayon.wordpress.com ] […]

    Responder

  2. La verdad es que la crisis está afectando a algunos sectores más que a otros. Gracias a Dios el mundo de la moda en que trabajamos no se ha visto tan afectado.

    Responder

  3. @Bijou: Ayer vi un reportaje en el que se explicaba como en Italia (donde la moda deduzo tendrá uno de sus centros de negocio más importante) uno de los primeros sectores de actividad iba a ser la moda.

    En cierto modo me resultó paradójico, ya que pensaba que quizás la gente con la crisis habría renunciado a algunos lujos. Pero ya veo que no, así que quizás la moda no sea un lujo, y sea yo el equivocado al considerarlo como tal.

    Responder

  4. […] Dándole vueltas a los problemas de España Acabo de leer un artículo de uno de mis columnistas preferidos, y me ha parecido interesante escribir un artículo sobre alguna de las cuestiones que comenta porque es un tema que he visto en clase con los alumnos en los últimos días. El artículo de Juan Carlos habla sobre la falta de competitividad en España, tema del que hablé en uno de mis últimos artículos también. […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: